Archivo del sitio

Presos políticos: doña Lupe está luchando por la libertad de don Chico Palás, su esposo

Fotografía de Ruth Adriana Tánchez Ixcayà

Fotografía de Ruth Tánchez

“Cuando al fin logro entrar a ver a Chico es una alegría siempre verlo, yo le doy gracias a Dios porque mi esposo está vivo. Nosotros hace unos días cumplimos 55 años de casados. Yo soy feliz porque tengo un esposo amoroso, fuerte y luchador. Él es un buen hombre que no le ha hecho daño a nadie. Chico tiene su carácter, pero ha sabido ser un buen esposo y un buen padre.”

Por Cesia Juárez.

Guadalupe de Juan es esposa de Francisco Juan Pedro (don Chico Palás), él actualmente es preso político del Estado de Guatemala desde el 26 de febrero de 2015, por oponerse a la construcción de varios proyectos hidroeléctricos en su departamento, él es luchador por la defensa del agua, la vida y el territorio.

Doña Lupe, tiene 69 años de edad, nació en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango. Se casó con don Chico Palás en el año de 1961, con quien procreó 6 hijos, Samuel, Daniel, Abel, Marcia, Keren y Cesia. Junto a don Chico pastorearon varias Iglesia evangélicas en el Norte de Huehuetenango, ambos continuaron sus estudios en Teología en el Seminario Teológico Centro Americano SETECA, en la ciudad Capital. Regresaron a Barillas para continuar su vida pastoral y a su vez colocaron un pequeño negocio de librería.

Doña Lupe es fundadora de la organización de mujeres indígenas de Barillas ASOCIACIÓN YALMOTX, fue presidenta y representante legal. Esta iniciativa surge luego de que viera la necesidad de impulsar un espacio para la gestión de proyectos productivos y de desarrollo integral para cada mujer, puso su interés en las mujeres indígenas de escasos recursos económicos provenientes de las comunidades circunvecinas de Barillas, Huehuetenango. La Asociación sigue activa. En el año 2014, luego de realizarse varios exámenes médicos fue diagnosticada con cáncer terminal de páncreas.

El 26 de febrero de 2015, hace exactamente 1 año, ella se entera de la detención de su esposo, quien había sido acusado por once trabajadores de la empresa española Hidro Santa Cruz que quiere implantarse en el Municipio. Lo acusaron de varios delitos, dentro de ellos el de plagio o secuestro; éste delito no alcanza medida sustitutiva, por lo que el juez que conocía el caso inmediatamente ordenó su prisión preventiva.

-¿Cuál fue su reacción al momento de enterarse de que su esposo había sido detenido?

Antes de empezar quiero agradecerle a Prensa Comunitaria su interés de acercarse a mi persona y agradezco el trabajo que han estado haciendo en apoyo a todos nosotros, informando al mundo de todo lo que está pasando aquí y con ellos (los presos políticos) allá donde están.

Lo primero que hice fue pedirle a Dios calma y fortaleza, yo estaba sola en la casa con mi nieta Fernanda, me puse a orar y a pedirle a Dios que también fortaleciera a su siervo (Chico); me preocupé mucho por él, porque nunca había estado en una cárcel y con todo lo que escuchamos y miramos en las noticias de lo que pasa en las cárceles, la preocupación aumentaba, además él ya es un hombre mayor, pensé muchas cosas, me dio un poco de miedo pensar que lo podían golpear. Pero también pensé en esa gente que lo denunció e imaginé que estaban contentos, porque lograron lo que querían. Y le dije a Dios que los perdonara por este dolor que nos ocasionaron. La gente se enteró de inmediato de lo que estaba pasando, empezaron a llegar a la casa para apoyarnos. Pero inmediatamente sentí cómo las cargas que Chico tenía ahora iban a ser mías.

– ¿Usted imaginó que esto podía pasarle a su esposo?

 

Sí, siempre hablábamos de esto con él. Nosotros sabíamos que esto podía pasar, desde que empezó la persecución política contra él, empezaron a intimidarlo y amenazarlo por su lucha al lado del pueblo. Hace muchos años para callar la lucha de los pueblos, mataban a los líderes, los desaparecían, los torturaban, ahora los criminalizan, los meten a la cárcel, a algunos los han matado, y a otros los torturan psicológicamente. Sí imaginé que esto iba a pasar, pues mi esposo ha sido un buen hombre, un buen líder tanto en la iglesia como en otros espacios. Él sabe perfectamente que este lugar que el Creador nos dio para habitar, lo debemos cuidar, siempre lo ha dicho.

“La naturaleza, se protege, se respeta y se defiende”.

– ¿Quiénes son sus abogados? – ¿Qué nos puede decir sobre el proceso penal en contra de su esposo?

 

Nuestros abogados son del Bufete Jurídico de Derechos Humanos, los licenciados Edgar Pérez, Francisco Vivar y Santiago Choc. Yo sé que en la parte jurídica estamos en buenas manos. Ellos han demostrado su profesionalismo, y no sólo en este caso de Chico, sino en otros más de gran trascendencia en nuestro país.

Desconozco de leyes, pero me han explicado y lo poco que he podido captar es que el caso de él está viciado, es decir que se han cometido muchas irregularidades en su contra. Sus abogados han hecho varias cosas, han presentado algunos recursos en la Corte de Constitucionalidad, pero parece que la juez no ha querido entrar en razón, con jueces así como ella no se puede garantizar un proceso justo; porque ella se está dejando llevar por las mentiras de la otra parte, especialmente del fiscal del Ministerio Público. Además, han suspendido muchas veces las audiencias, a veces por que la juez se va a recibir clases, otra vez fue cuando ella se fue de vacaciones, o porque se enfermó y otras veces por que los licenciados de la hidroeléctrica no se presentan.

“No es justo que nos tengan de juguete.”

-¿Cómo ha sido su experiencia al momento de entrar a ver don Francisco al Centro Preventivo de la zona 18 y durante la visita?

 

Es de las experiencias más feas y humillantes. Esa gente nos trata hasta por los suelos, es más cuando a uno lo miran con corte, son discriminadores. Nos manosean, a mí en varias ocasiones me dijeron que me aflojara el corte, y que me quitara los zapatos, nos levantan el brasier para ver si no llevamos algo escondido. Hay alimentos que se conservan mejor en lata, pero ahí no los dejan entrar, en el caso de Chico, él siempre necesita de su medicamento y ahí no lo dejan entrar.

A veces tenemos que hacer cola por más de 2 horas, bajo el sol o bajo la lluvia. Llega uno cansado del viaje, porque desde Barillas son 12 horas en bus para la Capital, son 405 kilómetros los que tenemos que viajar. Yo paso a comprar las cositas que el necesita, como por ejemplo su comidita, su jabón para lavar, porque él lava su ropa allá adentro, sus cosas para su higiene personal, y las bolsas pesan. A veces tengo que ir sola y yo ya estoy grande, soy de la tercera edad, además estoy enferma no tengo las mismas fuerzas que alguna vez tuve.

Cuando al fin logro entrar a ver a Chico es una alegría siempre verlo, yo le doy gracias a Dios porque mi esposo está vivo. Nosotros hace unos días cumplimos 55 años de casados. Yo soy feliz porque tengo un esposo amoroso, fuerte y luchador. Él es un buen hombre que no le ha hecho daño a nadie. Chico tiene su carácter, pero ha sabido ser un buen esposo y un buen padre. Lo difícil es cuando uno sale de ese lugar, para mí es triste saber que mi esposo se queda ahí y yo sé que para él es difícil, tal vez más difícil, porque no está en su casa.

-¿Qué ha pasado durante este año que don Chico no está con ustedes aquí afuera? Y por último ¿Qué mensaje quiere compartir con nosotros?

 

Han pasado muchas cosas, dentro de ellas las más difíciles tal vez han sido, tenerle que avisar por teléfono a Chico que dos de sus buenos amigos fallecieron, también la muerte de nuestro sobrino en un trágico accidente para Chico fue muy difícil, porque este patojo cuando era más pequeño siempre lo llevaban a la casa y compartía con nosotros.

Fue la primera navidad que él no está conmigo, me hizo falta ir con mi compañero de vida al servicio a la iglesia el 24 de diciembre de 2015, es cierto; mi hija la más pequeña fue conmigo, pero sinceramente sentimos la ausencia de él. Algo que me dolió mucho, fue ver a mi hija Cesia llorando cuando llegó a la casa y no vio a su papá. Ella salió como su papá, muy fuerte, a veces uno cree que su corazón es bien duro, pero ese momento para ella fue muy difícil, ella ha estado pendiente de él en todos los sentidos y eso me ha dado tranquilidad. Han pasado muchas cosas más, Chico nos hace falta, es indignante saber que vivimos en un país donde la justicia para nosotros los pobres no existe.

Visita de la Premio Nobel 1997 Jody Williams junto a la Premio Nobel Rigoberta Menchu al preventivo de la zona 18. Febrero 2016.

Visita de la Premio Nobel 1997 Jody Williams junto a la Premio Nobel Rigoberta Menchu al preventivo de la zona 18. Febrero 2016.

“Sigamos luchando, no descansemos hasta lograr que mi esposoChico Palás, don Tello esposo de doña Anita, Arturo esposo de Mónica, don Tañito esposo de doña Pricila, Rigo esposo de doña Juana y Domingo esposo de Juana estén LIBRES. Ellos no son criminales, ellos han luchado para que nuestros hijos y nuestros nietos puedan heredar un lugar digno, puro y limpio para vivir. No destruyamos la naturaleza, hagamos de ella el mejor lugar para todos.”

Anuncios

Presos Políticos: una carta para papá que está en injusta prisión

 

Foto: Cesia Juárez

Foto: Cesia Juárez. / Foto tomada en Barillas, año 1990. (Mis hermanas mayores, mis padres y yo en brazos de papá.)

 

Por Cesia Juárez.

Querido papá, (ya sé que siempre pensó que llamarle así no era bueno) y que “papá” y “mamá” son las primeras palabras que podía pronunciar, pero que llamarles así siendo adulta era mantenerme presa en mi niñez. Usted siempre me dijo “no me llamo Papá, me llamo Francisco! Ni me llamo adad, dada o tata”, pero sabe, amo cada vez que le digo papá, papi o papito. También disfruto recordar mi niñez, me gusta a veces ser presa de mi niñez… disculpe por ser a veces o casi siempre tan rebelde. Esto es parte de usted también, usted ha sido mi maestro y aunque algunas cosas las he aprendido al revés, ser yo misma usted me lo enseñó.

Creo que el mundo entero sabe de nuestro gran amor Papá. Muchas de las personas que lo han ido a visitar me han contado que usted habla de mi con tanto amor, incluso han dicho que usted me admira, papá Francisco usted cada vez me hace más feliz. Recuerdo aquellas veces que llegaban a la casa para contarle que yo me portaba mal en el colegio, que era una respondona y abusiva, pero usted me ha querido con todos y mis defectos; también recuerdo aquellas veces que mis catedráticos los felicitaban a usted y a mamá por mi buen rendimiento, se que siempre se sintió orgulloso… gracias papá por todas aquellas veces que me defendió con razón, y por todas aquellas que me dejó sola, y que yo supe defenderme.

Al igual que yo, hay muchos hijos hoy sin su padre, por diferentes circunstancias; pero me siento identificada con todos aquellos hijos que tienen a un papá en la cárcel injustamente, son cientos de casos, pero ninguno es igual.

Hoy quise escribirle esta carta abierta, porque quiero que el mundo sepa cuál puede ser una verdadera relación de amor y respeto. Espero contribuir un poquito a este planeta. Que sirva de ejemplo para que el mundo se transforme en algo mejor y dejen de crear guerras que son productos de rabia contenida.

Creo que muchos saben que a papá suelo decirle “Chico”, eso no me ha quitado nada, al contrario, no le he visto como una figura emblemática, ni como un ser superior, pero sí como un aliado, un ser lleno de bondad y fuerza. Llamarle Chico es lo más tierno y maravilloso del mundo. Sentirme diferente de los otros hijos me ha dado un gran sentimiento de fuerza.

Nunca me educó con miedo, nunca me pegó. Él me habla, él me explica y siempre se preocupó por enseñarme sus pensamientos dejándome libre de ser la que yo tenía que ser y no la que él quería que yo fuera.

¿Chico usted se recuerda cuando se sentaba a leerme libros de Lewin Sperry? Yo no los entendía, pero ahora entiendo que lo que pretendía era iniciarme a una filosofía de vida.

Usted ha formado mi mente para prepararme como una guerrera a recibir los golpes de la vida, a recibir discursos estúpidos, a recibir la imbecilidad humana. Pero me enseñó también a reconocer la belleza dentro de la fealdad.

Me acuerdo que un día me dijo “te voy a enseñar a pensar”. Y todas las medias tardes me daba clases para pensar. Creo que todo padre debería enseñar a su hijo a pensar.

