Archivo del sitio

Presentación del libro “Dinámicas de despojo y resistencia en Guatemala”

libro diakonia

“En los últimos años, después de haber cerrado en falso el ciclo del conflicto armado, Guatemala ha entrado de lleno a las dinámicas de la economía global a través de lo que se ha revelado como la más dañina de sus formas: la denominada acumulación por desposesión que practican oligarquías nacionales en alianza con transnacionales dedicadas a las actividades extractivas: minería, petróleo, hidroeléctricas, agrocombustibles, etcétera.

La prepotencia, violencia e impunidad con que actúan estas empresas, apoyadas por el Estado que sigue utilizando todas sus herramientas –especialmente las represivas– para apoyar los intereses renovados de la oligarquía, ha sido contestada por las comunidades y pueblos que están dispuestos a defender lo que les queda de sus territorios y sus derechos con los mecanismos que la historia, la legalidad y su propia voluntad les proporcionan.

Eso es lo que de manera general se muestra en este estudio. Se describen los procesos desarrollados en tres lugares en los que la presencia del capital dedicado a actividades extractivas generó un ambiente de conflictividad, que se manifiesta en división comunitaria, intimidación, personas asesinadas, perseguidas y detenidas. Las medidas represivas y la falsedad de los mecanismos de “diálogo” tomadas por el gobierno sólo han servido para agudizar la situación.

Así ocurrió en San Juan Sacatepéquez con la planta cementera San Gabriel de la empresa Cementos Progreso, propiedad de la familia Novella Torrebiarte; en el Valle del Polochic con el ingenio Chabil Utzaj del grupo Pellas Chamorro de Nicaragua; y en Barillas con la empresa Hidro Santa Cruz S. A., propiedad de la empresa española Ecoener Hidralia Energía, de Luis Castro Valdivia. Las tres tienen otros capitales en base a préstamos e inversiones.

A partir del análisis de estos tres procesos, se exponen las lógicas que están detrás de los tres actores implicados en los procesos de despojo y resistencia: las comunidades, el Estado y las empresas. Ése busca ser un aporte específico de este trabajo: mostrar los procesos, factores y racionalidades que están detrás de las dinámicas de despojo, lucha y resistencia en las que estamos insertos.

La conflictividad ha ido en aumento en todo el país conforme las formas autoritarias se refuerzan, los gobiernos han apostado de forma más clara por defender los intereses corporativos y actúan en contra de los derechos ciudadanos establecidos en la ley. Con este trabajo intentamos mostrar que lo que está en juego es el futuro de Guatemala: si la inserción en la economía global va a hacerse una vez más a costa de las necesidades de la mayoría de la sociedad; o si la sociedad guatemalteca, las comunidades y organizaciones, podrán cambiar el rumbo de la historia mediante el ejercicio de sus derechos.

Esta publicación es parte de un sueño, de un proyecto que se pensó y se realiza dentro de una concepción compleja y colectiva del trabajo político, de análisis y de comunicación. Es un producto del trabajo de un grupo de personas que creemos que es necesario enfrentar la realidad actual desde el aporte de todos y todas.

El objetivo es contribuir a las luchas de la gente con el análisis, la reflexión y la difusión. Este constituye nuestro granito de arena.

Es necesario nombrar a muchas más personas y en especial a quienes en cada uno de los lugares nos acogió y a este proyecto como suyo. Sin ellas hubiera sido imposible realizar este trabajo y otros más. Esperamos haber recogido sus palabras, aspiraciones, preocupaciones y contribuir a defender su derecho a ser escuchadas. Este documento es de ellas y para ellas, y sabemos que le darán un uso que multiplique su esfuerzo.

El sueño desde el principio es que esto sea parte de una investigación dentro de una dinámica más amplia, cuyo objetivo es que los hechos terribles que se relatan acá no vuelvan a suceder, para que los pueblos y los sujetos tengan un lugar digno, el lugar que se merecen, en el presente y el futuro de este país.”

Cobán, Alta Verapaz

Invitación_presentación_Cobán (1)

Guatemala

invitacion dinamicas guatemala 01abril_

logo colibri zurdologo PC blanco fb

Pueblo Kaqchikel denunció injerencia de Ministerio de Cultura

Foto Consejo de Pueblos Kiché

Foto Consejo de Pueblos Maya Kaqchikel

Por el Consejo del Pueblo Maya Kaqchikel

 “Dejamos en claro que como Consejo del Pueblo Maya Kaqchikel no formamos parte ni avalamos la “elección” de los representantes 2014-2016 en el Consejo Departamental de Desarrollo” porque sigue siendo un ente excluyente y paternalista y que ha sido tutelado por un Ministerio del Estado que sigue las líneas del partido oficial”.[1]

Representantes del pueblo Kaqchikel en Chimaltenango están en desacuerdo con la reciente elección del CODEDE en este departamento. En una conferencia de prensa denunciaron que autoridades del Ministerio de Cultura y Deportes tuvieron injerencia dentro de esta elección.

Según los dirigentes todo comenzó ante el acercamiento de los representante indígenas del CODEDE en el Consejo del Pueblo Maya Kaqchikel para socializar su preocupación y situación de abandono por las organizaciones que respaldaron su “elección” hace dos años y de exclusión y marginación en la toma de decisiones en el Sistema de Consejos de Desarrollo a nivel departamental.

El Consejo preocupado porque se repita la misma situación organizaron una reunión el sábado 22 de marzo para discutir su posición política frente a la elección del representante titular y suplente en el CODEDE. Sin embargo, el Ministerio de Cultura y los operadores del partido oficial forzaron la elección para el mismo 22 de marzo sin respetar los acuerdos anteriores y sobre todo violando los preceptos de la misma ley en sus artículos 1, 2, 3 y 9 del decreto 11-2002; en el artículo 10 de su respectivo reglamento y de los principios, normas y procedimientos propios del Pueblo Maya Kaqchikel.

Rechazaron categóricamente la actitud de división que está generando el Gobierno de Guatemala a través del Ministerio de Cultura y Deportes, generando la división en el pueblo Kaqchikel de Chimaltenango.

Hicieron un llamado a pronunciarse ante los abusos y a profundizar su articulación interna para hacer valer los derechos colectivos así mismo a posicionar y exigir el respeto al ejercicio del derecho de libre determinación, respaldado por el convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de Pueblos Indígenas.

Por último expresaron que la “elección” de los representantes de los Pueblos Mayas, Garífuna y Xinka en el Sistema de Consejos de Desarrollo no sustituye la obligación Constitucional del Estado de consultar a los Pueblos, previo a la implementación de medidas legislativas o administrativas susceptibles a afectar los derechos colectivos.

“Hacemos el llamado a los otros departamentos del territorio maya Kaqchikel a estar alertas y vigilantes ante acciones y organización de asambleas malintencionadas y manipuladas por interés personales, grupales y partidarias”.

Descargue aquí el comunicado de prensa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


[1] Conferencia de prensa en Chimaltenango. Consejo del Pueblo Maya Kaqchikel. Sábado 22 de marzo 2014.

Cronología: entre el gas lacrimógeno el pueblo Xinka defiende sus derechos

Foto: Parlamento Xinka.

Foto: H. Yanes.

 

Por Nelton Rivera y Norma Sut Sancir –Prensa Comunitaria.

Las comunidades de la montaña de Santa María Xalapan, comunidades del pueblo Xinka decidieron movilizarse de forma organizada el día 12 de marzo 2014,  decidieron ubicarse en las carreteras principales en su territorio, los objetivos de las movilizaciones eran el de hacerse escuchar frente a un Estado que se niega a atenderlos, que no les toma en cuenta y que poco o nada hace por resolver los problemas que aquejan a la población Xinka.

Llegar al punto de movilizarse, representa dejar el quehacer diario, el trabajo, perder el jornal, dejar las siembras, el ganado, la casa y en algunos casos a la familia y frente al contexto represivo del gobierno guatemalteco, implica correr el riesgo de ser detenido injustamente, criminalizado, salir herido o en alguno de los casos perder la vida, como la masacre cometida por el ejército en la cumbre de Alaska ocurrida en Totonicapán el 4 de octubre del 2012.

Las comunidades del pueblo Xinka mantienen una lucha fuerte en defensa de sus bienes naturales, especialmente los de la montaña de Santa María Xalapan. La presencia de una empresa canadiense Tahoe Resources Inc. – Minera San Rafael que busca poner a funcionar el proyecto minero “El Escobal” ha provocado en los últimos años la profundización de la conflictividad en este territorio. Autoridades Xinkas en el año 2012 y 2013 fueron perseguidas y amenazadas, incluso llegaron al asesinato del secretario de Actas del Parlamento Xinka, Exaltación Marcos Ucelo exactamente hace un año.[1]

El 18 de marzo 2013 un grupo paramilitar portando fusiles de asalto intercepto el vehículo en donde 4 lideres del Parlamento Xinka se movilizaban,  resultado de este secuestro Exaltación Marcos fue asesinado, dos pudieron escapar y el Mayordomo Mayor del Parlamento Xinka Roberto González Ucelo fue liberado horas más después en Chimaltenango departamento central del país. [2]

¿Quiénes se movilizaron?

