Archivo de la categoría: mural

Monte Olivo: Niñez cuida y protege los recursos naturales.

monte olivo

Por: Rony Morales

En Monte Olivo, territorio q´eqchi´, las personas dependen del río Dolores, los bosques y la tierra para su subsistencia. Este intercambio mutuo entre naturaleza y seres humanos se ha visto amenazado  y se ha vuelto más difícil, debido a empresas que buscan quedarse con los recursos naturales, saquean la tierra y expulsan a sus habitantes.

Con las enseñanzas que dejó la caravana del buen vivir, la niñez de la comunidad con ayuda de familiares tomaron la iniciativa de colocar rótulos escritos en madera con frases en q´eqchi´ para que todas las personas que pasen por la comunidad, cuiden y protejan el río y el territorio.

Monte Olivo trabaja  una red de intercambio de experiencias, diálogos y aprendizajes; un proceso de soluciones a las problemáticas constantes del medio ambiente. Por eso decidieron trabajar colectivos en acción por el buen vivir, para realizar diferentes tareas de gestión y comunicación que comienzan a  germinar la semilla del buen vivir.

Por el derechos a la tierra de los pueblos campesinos y las comunidades. ¡Mujeres y Hombres tenemos derecho a la tierra y al trabajo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Coban: 25 de Febrero 2015 día por la Dignificación de la Víctimas del Conflicto Armado Interno

DSC_1413

Por: Rony Morales

El 25 de febrero del año 1999, la Comisión para el Esclarecimiento Histórico -CEH- hizo entrega del informe denominado “GUATEMALA MEMORIA DEL SILENCIO”; al momento de la entrega de dicho informe expresaron: “Con tristeza y dolor hemos cumplido la misión encomendada, ponemos este informe en manos de los guatemaltecos, hombres y mujeres de ayer y de hoy, para que las nuevas generaciones conozcan las grandes calamidades y tragedias sufridas por este pueblo”.

 Llegaron a solidarizarse y a ser parte de la construcción de la memoria histórica, miembros de colegios, escuelas,  comercios, organizaciones, en fin, los pueblos q´eqchi´, poqomchi´, qchi´ y mestizo. Miembros de la Coordinadora de Sobrevivientes del Conflicto Armado Interno de Alta Verapaz,en el marco de la conmemoración de las víctimas del conflicto armado por medio de una exposición de fotografías, pinturas, cine comunitario, teatro, canto y un foro del 23 al 25 de febrero  conmemoraron este día “8 Imox”  que en el calendario sagrado de los mayas nos  enseña lo bueno y lo malo del mundo.

Mediante diversas presentaciones se pudo observar y conocer  la historia del conflicto, se dieron a conocer  casos como Creompaz, Sepur Zarco y casos de detenidos desaparecidos en el tiempo del conflicto armado interno, además de las investigaciones,Memoria del Silencio, Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH), que nos permite entender luego del proceso de investigación, los múltiples delitos cometidos

Caso Creompaz.

El 27 de febrero del 2012 se presentaron miembros del ministerio publico –MP- acompañados de la policía nacional civil –PNC- y miembros de la fundación de antropología forense –FAFG- en las instalaciones del Comando Regional de Entrenamiento para Operaciones de Mantenimiento de Paz –CREOMPAZ-  antigua zona militar N0.21, con el objeto de realizar exhumaciones porque se tenían  conocimientos de que en el lugar se encontraban los cuerpos de personas desaparecidas en tiempos de conflicto armado.

De las osamentas encontradas 22 eran niños de 0 a 3 años, 46 eran niños de 4 a 12 años, 129 eran jóvenes de 18 a 22 años, 314 personas de 26 a 29 años, 3 mayores de 50, 22 no determinados y 5 partes de 18 personas.

