Archivos diarios: 4 marzo, 2015

¡Octava alta, siempre!

DSC_0276 copy

Partido de futbol de estudiantes de Escuela de Ciencia y Tecnología de Actividad Física y el Deporte. Campus Central, Universidad de San Carlos de Guatemala. 25 de febrero de 2015.

Por: Jonatan Rodas

El título con que se abre esta nota es un epígrafe escrito en un libro sobre Silvio Rodríguez titulado Que levante la mano la guitarra, de Víctor Casaus y Luis Rogelio Nogueras. La octava alta, como su nombre lo indica es la repetición de una nota en un tono más alto que el inicial. En el caso de la escala de Do, se trataría de un Do más agudo que el anterior, un Do con una elevación mayor de voz. Quizás se allí donde esté la clave del epígrafe. Octava alta, siempre supone levantar la voz. Decir algo y decirlo en con las tonalidades que hacen vibrar al espíritu, que enchinan la piel y muestran que quien está cantando (alzando la voz) está usando su galio para intensificar el sentido de su puesta en escena.

Es esto lo que me parece que hace Mario Kestler, el autor del artículo que sigue a esta breve (e impertinente) presentación. Le pedí a Mario que me permitiera hacer esta nota previa por varias razones. La primera para acentuar la admiración (y vergüenza propia) que me produjo la forma tan cariñosa y cercana con que habla de la Universidad. Con tanta pasión que uno supone tener por la casa de estudios, que mal que bien abrió el campo de posibilidades para las trayectorias individuales, que pocas veces se refiere a ella como él lo hace cuando dice cosas como “mi universidad”.

La segunda razón es porque justamente días antes hablábamos con una querida amiga acerca de las nuevas generaciones, las generaciones posconflicto, que son justamente las que están llegando a los centros de educación superior en estos momentos (en términos etarios Mario que tiene 18 –y casi llega a 19 en abril- pertenece a esta generación) y nos preguntábamos acerca de lo que piensan estos jóvenes. Pues bien, allí va uno que está pensando. La tercera es porque a Mario lo he conocido en la clase de cello que recibimos juntos en el Conservatorio Nacional de Música. Hace unos días alguien escribió una nota preguntando “¿Quién eres sancarlista?” Pues bien, allí está hablando uno.

En la clase de cello uno no puede imaginarse que este muchacho simpático sea uno de esos “bochincheros, güevones, haraganes” que la opinión general sugiere acerca de los encapuchados y de las y los estudiantes sancarlistas y sobre los cuales otros tantos quieran establecer distancias. Y la cuarta razón, es porque este artículo que ustedes leerán a continuación fue publicado por Mario en su muro de Facebook. Esto no quiere decir que el artículo fue “rescatado” de Facebook, pues allí muchos de sus amigos lo comentaron y quizás lo leyeron tantas personas como las que leen los medios digitales alternativos del país. Pero lo traje acá la diversificar la arena de discusión sobre los asuntos relacionados con los rituales universitarios, principalmente ahora que se acerca la celebración de la controversial Huelga de Dolores.

Allí un joven, escribiendo, pensando su universidad, su práctica y asumiendo posición. El texto está íntegro, tal cual fue escrito, sin ediciones de ningún tipo, sin filtros, ni consejos del tipo “mejor hubieras puesto”. Yo he cometido el abuso de escribir estas líneas previas, no más por la pura admiración que le tengo a Mario, y no más resta decir: ¡Octava alta siempre!

 Soy Mario Roberto Kestler Pellecer, estudiante de Medicina en la Universidad de San Carlos de Guatemala y estoy orgulloso de ser un San Carlista bautizado.

Queridos Lectores, Amigos, Familia y Medios de Comunicación,

Si algo puedo decirles que me parece gracioso, son los días viernes 13, y este viernes 13 de febrero no fue ninguna excepción.

El Bautizo o “Bienvenida” de la Universidad de San Carlos de Guatemala no es algo que se realiza solo para molestar o perjudicar a alguien; al contrario, se realiza con fines positivos, haciendo sentir al estudiante de primer ingreso parte de la gloriosa institución que le abrió las puertas a su formación profesional en la carrera que se escogió e impulsándolo a relacionarse con sus colegas de la misma facultad.