Un niño no es tonto, es como una esponja, lo que se le enseña hoy le queda para toda la vida y a veces lo necesita. Gracias a eso, sus enseñanzas me han marcado para siempre.

“¿Qué es Dios? ¿Qué es el universo? ¿Cuál es nuestra finalidad en este universo? ¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde voy? ¿Soy un cuerpo con alma o un alma con un cuerpo? Su verdad es una verdad pero no la verdad…”

Gracias Chico por enseñarme a hablar como un ser consciente y delicado. Cuando era niña me habló suavemente como adulto y no me infantilizaba con voz de dibujo animado. Los padres suelen hablar a sus hijos como si fuesen muñecos, pero usted, me habló como un ser humano. Luego, me enseñó a comunicarme con los otros y en lugar de afirmar algo en una conversación, me enseñó a decir antes de empezar una frase: “según lo que yo pienso y me puedo equivocar…”

En una pelea, en lugar de acusar al otro, me enseñó a decir lo que siento y qué me produce esa discusión.
Nunca me hizo parte de sus angustias económicas, para que el dinero no fuera una carga para mí.

He vivido en un paraíso. Un niño tiene que ver la vida como un paraíso. Lo contrario lo convierte en un ser angustiado con miedo a enfrentar su existencia.

Cuando tenía rabia, en lugar de contenerla, me llevaba al patio de la casa para gritar y llorar, a veces me ponía a destrozar algo, pero luego me preocupaba por lo que había roto, pero siempre me decía que no me preocupara, y entiendo que para usted lo material no tenía ninguna importancia, el único valor que veía estaba en lo que yo sentía.

Chico gracias por nunca prohibirme nada, y cada vez que cometía un error, lo hablábamos y lo solucionábamos, ya sé que siempre ha confiado en mí, en mis propios límites que me he impuesto a mí misma. Todo lo que le pedí de niña me sirvió absolutamente todo. Recuerdo aquella vez que quería una muñeca con patines, la buscamos como en quince tiendas, hasta que encontramos la perfecta, la que yo quería… gracias padre de mi corazón, gracias a eso hoy en día, hasta que no esté satisfecha con lo que estoy creando o buscando, no me dejo vencer. Usted me enseñó que cuando no se logra algo, se puede tomar otro camino que lleve a lo que uno quiere. Aquellas veces que tomada de su mano me tropezaba usted me decía “samurái” para que recordara que el samurái no se distrae nunca.

Me siento tan viva, feliz porque jamás lo he visto deprimido, a pesar de los pesares usted ha sido fuerte siempre. Usted no se ha dejado vencer por el peso de la vida. Gracias por enseñarme a ser alegre, a pensar que la vida es una fiesta, no importan las circunstancias, la vida es una sola.

Usted se preocupa siempre por mí, pero siempre sin invadir mi espacio. Gracias por decirme que me quiere. Todo padre tendría que decir a sus hijos que los quieren.

Cuando era niña y usted se iba de viaje con mamá, pero me llamaban todos los días, aunque eran dos minutos. Ese era nuestro trato. Así los sentía cerca. Ahora que usted está en prisión y me llama, no sabe qué alegría siento al escucharlo aunque sean segundos.

Gracias por darme tanto amor, soy un ser muy querido y amado.

En este momento siento como caen mis lágrimas sobre mis mejillas, son de emoción Chico, creo que nunca me había tomado el tiempo de decirle todo esto. Quiero recordarle lo que siempre le he dicho que es para mí “un padre maravilloso”. Mis lágrimas corren, esas lágrimas son gotas de amor.

Gracias papá, usted siempre me llevó a sus conferencias, a sus reuniones, a la iglesia, yo le he visto hacerle bien a la gente, he visto como ha regalado consejos, sonrisas, calmar miedos. Tengo marcados tantos momentos a su lado. Chico usted me ha salvado de este mundo tan cruel, en este caos que es la vida, en esta locura donde vivimos, usted me ha enseñado lo más bello de la vida, que a veces es solamente lucha. Pero juntos siempre venceremos! Gracias por alejarme de todo pensamiento burgués, de toda ilusión tonta, de todo pensamiento cerrado, gracias por enseñarme a luchar. Gracias por enseñarme que soy un ser libre, tan libre como ahora quiero que usted lo sea, fuera de esa prisión, fuera de ese cautiverio. Usted me enseñó a crear, a liberar mi mente, vivir sin ataduras, usted me enseñó a hablar, ni poco ni demasiado, también me enseñó a respetar el campo energético de los otros.

