“Un mural es un libro abierto que todas y todos podemos leer”

murooo123

Por: Julia Cal/Rony Morales.

Pintar murales es un arte que seduce y jamás concluye. Después de haber dibujado y pintado uno, es imposible no querer hacer otro.  Así, después de haber pintado el primer grupo de murales en San Cristóbal Alta Verapaz, quedó en el aire el deseo, tanto de los jóvenes organizadores como de los participantes y otras instituciones de continuar expresando la historia a través de la pintura en las paredes.  Los ánimos se vieron plasmados en el segundo mural, realizado en 2014 con el apoyo de organizaciones como Impunity Watch, Asociación Cristiana de Jóvenes, Pastoral Social Caritas de la Verapaz y Asociación Verdad y Vida.

A diferencia del primero, el último tiene algunas diferencias en términos de expresividad, incluso,  las imágenes están correlacionadas contando una historia a diferencia del anterior que presentaba imágenes aisladas. No es que el primero no haya estado bien, de hecho son murales muy bellos, no obstante en el último la historia que se cuenta evidencia que hubo una mejora artística cualitativa.

Esto no fue fortuito, algo importante sucedió en el camino.  Si bien fue dibujado y pintado por los mismos jóvenes artistas, estos tuvieron un proceso de formación en muralismo, el cual fue facilitado por Edwin Simón joven artista Maya Kaqchiquel de San Juan Comalapa. Su presencia y apoyo dio un brillo especial a la nueva obra. Además, las y los jóvenes aprendieron a ordenar la historia a través de bosquejos elaborados por ellos mismos.  Se debe remarcar que para la elaboración de este mural, además del apoyo de Edwin para planificar la nueva obra, también existió la enseñanza de técnicas de dibujo y pintura.

Recordando las palabras de Edwin, elaborar un mural va más a allá de decorar o pintar un espacio, para él es más bien un momento de reflexión, de análisis, pero sobre todo, es un espacio para conocer y compartir la historia del pueblo en su ir y venir, en su pasado, su presente y su futuro. En este proceso Edwin comenta que “los y las participantes desconocían la historia prehispánica, historia del conflicto armado interno, no porque ellos no quisieran, sino que más bien se les ha prohibido o existe tabú acerca del tema, como un robo a la memoria histórica”.

El mural es también un espacio educativo, pues contribuye formando a la población, haciéndola más sensible a su historia. Incluso, se puede ver que es un producto colectivo que ha pasado por un proceso de consulta, de diálogo entre los participantes.  Viendo al mural Edwin remarcaba “un mural es un libro abierto que todas y todos podemos leer e interpretar”.  Con un mural no existen obstáculos para quienes no saben leer o escribir, el dibujo y pintura rompen con estas barreras.

De esta forma, el mural se convirtió en un lugar de expresión de algo que quizá había pasado invisible para muchos: su sentir acerca de las masacres y violencia militar contra algunas aldeas del municipio en la década de 1980.  Ha sido dramático ver cómo los sentimientos residuales continúan viviendo en la población por generaciones.

ronym

Evelyn Morán artista local considera que los murales son un espacio para la difusión de la cultura, donde los habitantes recuperan parte de la memoria histórica, y también recuperación de espacios públicos para tan importante acción.

Este segundo mural también ha dado como resultado la participación de los propios vecinos, al donar las paredes de su vivienda pero también un aspecto muy importante es el compromiso de protegerlo pues consideran que la historia contada a través del arte es fundamental. Una muestra de los resultados del trabajo en comunidad, cuando la historia contada a través del arte es un medio que logra la armonía interior de las personas y la concordia social para el bienestar del pueblo.

Pero no todo fue belleza y admiración del arte.  Maynor Morán joven líder comenta que también la obra recibió críticas por parte de los pobladores pues algunas personas susceptibles al tema del Conflicto Armado Interno no estaban de acuerdo con estas imágenes. ¿Es el miedo que resiste?

Finalmente quedó ubicado en el muro exterior de la casa de uno de los vecinos del municipio, quien a manera de colaboración y simpatizando con la expresión artística decidió otorgar un espacio de su propiedad al arte local.  La obra de arte queda ubicada en un lugar de encuentros, de confluencia de caminos, visible para todo el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 10 febrero, 2016 en Casos Comunitarios, Coban, Jóvenes, Memoria Historica, mural, Poqomchi', San Cristobal Verapaz, UVOC, Verapaz. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: