Archivos Mensuales: octubre 2014

Alegato a un periodista que me reclama objetividad

marcha 1

  Alfonso Porres

Hace un par de días, un amigo periodista me recriminaba de alguna manera la forma “panfletera” en que le planteaba lo que está sucediendo en San Juan Sacatepéquez. Me imagino que me llamaba “panfletero” porque reproducía las palabras que las comunidades usan en sus reclamos: “gobierno corrupto”, “vende patrias”, “explotadores” y demás perlas.

De alguna manera me reclamaba mi falta de inmersión e investigación sobre los acontecimientos, como base para hacer un periodismo objetivo. En realidad, mi “mala formación” viene de la antropología, una herramienta que relativiza la moralidad cristiana, la forma en que se genera el pensamiento, las culturas, las leyes, las instituciones, los sistemas políticos, económicos y hasta el mismo “periodismo objetivo”.

La antropología puede ser una herramienta que cuestione la objetividad y la manera en que una persona genera la información: con sesgo cultural, con sesgos temporales, con interpretaciones individuales y ligadas a una línea editorial de un grupo de interés específico.

Por otro lado, cuando me planteó lo objetivo de la investigación y la necesidad de profundidad, pensé en qué validez pueden tener estos elementos ¿Será que descubrir las modalidades de la miseria humana necesita de herramientas de constatación, de materiales escritos, de pruebas gráficas? ¿En función de qué y para qué se necesita ese material? ¿Habrá con ello un cambio en la humanidad, en los movimientos sociales? ¿Habrá menos guerras, menos muertos? ¿Menos manipulación mediática?

Traigo esto a colación porque pareciera que el periodismo objetivo sí generaría un cambio en el pensamiento humano.

Lo cotidiano de este país, con mi percepción panfletera de las cosas, me dicta que no se puede esperar que unos políticos corruptos que se hacen diputados, hagan leyes ecuánimes y sabias; ni que esas leyes hechas por unos corruptos sean la justificación de un estado de derecho chueco. Unos jueces bastante limitaditos hacen cumplir leyes de políticos corruptos que a la vez hacen leyes malas para encarcelar a personas en centros de detención manejados por mafias

De qué hablamos, ¿de que hay que hilar fino? ¿para encontrar qué? si esta sociedad es tan burda que se resbala en su propio vomito todos los días.

Anuncios

San Juan Sacatepéquez: Criminalización de la lucha de las mujeres Kaqchikeles

IMG-20141029-WA0009

Cobertura Colaborativa: Prensa Comunitaria y Prensa Opal.

A las 7:30 horas en el lote 226 B fue detenida doña Bárbara Díaz Surin, ella es maya Kaqchikel, ella vive en la comunidad Cruz Blanca en San Juan Sacatepéquez. Ella está siendo criminalizada por oponerse a la construcción de la planta cementera San Gabriel en su municipio, por considerar que atenta contra la vida.

Es importante mencionar que está detención no responde a lo sucedido en la comunidad Los Pajoques los días 19 y 20 de septiembre, se le acusa de asesinato en relación a hechos sucedidos meses atrás, su detención es evidentemente política por ser ella la  autoridad comunitaria de Cruz Blanca  y  quién asume la representación de ésta en espacios públicos.

La detención fue realizada en la aldea Cruz Blanca cuando ella se dirigía a su negocio en la comunidad Pilar I, mientras ella iba a dejar desayuno a un trabajador en su terreno, iba acompañada de su pequeña hija de 9 años de edad.

La detención la realizaron un aproximado de 40 agentes de la PNC, ella narró que solamente vio a un mujer policía dentro del grupo, los agentes policiacos utilizaron la violencia para detenerla, en la piel de sus brazos son evidentes varios moretones provocados por los policías.

Doña Bárbara es autoridad comunitaria, desde hace años es presidenta del Consejo Comunitario de Desarrollo COCODE.

El ambiente dentro de la cárcel es terrible, ella está sola como mujer en una cerceleta rodeada por hombres que la acosan y violentan. Ella está recibiendo agresiones verbales en éste momento, además el equipo de mujeres corresponsales que ingresaron a la carceleta para verificar las condiciones de doña Bárbara fueron acosadas sexualmente por los hombres dentro de la cárcel.

Ella pide que oren por su situación, además expresó estar contenta de que la apoyen, ante la pregunta: ¿Por qué cree que la detuvieron? doña Bárbara respondió “por defender la vida de mis hijos, es fue el motivo que cometí”.

