Archivos diarios: 26 marzo, 2015

COMUNICADO DE PRENSA – RADIO COMUNITARIA SNUQ´ JOLOM KONOB’

"COMUNICADO DE PRENSA</p><br />
<p>La Junta directiva y Comunicadores Sociales de la RADIO COMUNITARIA SNUQ´ JOLOM KONOB’ de Santa Eulalia, Huehuetenango.</p><br />
<p>Ante la detención de los fundadores de este medio de comunicación y líderes comunitarios, Rigoberto Juárez y Domingo Baltazar en la zona 1 de la ciudad de Guatemala, tras denunciar a las autoridades municipales en horas de la mañana por las agresiones que sufrieron comunitarios, comunicadores sociales de la radio y periodistas nacionales e internacionales el pasado jueves 19 de marzo en el municipio de Santa Eulalia departamento de Huehuetenango, en el intento de la reapertura de la Radio Comunitaria Snuq´ Jolom Konob´ que fue cerrada de manera arbitraria por órdenes del alcalde municipal Diego Marcos Pedro desde el 20 enero; no fue posible por oposición de simpatizantes y trabajadores de la municipalidad.</p><br />
<p>A la opinión pública nacional e internacional,</p><br />
<p>DENUNCIAMOS</p><br />
<p>• Que los elementos de la Policía Nacional Civil PNC que detuvieron a los líderes comunitarios, no llevaban una orden de un juez competente.</p><br />
<p>• Que el abogado Ricardo Cajas quien se encontraba con Juárez y Baltazar, fue agredido físicamente por los elementos de la PNC, cuando él, les pidió que se identificaran y mostraran una orden de detención.</p><br />
<p>DEMANDAMOS</p><br />
<p>• La inmediata liberación de estas personas, dado que su detención fue ilegal sin el debido proceso.</p><br />
<p>• Responsabilizamos al Estado de Guatemala sobre cualquier atentado a la integridad física de los representantes comunitarios.</p><br />
<p>• El cese de la criminalización y persecución contra líderes comunitarios que defienden la vida y el territorio.</p><br />
<p>¡A más represión más lucha!</p><br />
<p>Santa Eulalia, Huehuetenango, 24 de marzo de 2015"

La Junta directiva y Comunicadores Sociales de la RADIO COMUNITARIA SNUQ´ JOLOM KONOB’ de Santa Eulalia, Huehuetenango.

Ante la detención de los fundadores de este medio de comunicación y líderes comunitarios, Rigoberto Juárez y Domingo Baltazar en la zona 1 de la ciudad de Guatemala, tras denunciar a las autoridades municipales en horas de la mañana por las agresiones que sufrieron comunitarios, comunicadores sociales de la radio y periodistas nacionales e internacionales el pasado jueves 19 de marzo en el municipio de Santa Eulalia departamento de Huehuetenango, en el intento de la reapertura de la Radio Comunitaria Snuq´ Jolom Konob´ que fue cerrada de manera arbitraria por órdenes del alcalde municipal Diego Marcos Pedro desde el 20 enero; no fue posible por oposición de simpatizantes y trabajadores de la municipalidad.

A la opinión pública nacional e internacional,

DENUNCIAMOS

• Que los elementos de la Policía Nacional Civil PNC que detuvieron a los líderes comunitarios, no llevaban una orden de un juez competente.

• Que el abogado Ricardo Cajas quien se encontraba con Juárez y Baltazar, fue agredido físicamente por los elementos de la PNC, cuando él, les pidió que se identificaran y mostraran una orden de detención.

DEMANDAMOS

• La inmediata liberación de estas personas, dado que su detención fue ilegal sin el debido proceso.

• Responsabilizamos al Estado de Guatemala sobre cualquier atentado a la integridad física de los representantes comunitarios.

• El cese de la criminalización y persecución contra líderes comunitarios que defienden la vida y el territorio.

¡A más represión más lucha!

Santa Eulalia, Huehuetenango, 24 de marzo de 2015

Persecución penal para quien piensa diferente

rigorejas

 Por Quimy de León

Don Domingo Baltazar y don Rigoberto Juárez están detenidos injustamente, ellos son autoridades ancestrales de sus respectivos pueblos, de su pueblo q´anjob´al.

Cada vez es más frecuente enterarse a través de los medios de comunicación que se persigue y se encarcela injustamente a las personas que defienden sus derechos. Esto no es para nada nuevo, se ha utilizado como recurso para infundir temor a organizarse y para limitar la libertad de pensar, opinar y movilizarse de quienes están convencidos de que algo es injusto o para pedir el cumplimento de las obligaciones del Estado.

Esto es evidentemente una forma de represión estatal en defensa de un proyecto político, económico y social que termina por reprimir a la población que se niega a la construcción de un megaproyecto, la defensa de un bosque, una montaña o un río, el rechazo al alza de los precios de la energía eléctrica o de la canasta básica o simplemente expresar las ideas propias, por pensar pues.