Gracias por su ejemplo de lucha y de fuerza, gracias por querer cambiar su entorno y mi entorno por uno mejor, gracias por aportar algo para nuestra vida.

Cuando me habla de sus años, de la vejez; es algo tan bonito y gracias a ellos disfruto de mis días sin miedo a un día morir. Gracias a usted veo lo posible que es todo en esta vida, en cualquier momento, siempre con perseverancia. Veo el amor que hay en sus ojos cuando me mira. Usted creó a este ser que hoy le escribe.

Voy a seguir pidiendo justicia para usted, seguiré luchando hasta verle de nuevo en casa papá.

Su hija Cesia.

Barillas de exportar café y cardamomo ahora exporta presos políticos

Por Nelton Rivera.

Barillas es un municipio de aproximadamente 129 mil habitantes, la agricultura sigue siendo una de las actividades económicas importantes, el café hasta la crisis del 2002 fue casi el más importante. Todo cultivo necesita de agua, y en este municipio el agua está en disputa. Una hidroeléctrica extranjera quiere instalarse y utilizar las cascadas del río Canbalam para producir energía y venderla fuera del país, un río poco caudaloso pero que circula por varias de las comunidades. Para funcionar la empresa recurrió a poner denuncias en contra de muchas personas, de ahí van el montón de procesos. El Ministerio Público -MP- con estos casos está lejos de ser objetivo en sus investigaciones, la empresa le da los insumos, con estos se arman casos penales y ahora hay siete líderes comunitarios en distintas cárceles del país, todos enfrentan procesos arbitrarios, así lo afirman los abogados de derechos humanos, la empresa no les perdona que hayan detenido el proyecto hasta la fecha.

 

***

Ermitaño López (don Taño) y Adalberto Villatoro (don Tello) son dos agricultores que provienen de familias que por años produjeron café, seguramente sus abuelos habrán comenzado con este cultivo en Barillas.

Francisco Juan Pedro (don Chico Palas) tiene su propio negocio, una librería en el centro de la ciudad y Arturo Pablo es profesor de una escuela pública en la comunidad Recreo B, además es licenciado.  Arturo y Francisco son indígenas maya Q’anjob’al, la población mayoritaria de varios municipios del departamento de Huehuetenango.

Ellos son autoridades comunitarias, alcaldes auxiliares o COCODES, tienen en común la defensa del agua y del territorio, y todos actualmente están en prisión, para muchos de forma injusta e ilegal, para una empresa y el Estado son delincuentes o terroristas por oponerse a un proyecto que llevará el “desarrollo”, ¿Cómo? no terminan de explicarlo.

***

Durante el año 2007 la gente del municipio realizó una de las primeras consultas comunitarias, muchos decidieron que los bienes naturales no pueden ser explotados industrialmente, por lo tanto las empresas no pueden llegar como si nada, instalarse y construir sin el consentimiento de la mayoría.

Barillas es un municipio en donde la producción agrícola es una de las principales actividades comerciales y de auto sustento, después de las remesas claro esta, la tierra y el agua son vitales, cultivos como el café y cardamomo necesitan del agua y de las personas también.

Ser colectivamente responsables con sus recursos hídricos y tomar decisiones para protegerlos, les enfrentaría años más tarde con la ambición de una empresa española de origen español, la empresa quiso instalarse de forma inconsulta desde el año 2011. Para adquirir la tierra mintió, luego comenzó a construir sin permiso municipal y volvió a mentir, frente a la oposición de las comunidades su estrategia se tornó cada día más violenta, mintió en los medios de comunicación, mintió en su país y hasta el día de hoy sigue mintiendo.

El empresario Luis Castro Valdivia de origen gallego tuvo el respaldo del gobierno de aquel entonces, Otto Pérez Molina cuando el se sentía en la cima del poder. Esta empresa probó de todo en el 2012; realizó denuncias que se convirtieron después en órdenes de aprensión. También hubo asesinatos, cooptación de líderes, desplazamiento forzoso, presos políticos y hasta un Estado de Sitio.

Para el año 2012 el municipio dejó de exportar café y comenzaron a exportar presos políticos, primero fueron nueve, luego entre el año 2013 al 2015 fueron siete más, don Taño, Tello, Chico Palas, Arturo, Saúl y Rogelio son el ejemplo vivo de esta experiencia, lo más terrible es que todavía hay órdenes de captura contra 23 personas más.