 

La policía realizó la detención sin darle a conocer el motivo de la detención. Fue hasta que ella fuera ingresada al Juzgado en Mixco que le indicaron que había sido detenida por asesinato.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

San Juan Sacatepéquez: agentes de la PNC detienen a una comunitaria

Doña Bárbara Díaz Surin salió temprano de su casa en la comunidad Cruz Blanca en San Juan Sacatepéquez, ella viajó a la comunidad Pilar I en donde tiene una tienda. Mientras ella abría su tienda a las 7:30 de la mañana en la comunidad fue detenida por agentes de la PNC éste 29 de octubre 2014.

Esta detención se da precisamente luego de una marcha multitudinaria de las mujeres maya Kaqchikel de las Doce Comunidades de San Juan Sacatepéquez. Miles de mujeres salieron desde sus comunidades el viernes 24 de octubre para denunciar públicamente más de un mil casos de violaciones a los derechos humanos que han sufrido en mes y medio de Estado de Prevención.

Las mujeres Kaqchikeles señalaron a agentes de la PNC, DEINC y ejercito como responsables de múltiples violaciones a los derechos humanos de las mujeres y niñez.

Además representantes de las Doce Comunidades Kaqchikeles denunciaron que agentes de la PNC destrozaron parte de las instalaciones de la Alcaldía Auxiliar de la comunidad Los Pajoques.

Las comunidades denuncian que existe una fuerte movilización de fuerzas policiales incluidas fuerza antimotines que se dirige a la comunidad Cruz Blanca.

¿Por qué El Vaticano reúne a “los movimientos populares” del mundo?

10746592_4726324852062_1322795084_o

Foto: sacada de La Hora – Agencia AP

Ollantay Itzamná

El Encuentro Mundial de Movimientos Populares con el Papa Francisco I, organizado por El Vaticano (mediante el Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, en coordinación con la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales), en Roma, los días 27 al 29 de octubre del presente año, genera expectativas y celebraciones espontáneas en la parte occidental del planeta.

En su discurso de saludo, el Papa acogió a representantes de las diferentes organizaciones sociales, en los siguientes términos: “Este encuentro de Movimientos Populares es un signo, es un gran signo. Vinieron a poner en presencia de Dios, de la Iglesia (…), una realidad muchas veces silenciada.” Además, reiteró los tres temas centrales que motivan al Vaticano a reunirse con los movimientos populares: El acaparamiento inmoral de tierras por unos pocos, creciente población mundial sin techo, y la población (en especial juvenil) desempleada. “El mundo se ha olvidado de Dios que es Padre. Se ha vuelto huérfano, (….)”, concluyo su discurso el Papa ante un auditorio emotivo. Denunció la depredación del planeta, la explotación laboral y la especulación financiera.

El mensaje está por demás claro. En un sistema-mundo-occidental-cristiano en múltiples crisis simultaneas se debe intentar todo. La crisis de sentido genera un desbande caótico en el redil. Se fueron los obreros, luego las mujeres, nos salimos las y los indígenas en la medida que fuimos despertando, y finalmente el resto de los actuales movimientos sociales e indígenas. Así como las teologías de la liberación fueron distractivos para contener la estampida obrera campesina, así también lo fue la insipiente y disciplinada Teología India o Negra, para nosotros indígenas y negros.

Desde la perspectiva del Vaticano, dicho Encuentro Mundial es estratégico, no sólo para devolver “al redil a las ovejas descarriadas”, sino para intentar sensibilizar en la virtud de la obediencia al Padre y en la virtud de la mesura a los “descabritados” movimientos populares que casi ya le ponen en jaque al suicida sistema-mundo-occidental-cristiano en crisis. El capitalismo necesitó y subsistió gracias a sus agentes-misioneros cristianos. La primera, segunda y la tercera (actual) colonización del mundo requirió y requiere de doctrineros que amansaron la rebeldía de nuestros ancestros en defensa de sus bienes y territorios. Éstos agentes religiosos invadieron hasta la conciencia de nuestros ancestros, y los domesticaron. Sólo así pudieron vencernos, pero jamás nos derrotaron.

Francisco I denuncia el acaparamiento de tierras, la idolatrización del dinero, la destrucción del planeta, etc. La pregunta básica es: ¿Acaso no fue el Papa Alejandro VI, mediante la Bula Papal Inter Caetera (1493), quien dio origen al saqueo y al acaparamiento de las tierras en nuestra  Abya Yala? ¿Acaso no es la Iglesia Católica, en la actualidad, una de las principales acaparadoras de predios rurales y urbanos? En Los Andes, hasta los santos/as tienen tierras agrícolas fértiles, bajo propiedad eclesial. Mientras indígenas y campesinos sobremorimos sin tierra. Está demás decir que los primeros misioneros llegaron casi desnudos a Abya Yala. Aquí, la Iglesia Católica se enriqueció con los bienes y el trabajo mortal de nuestros ancestros. Lo mínimo que esperamos en este Encuentro Mundial es que Francisco I devuelva las tierras y bienes que acapara la Iglesia Católica a sus legítimos dueños.