El miércoles 12 se movilizaron hombres, mujeres, niños, jóvenes y ancianos a una actividad que se planifico y pensó sería totalmente de manera pacífica. Ellos y ellas fundamentalmente del pueblo Xinka de Jutiapa en su mayoría dedicado a la agricultura y otras actividades vinculadas fuertemente al campo, comercio y la tierra.

Estuvo presente el Parlamento del Pueblo Xinka – PAPXIGUA,  al llamado se sumaron trabajadores y empresarios del sector de transporte rural, el magisterio Jutiapaneco, el sector comercial, representantes de CODECA y la ciudadanía del departamento que tiene la percepción que hay que presionar al Estado para que este ponga atención en las obligaciones que por mandato tiene.

La movilización del miércoles 12 de marzo

De forma organizada las personas comenzaron a llegar desde las 8 o 9 de la mañana, uno de los puntos de concentración fue la Carretera Interamericana que conduce a El Salvador.  Otro fue la ruta 23 que lleva a Yupiltepeque, en total fueron 4 puntos en las carreteras en donde la gente se concentró de forma pacífica en Jutiapa departamento ubicado en el oriente del país.

Muchas personas entre 20 a 65 años se sumaron, cada punto de concentración llegó a reunir un aproximado de 600 personas en cada uno de los cuatro lugares de manifestación.  Las principales demandas de esta jornada fueron la construcción de la carretera, la seguridad frente a la violencia y criminalidad, la defensa del territorio frente a la minería y una de las conflictividades más serias de país: la generada por la empresa ENERGUATE y el Estado debido a los excesivos cobros en la facturación del servicio de energía eléctrica, mismo que se mantienen con irregularidad en varios departamentos. Se conoce que son 39 comunidades que decidieron posicionarse y oponerse a estos cobros desconectando los contadores de luz.

Recientemente más de 16 pueblos, organizaciones campesinas e indígenas nacionales y comunidades se movilizaron de forma masiva a la ciudad capital el día 6 de marzo para respaldar el Recurso de Inconstitucionalidad contra el  Acuerdo Gubernativo número 145-2013,  en donde declara de “Urgencia Nacional y Necesidad Pública la Construcción de las Obras contenidas en el plan de Expansión.”

Se tenía planificado que después de las concentraciones pacificas en las carreteras todos iban a hacer una caminata rumbo a la gobernación departamental para colocar en manos del gobernador  Jaime Estrada García.

La población fue recibida con gases lacrimógenos

Al llegar al centro de Jutiapa quienes participaban de la marcha se dieron cuenta que una mujer de la tercera edad de 60 años que tomaba fotografías en el momento fue agredida por fuerzas antidisturbios de la PNC, recibió varios golpes y fue detenida frente a la indignación de la gente que presenció este abuso.

Una jornada que había transcurrido pacífica y ordenadamente se vio superada frente a las agresiones del contingente policíaco, esta unidad antidisturbios habría llegado horas antes del inicio de las concentraciones pacíficas, el contingente podría alcanzar el numero de 100 oficiales, quienes fueron trasladados de distintas comisarías y departamentos cercanos a Jutiapa.

Agentes de Chiquimula, Santa Rosa y comisarías de Jutiapa fueron destacados al departamento, a la respuesta violenta del Estado la población movilizada reacciono en su defensa y resguardo.

Lanzaron gases lacrimógenos lo que provocó que varias decenas de personas resultaran intoxicadas por el efecto del gas, cerca del lugar en donde la policía accionó los gases está ubicada una escuela de educación primaria la mayoría de los niños y niñas resultaron con efectos de intoxicación.

Es en ese momento que la PNC realiza la mayoría de las detenciones, muchas de ellas resultaron con serios golpes recibidos por los agentes anti disturbios, se sabe que fueron 23 las personas detenidas, otros comunitarios fueron trasladados con golpes a sus comunidades para ser atendidos.

Llama la atención que los detenidos fueron trasladados a la Comisaria de Jalapa y no a la de Jutiapa como corresponde, los 23 podrían ser escuchados por primera vez hasta el día lunes ante un juez.