Pero, a pesar de el motivo principal de dicha actividad, me resulta MUY MOLESTO, FRUSTRANTE E INCÓMODO que la mayoría de medios de comunicación (sin generalizar) comparten una idea y una visión errónea y falsa, haciendo ver mal a nuestra querida USAC y a los Honorables Sub Comités de cada Facultad de dicha Casa de Estudios. De eso comento hoy en esta publicación.

Varios noticieros hicieron ver nuestra Bienvenida de forma negativa y denigrante, haciendo creer a quienes no presenciaron aquel evento, que la realizamos bajo amenazas, y que nos sentíamos de alguna forma denigrados, intimidados o rechazados por los estudiantes de años anteriores y/o por los integrantes de los Sub Comités.

A todos aquellos que hablaron mal de mí universidad y de la actividad que dio lugar el viernes 13 de febrero, déjenme decirles: ¡ESTÁN MUY EQUIVOCADOS! Al participar esta actividad, nos integramos mucho más rápido a la USAC que otras personas en otras universidades. Nos sentimos contentos, alegres y llenos de emoción. Si algo vi ese viernes 13 de febrero fueron muchas sonrisas y ánimo manifestados tanto por los estudiantes de años anteriores, como los de nuevo ingreso. Fue muy raro ver a personas serias o entristecidas ese día. Hay fotografías que prueban esto, que supongo, no fueron publicadas en ningún medio informativo; dado que la mayoría de lo publicado fueron farsas.

Algunas de las MENTIRAS que los medios de comunicación publicaron fueron que:

-Fuimos obligados a asistir al bautizo. (NO ES VERDAD, hubo gente que no asistió porque no quería participar).

-Se amenazó a los noticieros que se retiraran o que se les agredería. (Eso es TOTALMENTE FALSO, pues fueron permitidos dentro de las instalaciones con la condición que no podían entrevistar a nadie en el lugar. NUNCA SE LES AMENAZÓ DE NINGUNA MANERA. Al igual que los alumnos de nuevo ingreso, los estudiantes de años anteriores y el Honorable Sub Comité de Huelga, son estudiantes, no son bestias ni delincuentes que amenazan sin alguna razón.).

-Secuestraron o tomaron por la fuerza a camionetas rojas para transportar a los estudiantes. (¡MENTIRA! Se llegó a un acuerdo satisfactorio entre ambas partes e INCLUSO, ¡ALGUNOS CHOFERES Y “BROCHAS” PREGUNTARON SI PODÍAN ENTRAR A VER EL BAUTIZO DE LOS ESTUDIANTES!).

-Nos forzaron a correr varios kilómetros (ABSOLUTAMENTE FALSO, la única vez que corrimos los estudiantes, fue alrededor de la cancha de fútbol de Los Arcos y no fueron más de 1.3 kilómetros si unimos toda la actividad física realizada).

Estas afirmaciones de parte de algunos medios de comunicación solo me dejan a mí, y a otros compañeros, perplejos, pues NOSOTROS FUIMOS TESTIGOS DE ESE DÍA ESPECIAL EN NUESTRAS VIDAS Y NO SE COMETIÓ NINGÚN ACTO GRAVE, O QUE HAYA PUESTO EN RIESGO A PRIMERAS, SEGUNDAS O TERCERAS PERSONAS.

Es cierto que se vistió a ciertos jóvenes con ropa de dama, o que se nos lanzaron cosas con texturas raras y olores fuertes, sin embargo, ¡TODOS tenían una ENORME SONRISA en sus rostros! No se quejaron en ningún momento, al contrario, bromeaban de ello junto con sus compañeros. Personalmente, considero que mi “rapada” o corte de pelo fue el PEOR DE TODO EL BAUTIZO y no estoy quejándome por eso, al contrario, le agradezco a mi Padrino su apoyo durante la actividad.