En estos y otros territorio, nosotros no conocíamos el dinero. Nuestros abuelos mediaban su felicidad con el intercambio de bienes y servicios. El dinero vino con el cristianismo. El dólar del cristiano Imperio norteamericano lleva inscrita la invocación de “Confiamos en Dios”. A los movimientos sociales e indígenas no nos tienen que predicar sobre esta u otra idolatría. Si Francisco y sus seguidores se quejan del Dólar (Dios), entonces, que cierren el corrupto banco del Vaticano (Instituto para las Obras de Religión), y que distribuyan ese dinero a sus históricos y postergados “prestadores”, los pueblos indígenas y campesinos.

Tampoco el Papa debería predicarnos sobre la crisis ecológica. Eso no lo generamos nosotros. El origen de la depredación y saqueo de la Madre Tierra tiene como una de sus causas filosóficas a la misma doctrina cristiana. “Multiplicaos y someted a la tierra (…)” nos dice el libro de Génesis, cap. 1. En otros lugares de la Biblia nos habla de: “Maldita la tierra…” Nos predicaron y predican que lo sagrado es el lejano cielo desconocido. Según ellos, el único Dios desconocido habita allá arriba. Nos fustigaron de idólatras, y nos persiguieron a muerte cuando con reverencia venerábamos a nuestra Madre Tierra.  La modernidad ecosida tiene como a uno de sus raíces filosóficas al judeocristianismo. En el mundo occidental monoteísta, así como el hombre tiene que someterse al único Dios, así tiene que someterse la tierra al hombre (única imagen y semejanza de Dios).

El Papa nos predica denuncias discursivas en contra del perverso capitalismo. El capitalismo también tiene impronta cristiana. Allí está las actuales teologías de la prosperidad en boga que explica mucho de ello. Allí está la clásica obra de Max Weber, titulada: La ética protestante y el espíritu del capitalismo (1905). Es más, ayer y hoy, todos los agentes del sistema capitalista sufren crisis financiera, menos la Iglesia Católica (ni las otras iglesias), ni las principales corporaciones financieras. ¿Por qué será? Lo mejor que puede hacer la Jerarquía católica, si de verdad denuncia y renuncia al sistema capitalista, es volver a las auténticas enseñanzas del nómada nazareno crucificado. Dicen que ese compa tenía sólo una túnica, y predicaba con el ejemplo.

El Encuentro Mundial de los Movimientos Populares con Francisco I tiene su objetivo: Devolver al Padre a los hijos descarriados, y desmovilizar (domesticar) a los disgustados sujetos colectivos emergentes que desestabilizan al sistema-mundo-occidental-cristiano en crisis. Pero, la verdad es que hace más de 5 siglos atrás nos dijeron lo mismo. Nos bautizaron, “aceptamos” a su Dios, y nos quitaron todo.

Yo vivo en un país donde hay más iglesias que niños felices. Más biblias, sacerdotes y pastores que escuelas, textos escolares y profesores. Sin embargo, éste es uno de los países más violentos, desiguales y empobrecidos del Continente. Su gobernante actual es predicador de la Biblia, amigo de Francisco I, e íntimo del Cardenal Oscar Rodríguez. Pero, es uno de los gobernantes más corruptos e insensibles que conozco. Por esto, y por lo que le hicieron a mis ancestros y a mi pueblo, me resisto volver al redil.

GUATEMALA: LA PRIVATIZACIÓN DEL DERECHO A LA ENERGÍA ELÉCTRICA

Fotografía de Nelton Rivera

Fotografía de Nelton Rivera

IMPACTOS SOCIOECONÓMICOS Y CONVULSIÓN SOCIAL CRECIENTE

Por Ollantay Itzamná

El Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), en coedición con entidades ciberactoras como rebelion.org, otramerica.com, servindi.org, colarebo.wordpress.com, ccoo-euskadi.net, comunitariapress.wordpress.com, la CNOC, y las editoriales Cholsamaj y Dyscolo, publicó y socializa un resumen de la investigación participativa titulada: La privatización del derecho a la energía eléctrica. Impactos socioeconómicos y convulsión social creciente.

Dicha investigación es una aproximación cuanticualitativa a los impactos socioeconómicos generados por el proceso de la privatización del subsector de la energía eléctrica en el área rural de Guatemala, en base a información recabada, en un período de dos años, en 652 comunidades indígenas y campesinas, distribuidas en 111 municipios, en 19 de los 22 departamentos del país.

A finales de la década de 1990, las corporaciones españolas IBERDROLA y UNIÓN FENOSA se adjudicaron el monopolio de la distribución de la energía eléctrica en todo el país, por 50 años, por un valor total de 620 millones de dólares. En 2010 y 2011, ambas empresas revendieron dicho negocio a la Empresa Pública de Medellín y a ENERGUATE (filial de la corporación británica ACTIS), respectivamente, nada menos que en un monto total de 1,069 millones de dólares. ¡Sólo por el acto de la reventa de dicho negocio aquellas empresas se llevaron más de 400 millones de dólares! “Nadie sabe cuánto invirtieron, ni cuánto ganaron en esos diez años las dos españolas”, indica la investigación.

En la segunda mitad de la década de los 90, el argumento neoliberal para desbaratar el monopolio público del subsector de la energía eléctrica fue: A mayor inversión privada, mayor la producción de energía eléctrica. A mayor producción de la energía eléctrica, menor el precio del kW/hr para el usuario final. Además, se prometió la electrificación total del país, modernizar y mejorar la calidad del servicio en la distribución de la energía eléctrica, y superar las pérdidas de la energía en la red de distribución.

A casi dos décadas de aquellas promesas, la mencionada investigación muestra que: “Actualmente, en Guatemala, se produce más energía eléctrica que en la década de los 90. El país tiene el segundo mercado de energía eléctrica más grande de Centro América. Pero, el precio del kW/hr de la energía subió en 212.9% en comparación a 1997.” Según la investigación, respaldada en datos estadísticos publicados por la CEPAL en 2012, Guatemala es el país con la energía eléctrica más cara de toda Centro América. Una de las más caras de toda América Latina. En países como Argentina, Suriname, Venezuela y Perú, el precio del kW/hr de electricidad decreció.

En Guatemala, más del 80% de usuarios/as en el área rural pagan, por factura mensual de electricidad, el equivalente hasta del 21% del salario mínimo establecido en el país. Comunidades rurales enteras, que no cuentan con el servicio del alumbrado público, pagan hasta el equivalente a 12.00 dólares mensuales por concepto de dicho servicio inexistente. En las ciudades las y los usuarios no pagan más del equivalente promedio a 5.00 dólares mensuales.

Para el 2011, cerca de medio millón de viviendas continuaban en tinieblas (15% de las viviendas del país). Si para 1997 se perdía el 14% de la energía en el país, para el 2011 las pérdidas no bajaban del 12% del total de la producción. La investigación también señala que el 94% de usuarios rurales indica que empeoró la calidad del servicio de la energía eléctrica.

La investigación concluye que los impactos socioeconómicos de la privatización de este subsector no sólo evidencian la mercantilización del derecho a la energía eléctrica, sino también la renuncia del Estado de Guatemala a su estratégica soberanía energética. Además, los abusos evidenciados en el área rural, por parte de la empresa distribuidora, indican la “naturalización” del racismo ya institucionalizado en el país. En el área rural, se imprimen y distribuyen arbitrarias facturas de electricidad bajo la premisa de: “El indio bruto y analfabeto, paga callado”.

En uno de sus capítulos cortos, dicho trabajo indica que el marco normativo del sector, lejos de garantizar los derechos de usuarios, protege los intereses de las empresas privadas distribuidoras al asignarles las funciones de juez y parte en la evaluación y resolución de conflictos con usuarios. Situación que generó y genera la creciente convulsión social, por momentos violenta, al no encontrar vías jurídicas de solución.

Entre 2012 y lo que va del 2014, la investigación indica nombres y apellidos de 17 usuarios/dirigentes inconformes, organizados en resistencia, asesinados. La gran mayoría de ellos/as por la represión policial-militar en protestas sociales. Se encarcelaron 97 usuarios inconformes en resistencia, pero ninguno de ellos tiene sentencia judicial. El Gobierno y ENERGUATE-ACTIS acusan de ladrones y delincuentes a usuarios organizados en resistencia. Incluso crearon una Fiscalía Especial contra el Hurto de Energía Eléctrica. Pero, no existe un solo encarcelado por el delito de hurto de fluido en el país.

No cabe duda. Esta investigación, la primera en esta materia en el país, coloca al Gobierno y a los agentes neoliberales entre la falacia y la verdad. Hasta ahora, opinadores prejuiciosos, desde los medios corporativos, fustigaban, insultaban, a indígenas y campesinos en resistencia por el derecho a la energía eléctrica, en base a creencias atávicas y desprestigios divulgados por los misioneros neoliberales. Ahora, Guatemala cuenta con un documento inicial para debatir y atreverse a resolver el conflictivo servicio de la distribución de la energía eléctrica que ensangrienta aún más a este país de raíces milenarias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.