El ambiente en Jutiapa después de la represión

A pesar de tener conocimiento de la realización de la movilización el Gobernador departamental no se encontraba en su oficina, horas más tardes se logró establecer una mesa de diálogo, Jaime Estrada García se comprometió a no generar persecución legal en contra de líderes de los sectores movilizados y a gestionar la pronta libertad de todos los detenidos.

La presencia de fuerza anti motines de la PNC continuaba en Jutiapa un día después, su accionar el día miércoles 12 y su presencia en el centro del departamento genera descontento en la población.

Finalmente todo concluyo por la tarde, las autoridades del Parlamento Xinka y de los movimientos sociales de Jutiapa estarán accionando legalmente para lograr que se ponga en libertad a los 23 detenidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


[1] El pueblo Xinka no dará un paso atrás en la defensa del territorio. Prensa Comunitaria, 20 de marzo 2013.

[2] Ibídem.

Crónica de La Ruta Contra La Injusticia

10008486_10151954290582478_634921349_n

Fotografía tomada por: Escuela de Cultura Popular Mártires del 68.

Por Patricia Karina Vergara Sánchez. Feminista, periodista y profesora – México

“Venimos a gritar que la violencia sexual y el feminicidio son crímenes políticos, son actos represivos contra la desobediencia cotidiana de las mujeres”.

 Unas cien mujeres y algunos hombres se reunieron este 9 de marzo en punto de las 12 del día frente a la estación del metro Doctores en la Ciudad de México para participar en una caminata-acción por la justicia respecto al reciente caso en donde una joven tepiteña de 20 años fue violada y posteriormente encarcelada por defenderse del agresor. La mayoría de las asistentes vestían de negro y morado y cubrían sus rostros con pasamontañas, antifaces o trozos de tela. Ahí desplegaron mantas y carteles con mensajes por justicia hacia Yakiri y a todas las mujeres que han sufrido violencia machista.

Comenzaron la jornada con una mujer encendiendo un incensario y con el humo generado por él fueron limpiando el camino que recorrerían de aquellas energías que deja la violencia feminicida.

Después, mujeres enmascaradas leyeron un pronunciamiento:

“La clausura del Hotel Alcázar es un hecho que justificamos y consideramos como acto de reparación y resistencia feminista. …queremos hacer memoria, justicia y exigir que se hable con la verdad. Verdad que ubicamos en la voz de Yaki. Verdad que denuncia las complicidades de hombres dentro del sistema de justicia que estuvieron impidiendo la libertad de una mujer que se defendió legítimamente. Verdad que denuncia que el machismo hace parte de las políticas de justicia que privilegian y encubren a los verdaderos culpables”.

Iniciaron un recorrido que cubriría las mismas calles que recorrió Yakiri Rubio, incluyendo aquellas en dónde la secuestraron y llevaron al hotel en que fue sometida a tortura y violación.

Las mujeres manifestantes demostrando su excelente capacidad de organización llevaban a cabo distintos actos concomitantes durante su recorrido: Algunas, con auxilio de un audio montado en una camioneta, leían explicaciones de lo que había ocurrido en esas calles y hacían reclamos de justicia. Se coordinaban con aquellas que llevaban los tambores e iban lanzando rítmicas consignas de autojusticia feminista:

“Ante la violencia machista: Autodefensa feminista”. “Ante una violación, machete al cabrón”. ”Verga violadora, a la licuadora”.

También avisaban a las y los habitantes de la zona sobre lo que estaba pasando:

“Alerta vecina, violador en la esquina. Alerta vecina: aquí vive un feminicida”.

Otras mujeres pegaban con engrudo en las paredes de la zona carteles que denunciaban los hechos. Unas más repartían volantes que parecían un atractivo panfleto publicitario, pero al leerlo se encontraba una denuncia del caso y la forma en que el Hotel Alcázar ha sido cómplice de la violencia hacia Yakiri y otras personas.

También había mujeres que tomaron la tarea de ir plasmando con pintura y unas sandalias de goma, las huellas de los pies de Yakiri por la ruta que recorrió. Un camino que quedó plasmado en el pavimento y en la memoria de quienes buscan justicia para las mujeres.

Cuando llegaron al  cruce de las calles Dr. Liceaga y Jiménez hicieron un alto y denunciaron que en ese lugar el 9 de diciembre del 2013, Yakiri Rubio Aupart  fue secuestrada por Luis Omar y Miguel Ángel Ramírez Anaya. La amenazaron con un cuchillo y la obligaron a subir en la moto.