Barillas dejo de ser referencia por su café y cardamomo de exportación a mercados como los de Estados Unidos y Europa, ahora exporta presos políticos; pequeños o grandes productores cambiaron sus pláticas sobre el café si es Prima, extra prima, semi duro, duro fantasía, estrictamente duro, o Antigua por temas como órdenes de aprehensión, fiscales, denuncias, juzgados, jueces, casos, penas y cárceles.

***

Don Tello, Arturo y don Chico Palás, están en prisión preventiva desde febrero del 2015 en la ciudad de Guatemala, un juez de Huehuetenango así lo decidió, su paso por la cabecera departamental fue corto ya que después de su detención los mandaron para la capital,  en poco tiempo se dieron cuenta que la justicia pronta y cumplida o el debido proceso no son mas que una utopía, un texto muerto.

Para el abogado Edgar Pérez del Bufete de Derechos Humanos, este caso y la participación del MP responden a otros intereses:

“Tenemos una acusación que es inobjetiva, es una acusación totalmente arbitraria, esta acusación puede ser ilegal y eso es una afrenta contra el orden constitucional, el Ministerio Público apartándose de toda objetividad presentó acusaciones ilegales…”[1]

Ocho meses han trascurrido desde que fueron detenidos, todo ha sido lento y tortuoso, sus familias tienen que viajar durante dos días para llegar a la ciudad capital desde Barillas un municipio que colinda con una de las fronteras del sur de México, fácilmente pueden hacer 14 horas de viaje si usan un solo día para moverse a la capital, la prisión injusta, la distancia, la ruptura del núcleo familiar golpean permanentemente a las familias.

La denuncia en contra de ellos la hacen varios trabajadores de la empresa, con el auxilio de un abogado pagado por la empresa. El fiscal del MP logró que los tres permanezcan en prisión preventiva en la zona 18, el proceso recientemente paso de la fase intermedia, los tres van a un juicio oral y público así lo resuelvió el Tribunal de Mayor Riesgo A, el MP no logro salirse con la suya, la jueza Carol Patricia Flores antes de ser removida del tribunal desestimo la acusacion por plagio o secuestro, ahora el tribunal esta presidido por otra jueza, el fiscal aún debe una explicación sobre como ingresó el mismo al expediente un documento titulado: “Informe Estructura Criminal. Conflicto Social Huehuetenango Mayo 2014”, la empresa lo puso en las manos del fiscal.

Para Benito Morales Laynes abogado defensor: “este tipo de persecución por parte del Ministerio Público son casos políticos, porque están persiguiendo, criminalizando y juzgando a líderes comunitarios por su forma de pensar y por oponerse a empresas transnacionales y no por cometer delito alguno, qué delito existe en defender el agua de todo el mundo, además es evidente una política racista por parte del MP.”

***

Las juezas van y vienen

Carol Patricia Flores presidió el Tribunal de Mayor Riesgo A en la ciudad de Guatemala, ella enfrenta un antejuicio. La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala –CICIG- y el Ministerio Público –MP- tienen algunos indicios que ella pudo haber hecho uso de su posición para beneficiarse económicamente, de esa cuenta que el antejuicio sea por: “delitos de lavado de dinero u otros activos; enriquecimiento ilícito, e incumplimiento del deber de presentar declaración jurada patrimonial.”[2]

En el mes de agosto la jueza se excusó de seguir conociendo los casos de la CICIG, como el de la estructura de La Línea y el IGSS. Ella conoció el caso de la masacre de la cumbre de Alaska en Totonicapán.  Finalmente en diciembre ella salió de vacaciones, por lo que la Corte Suprema de Justicia nombro a la jueza Claudette Domínguez en su lugar para conocer los casos del tribunal de Mayor Riesgo A, ella es quien lo preside ahora.

***

¿Cómo va el proceso?

Antes de cerrar el año el Tribunal ligó a proceso a los tres por los delitos de detenciones ilegales, coacción e incitación a delinquir, la jueza Carol Patricia Flores desestimó el delito de plagio o secuestro, el MP no logró demostrar con suficientes pruebas que los tres señores hubieran cometido tal delito y la jueza a regañadientes contra el fiscal lo descartó, a pesar de eso el fiscal Maynor Alfredo Aguilar Bernardino de la unidad de operadores de justicia del MP insistió en solicitar una y otra vez que todos fueran ligados por este delito, con penas de 25 años de cárcel o la pena de muerte.