Lo que me enoja y frustra que, a lo que antes consideraba como “Noticias Correctamente Informadas”, “Información Inmediata y Verídica” o “Información Verificada” ahora lo veo como COMERCIO OPORTUNISTA, PUES AHORA VEO QUE LA MAYORÍA DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOLO OBTIENEN LA INFORMACIÓN QUE LES FAVOREZCA A MANERA DE LUCRAR CON ELLA; NO SE PREOCUPAN MÁS POR EXPONER LA VERDAD Y PUEDO DAR FE DE ELLO POR LO FALSO Y OFENSIVO QUE PUBLICARON EN CONTRA DE MI UNIVERSIDAD, LA USAC.

TALES PUBLICACIONES ME MOTIVAN A NO LEER, NI OÍR, NI QUERER SABER MÁS DE LO QUE ELLOS TENGAN QUE EXPONER, PUES ME DOY CUENTA QUE NO ESTÁN INFORMADOS Y SOLO COMENTAN O INFORMAN SEGÚN MÁS LES CONVENGA.

Por eso, ahora, cada vez que me digan: “Manténgase informado, lea o vea las noticias.” me resultará muy difícil hacerlo, pues me doy cuenta que lo que dicen puede que sea cierto o no. Puede ser una noticia verdadera extraída de fuentes de información confiables, o una noticia “por salir del paso”, falsa, que su único propósito fue llenar la billetera de alguien, sin haber estado informado del tema y que solo perjudica a otras entidades que SÍ SE TOMAN EL TIEMPO DE HACER ALGO ESPECIAL PARA OTRAS PERSONAS.

Es más fácil mentir e inventar cualquier cosa para ganar dinero (poniendo en mal el nombre de alguien más, publicando falsedades de actividades de las cuales ni siquiera saben su origen, su visión o misión, y mucho menos su propósito general ni desenlace), que investigar a fondo la realidad de las cosas. Por eso Guatemala está como está. Nada sale (o se publica) 100% claro. Se investiga a medias. La verdad casi siempre permanece oculta y por eso no podemos llegar a una conclusión para tomar una medida definitiva y acabar con el problema de raíz.

Concluyendo: El Bautizo a los estudiantes no es una actividad que sea exclusivamente realizada para denigrar o lastimar de cierta forma a los estudiantes de nuevo ingreso. No es obligatoria siquiera. Si hay alguien a quien no le parezca la idea de un bautizo: PERFECTO, simplemente no participe, NO HAGA UN ESCÁNDALO POR ALGO QUE NO VIVIÓ O QUE NUNCA VA A VIVIR. MUCHO MENOS PUBLIQUE MENTIRAS SOLO POR GANAR DINERO HACIENDO QUEDAR MAL A OTROS O HACIÉNDOLOS VER COMO DELINCUENTES CUANDO LA REALIDAD ES OTRA. Deje a otros disfrutar y participar de su bienvenida u otras actividades en una hermosa institución como lo es la San Carlos, llena de historia y cultura.

Yo puedo decir que el bautizo no lastimó a nadie, y que por el contrario, nos unió más a los compañeros del 2015 y a los compañeros de años anteriores. Si pudiera corregir algo de mi pasado, seguramente NO sería mi bautizo, pues me recuerda que soy parte de algo más grande, que va a llevarme e instruirme en caminos de éxito. Si a alguien no le pareció bien algo ocurrido en la actividad, tuvo todo el derecho de negarse a participar.

Si te tomaste el tiempo de leer este mensaje muy largo, te lo agradezco MUCHÍSIMO, porque significa que no lo redacté en vano. Tomó mucho tiempo y dedicación escribirlo para defender y quizá limpiar un poco el mal nombre y las mentiras que los medios le han implantado a mi alma máter, y te suplico que —como dice mi abuelo— no creas todo lo que oyes, ni apoyes todo lo que te digan. Forma tú, un criterio propio y no te dejes engañar por información mal respaldada.

Soy Mario Roberto Kestler Pellecer, estudiante de Medicina en la Universidad de San Carlos de Guatemala y estoy orgulloso de ser un San Carlista bautizado.

Anuncios