Durante el juicio se habló de varios casos de desaparición forzosa ocurridas en Alta Verapaz contra población civil indefensa que pertenecían a las etnias q´eqchi, pocomchi´, achí, k´iche, sin embargo este día solo pudo avanzar en la imputación para los oficiales de la zona militar No. 21: Ismael Segura Abularach, Byron Huberto Barrientos Díaz, Carlos Humberto Rodríguez López, Pablo Roberto Saucedo Mérida, Juan Ovalle Salazar, César Augusto Ruiz Morales y Benedicto Lucas García, quien fuera Jefe del Estado Mayor General del Ejército en los años de 1981 y 1982.

Caso Matilde Col Choc

Ella era una mujer maya Q’eqchí nació el 14 de Marzo del 1954 a eso de las 10 de la noche en la ciudad de Cobán Alta Verapaz, departamento de Guatemala, sus padres son Francisco Col Pacay y Albertina Choc, juntos tuvieron seis hijos e hijas más. “Mati” como cariñosamente le decían los amigos y amigas, era soñadora, aplicada y estudiosa.

Matilde fue la sembradora de la semilla de la educación Bilingüe en Guatemala, fue maestra de educación bilingüe, actividad que desarrolló en el instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica -IGER-, convirtiéndose desde la comunicación a través de la radio.en una de las principales promotoras.

Luchó incansablemente por promover el reconocimiento e incorporación en el sistema de educación de los idiomas maternos mayas en el país, ésta tarea la lleva a desempeñar  el cargo de conductora de un programa en la  radio desde -IGER-.

La escritura y educación desde el idioma materno maya Q’eqchí fueron prioritarios para ella,  al mismo tiempo luchó por el reconocimiento de todos los idiomas mayas y la importancia de practicarlos a todo nivel,  su trabajo la convirtió en una de las primeras en traducir textos del idioma castellano al idioma Q’eqchi’ insistiendo en lo valioso de la cultura de la población en el territorio Q’eqchi’.

DSC_1340

Caso Otto Macz Pacay

Otto Macz Pacay fue encontrado en la zona militar 21 Cobán A.V., junto a 535 agrónomo q´eqchi, coordinó la producción  de maíz, arroz, frijol y miel en cooperativas de esta localidad detenido-desaparecido por el Ejército de Guatemala el 5 de marzo de 1983. Luego de 32 años de búsqueda Otto Macz fue velado en Cobán, Alta Verapaz, junto a cientos de personas y familiares.

DSC_1248

Presentación de Pinturas y fotografías

Oswaldo Lem Pérez nos comenta su trabajo artístico en San Cristóbal Alta Verapaz y como un   mural se convierte en un lugar de expresión de algo que quizá había pasado invisible para muchos: su sentir acerca de las masacres y violencia militar contra algunas aldeas del municipio en la década de 1980.  Ha sido dramático ver cómo los sentimientos continúan en la población por generaciones.

Los murales son un espacio para la difusión de la cultura de una forma figurativa, impulsando visualmente la historia del pueblo. Esto se realiza de forma colectiva en consenso. La participación de los diferentes grupos de niños, niñas, adolescentes y adultos ha sido importante. En los murales las personas pueden expresar y canalizar sus emociones.

caminata

Se realizó una caminata hasta el parque central en Cobán en la cual los  Q’ eqchi’,poqomchi’, Achi´y Mestizo donde se explicó que más de 300 personas fueron desaparecidas por miembros del ejército entre el año de 1981 y 1988, después fueron llevadas a la zona militar No. 21 “Antonio José de Irrisarri” ubicada en la aldea Chicoyogüito en Cobán, Alta Verapaz y que ahí fueron asesinadas y enterradas sin que sus familiares supieran sobre su paradero a pesar de que con desesperación les buscaron, que llegaron hasta esa zona militar 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“Un mural es un libro abierto que todas y todos podemos leer”

murooo123

Por: Julia Cal/Rony Morales.

Pintar murales es un arte que seduce y jamás concluye. Después de haber dibujado y pintado uno, es imposible no querer hacer otro.  Así, después de haber pintado el primer grupo de murales en San Cristóbal Alta Verapaz, quedó en el aire el deseo, tanto de los jóvenes organizadores como de los participantes y otras instituciones de continuar expresando la historia a través de la pintura en las paredes.  Los ánimos se vieron plasmados en el segundo mural, realizado en 2014 con el apoyo de organizaciones como Impunity Watch, Asociación Cristiana de Jóvenes, Pastoral Social Caritas de la Verapaz y Asociación Verdad y Vida.

A diferencia del primero, el último tiene algunas diferencias en términos de expresividad, incluso,  las imágenes están correlacionadas contando una historia a diferencia del anterior que presentaba imágenes aisladas. No es que el primero no haya estado bien, de hecho son murales muy bellos, no obstante en el último la historia que se cuenta evidencia que hubo una mejora artística cualitativa.

Esto no fue fortuito, algo importante sucedió en el camino.  Si bien fue dibujado y pintado por los mismos jóvenes artistas, estos tuvieron un proceso de formación en muralismo, el cual fue facilitado por Edwin Simón joven artista Maya Kaqchiquel de San Juan Comalapa. Su presencia y apoyo dio un brillo especial a la nueva obra. Además, las y los jóvenes aprendieron a ordenar la historia a través de bosquejos elaborados por ellos mismos.  Se debe remarcar que para la elaboración de este mural, además del apoyo de Edwin para planificar la nueva obra, también existió la enseñanza de técnicas de dibujo y pintura.

Recordando las palabras de Edwin, elaborar un mural va más a allá de decorar o pintar un espacio, para él es más bien un momento de reflexión, de análisis, pero sobre todo, es un espacio para conocer y compartir la historia del pueblo en su ir y venir, en su pasado, su presente y su futuro. En este proceso Edwin comenta que “los y las participantes desconocían la historia prehispánica, historia del conflicto armado interno, no porque ellos no quisieran, sino que más bien se les ha prohibido o existe tabú acerca del tema, como un robo a la memoria histórica”.

El mural es también un espacio educativo, pues contribuye formando a la población, haciéndola más sensible a su historia. Incluso, se puede ver que es un producto colectivo que ha pasado por un proceso de consulta, de diálogo entre los participantes.  Viendo al mural Edwin remarcaba “un mural es un libro abierto que todas y todos podemos leer e interpretar”.  Con un mural no existen obstáculos para quienes no saben leer o escribir, el dibujo y pintura rompen con estas barreras.

De esta forma, el mural se convirtió en un lugar de expresión de algo que quizá había pasado invisible para muchos: su sentir acerca de las masacres y violencia militar contra algunas aldeas del municipio en la década de 1980.  Ha sido dramático ver cómo los sentimientos residuales continúan viviendo en la población por generaciones.

ronym

Evelyn Morán artista local considera que los murales son un espacio para la difusión de la cultura, donde los habitantes recuperan parte de la memoria histórica, y también recuperación de espacios públicos para tan importante acción.

Este segundo mural también ha dado como resultado la participación de los propios vecinos, al donar las paredes de su vivienda pero también un aspecto muy importante es el compromiso de protegerlo pues consideran que la historia contada a través del arte es fundamental. Una muestra de los resultados del trabajo en comunidad, cuando la historia contada a través del arte es un medio que logra la armonía interior de las personas y la concordia social para el bienestar del pueblo.

Pero no todo fue belleza y admiración del arte.  Maynor Morán joven líder comenta que también la obra recibió críticas por parte de los pobladores pues algunas personas susceptibles al tema del Conflicto Armado Interno no estaban de acuerdo con estas imágenes. ¿Es el miedo que resiste?

Finalmente quedó ubicado en el muro exterior de la casa de uno de los vecinos del municipio, quien a manera de colaboración y simpatizando con la expresión artística decidió otorgar un espacio de su propiedad al arte local.  La obra de arte queda ubicada en un lugar de encuentros, de confluencia de caminos, visible para todo el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.