Ocho meses después de haber sido detenidos en prisión a 415 kilómetros de sus hogares el profesor Arturo, don Chico Palas, y don Tello van a juicio oral y público, en enero de 2016, la jueza Claudette Domínguez así lo resolvió luego de conocer una audiencia para modificar la medida coercitiva durante los últimos días de diciembre del 2015.

Los abogados defensores argumentaron que los tres delitos por los que fueron detenidos debiera de tener arresto domiciliario argumentando que existe la posibilidad de fuga y que por ser líderes comunitarios pueden obstruir la investigación del MP, a pesar que la fiscal tuvo más de un año para realizar la investigación.

El próximo viernes 15 de enero 2016, Arturo, don Chico Palas y don Tello van a ser trasladados nuevamente desde la zona 18 de la ciudad hacia la Torre de Tribunales, el sistema penitenciario los moverá dentro de un camión, deberían estar  para una nueva audiencia, esta vez en la apertura a juicio oral y público.

Ellos siguen a la espera de poder regresar a su tierra, reencontrarse con su familia, con las comunidades, caminar por los mismos caminos, tomar el café en su taza preferida quizá antes de empezar una nueva jornada de trabajo.

Barillas seguira produciendo café y cardamomo, la problemática social provocada por la empresa lejos esta de solucionarse, y al mismo tiempo en municipios como San Mateo Ixtatán, Soloma, Santa Eulalia y San Juan Ixcoy están viviendo lo mismo, detrás están las hidroeléctricas.

[1] Audiencia de fase intermedia. Tribunal de Mayor Riesgo B. Abogado Edgar Pérez. 13 de octubre 2015.
[2] CICIG. COMUNICADO DE PRENSA 014, ANTEJUICIO CONTRA JUEZA CAROL PATRICIA FLORES POLANCO. 30 de abril 2015. http://www.cicig.org/index.php?mact=News,cntnt01,detail,0&cntnt01articleid=590&cntnt01returnid=67
[3] ElPeriodico. Cesar Calderón, el abogado que Otto Pérez Molina le pago a “Eco”. Julio E. Santos. 25 de septiembre 2015.

Presos Políticos: don Chico Palas cumplió años en injusta prisión

12498620_534412156728577_112098672_n

Por Cesia Juárez.

Cumpleaños en injusta prisión.

Un día como hoy hace 75 años nació #ChicoPalás, mi papá. Uno de los 9 Héroes encarcelados injustamente por defender la Vida. Hoy es el cumpleaños de papá! Yo no me canso de admirar a mi gigante y valiente Defensor! Dueño de mi corazón.

Quisiera haber estado hoy junto a él. Pero las circunstancias no me lo permitieron. Pero desde donde estoy celebro su vida y agradezco al Cielo por premiarme con un papá como él.

Se que él está donde está por que defiende una causa justa y eso me enorgullece, esto es parte nuestra lucha como Pueblos ante la imposición de entes generadores de destrucción en territorio Q’anjob’al.

Mi papá es una persona impresionante. Cada día me emociono más con él. Es muy humilde… Dispuesto siempre a enseñarte cosas nuevas, a apoyarte, a darte consejos. Uno siente su ausencia y ese querer estar ahí con él y poder hablarle todo el tiempo.

Me sorprende la constante tranquilidad y fortaleza que transmite a los demás para que uno no se sienta preocupado. Siempre está pendiente de mi, de mamá, de Fernanda, de las cosas que pasan por la casa, y eso hay que valorarlo mucho, porque saca fuerzas de esa situación tan difícil.

Mi padre, a pesar de la distancia y las circunstancias siempre ha estado para mí. Un padre excelente es él.

Mi mayor anhelo es verle aquí fuera, respirar el mismo aire de libertad y sentir la brisa del agua que tanto ama y defiende para que nunca nos haga falta. Quiero caminar tomada de su mano.

Papá: FELICES y abundantes 75 años! Que las luces del Cielo siempre le acompañen. Aquí afuera le estamos esperando con mucho amor, su familia y todos quienes hemos confiado verdaderamente en que su lucha, nuestra lucha es legítima, por la reivindicación de nuestros derechos sobre nuestro Territorio.