Una de las formas de represión de las que hablo es la criminalización y judicialización. Esto quiere decir que se estigmatiza, se acusa, se persigue penalmente y se encarcela a quienes simplemente se oponen a estos proyectos, por considerarlos nocivos para la vida. Muchas veces la criminalización se hace en contra de dirigentes sociales, otras veces no. El mensaje para ambos casos es el mismo: “que nadie se atreva a seguir organizándose, a pensar, opinar y defender lo propio”. Quiero rescatar que esto ha sido ampliamente denunciado por las comunidades, por organizaciones sociales, columnistas y analistas, quienes han tratado de evidenciar no solamente la estrategia sino lo que está de fondo, lo que se mueve detrás y a quienes la impulsan.

Con estas estrategias se persigue defender los intereses económicos de las élites, de finqueros, empresarios entre otros, también profundizar el proyecto militar de control y miedo para controlar el territorio por medio del saqueo y el despojo. Y finalmente controlar, neutralizar y desarticular la lucha de resistencia comunitaria por la defensa del territorio, el descontento social, la disputa de ideas, el trabajo periodístico e intelectual, la justicia, la memoria histórica y el de defensa de los derechos humanos.

El mono que no quería críticas

MONO MALO

Había una vez un mono que hacía muchas cosas tontas y  al que no le gustaba que le dijeran las verdades. Entonces le tapaba la boca con una mano a sus críticos, entre ellos loros, hienas, búhos y el león; con la otra intentaba taparse los oídos para no escuchar las críticas, desde luego logrando esto a medias tapando solo uno de sus oídos. El mono estaba acostumbrado a pegar y a morder a los que le criticaban, hasta que una vez empezó a criticarlo el león a quien tenia mucho miedo y respeto, y contra quien no podía hacer mucho.

Pero mientras le tapaba la boca a sus adversarios pequeños y se tapaba una oreja, el león empezó a criticarlo  y como tenía sus manos ocupadas en una de sus orejas y en la boca de sus críticos pequeños, se olvido de tapar su boca por lo menos con una de sus patas, y entonces empezó a gritarle con furia al león, olvidándose por un instante de tenerle miedo y respeto.

Hacía rato que el león no cambiaba su dieta de cebras, elefantes y jabalíes. Fue muy fácil para el práctico rey de los cazadores comerse la cabeza del primate, acabando así con los molestos y estridentes ruidos que el mono hacía. Siempre habrá una manera de volarle la cabeza a los que te tapan la boca y se tapan los oídos para no escuchar criticas.

Por: Luis Ramírez.

Rigoberto Juárez: “Nos hemos dedicado a defender el agua, la vida, el aire, las plantas”

Martes 24 de marzo de 2015. En la tarde Rigoberto Juárez Mateo y Domingo Baltazar fueron detenidos de forma arbitraria. Ambos son representantes del Gobierno Plurinacional de la Nación Q’anjob’al, Chuj, Akateka, Popti y Mestiza de 16 municipios de Huehuetenango.

Son criminalizados por defender el territorio y el agua. En el momento de la detención realizada por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), no se les mostró una orden de juez competente, incluso golpearon al abogado Ricardo Cajas quien pasaba por el lugar y quiso saber qué estaba ocurriendo al verlos rodeados de agentes policiales.  Desde ese día permanecen en las carceletas que se encuentran en Torre de Tribunales, esperando ser escuchados por un juez. Son ya 24 horas las que han transcurrido y no está programada aún la audiencia de primera declaración, aún no está claro si los trasladarán para ser escuchados por un juez en Huehuetenango.

Rigoberto al ser entrevistado horas después de su detención dijo su postura acerca de la misma:

“Cómo hemos dicho una y otra vez, somos defensores de Derechos Humanos, nos hemos dedicado a defender nuestra madre naturaleza, defender el agua, la vida, el aire, defender las plantas, eso es a lo que nos hemos dedicado.

Sabemos que hay intereses fuertes adentro de nuestro territorio, intereses de extraer los metales que están debajo de nuestro territorio, hay interés de apropiarse de las aguas de nuestros ríos, que celosamente los han cuidado nuestros abuelos por muchos miles de años, y nos niegan esa posibilidad de cuidarlos.

Si para el Estado, si para el sistema de justicia oficial eso es un delito, a donde tiene uno que acudir, a mi me preocupa enormemente porque el 20 de enero de este año, fueron baleadas dos líderes comunitarios, dos defensores de Derechos Humanos por el Alcalde Municipal de Santa Eulalia, toda la gente se dio cuenta, incluso agentes de la Policía Nacional Civil fueron testigos.

Hoy el alcalde anda libre, incluso el día 19 de marzo el alcalde mismo también amenazo a los medios de comunicación comunitarios que presenciaron esa actividad y uno se pregunta, han sido detenidos.

Nosotros en la práctica no hemos hecho absolutamente nada que lesione la ley o las leyes, para nosotros más que la defensa del territorio, la defensa del agua y la defensa de la vida. Hoy salen con que hay órdenes de captura en contra de nosotros.”