Ahí, se realizaron algunos actos-performance, entre ellos el de un muñeco al que llevaban colgado por el cuello. A éste le cortaron un grotesco pene de cartón rosa; las asistentes lo golpearon con palos y le prendieron fuego. Mientras tanto leyeron un poema que invitaba a los agresores a no volver a dormir tranquilos.

Los vecinos de la zona miraban a lo lejos con curiosidad.

El camino se reanudó y los mensajes recordaban a las vecinas y vecinos de esa colonia que no merecen vivir junto a un secuestrador, violador y feminicida, ni tener alrededor policías ineficientes y probablemente corruptos.

Frente al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), que está apenas a unos minutos de donde fue secuestrada Yakiri, la consigna fue:

“¡Vergüenza, vergüenza, la justicia sin vergüenza!”

Ahí señalaron al TSJDF, a la agencia 50 del Ministerio Público (MP), a las y los policías como cómplices cotidianos de la violencia feminicida que vivimos las mujeres.

“Estamos aquí para decir públicamente que Yaki nunca debió ser privada de su libertad. Estamos aquí para denunciar que las condiciones actuales del proceso legal, el “exceso de legítima defensa”, es una respuesta corta y falsa. Nuestra exigencia es una justicia que tenga en cuenta los crímenes hacia los cuerpos de las mujeres. La legítima defensa nunca será un exceso frente a las agresiones feminicidas.

No nos callaremos, no dejaremos de hacer ruido, no pararemos de señalar al MP 50, a la fiscal Lucía Reza, al procurador Rodolfo Ríos Garza, a Santiago Ávila Negrón, al Tribunal Superior de Justicia, a Alejandro Fernández, y a todos los cómplices, violadores y feminicidas implicados en esta trama”.

Las manifestantes se trasladaron posteriormente hacia el Hotel Alcázar, bajo la consigna: “Hotel Alcázar, guarida de violadores”. “La complicidad es feminicidio”.

Ahí, la mujer del incensario y otras realizaron un ritual a la entrada del lugar con flores y veladoras. Luz para la energías de tanto dolor y horror que ha visto ese espacio.

En ese lugar las mujeres terminaron la ruta clausurando con cárteles el Hotel alcázar, señalándolo como guarida de feminicidas y violadores. Añadieron que no solamente ahí atacaron a Yakiri Rubio, sino también violaron a un niño del barrio vecino de Tepito en el 2013 y se sabe que otras personas han sido torturadas por la policía cuando el hotel era casa de seguridad, antes del 2001. Además, de que los vínculos delincuenciales entre el hotel, el MP y los hermanos Ramírez Anaya, se han evidenciado con el caso de Yakiri.

“Es por ello que venimos a señalar y denunciar la complicidad del encargado del hotel Víctor Núñez y de la recepcionista quienes siguen libres y tranquilos a pesar de ser cómplices de las atrocidades que suceden en sus habitaciones y quienes, además, fueron los que recomendaron a Yakiri lavarse y callarse para no meterlos en problemas. Denunciamos su complicidad con los hermanos Ramírez Anaya, quienes entraron a este hotel a violar como si estuvieran en su casa, teniendo a su disposición habitaciones abiertas para llevar a cabo sus crímenes.

Denunciamos a Alejandro Fernández, delegado de la Cuauhtémoc, porque su silenciamiento y su inacción es cómplice de todas y cada una de las violaciones y torturas que han sucedido en este hotel. Y ya que nadie ha clausurado esta guarida de feminicidas y violadores, antigua casa de seguridad, lo cerramos nosotras, recordando a las vecinas y vecinos, que si la Justicia Mexicana es misógina y encubre a todos estos violadores y feminicidas, nosotras no nos callamos, y seguimos condenándolos”.

Cuando terminó la lectura de su pronunciamiento, aparecieron globos con pintura roja que bombardearon el lugar.

Finalmente, las mujeres indignadas se retiraron hacia un parque y tianguis cercano y se dispersaron perdiéndose entre las calles de la ciudad.

Unos minutos después, frente al hotel manchado de rojo y con los avisos de clausura pasaron dos mujeres de la colonia con sus hijas e hijos al lado y bolsas de mandado en las manos. Se quedaron sorprendidas mirando hacia el  hotel. Una de las niñas, de unos nueve o diez años de edad, recogió uno de los volantes que estaba en el piso  y lo leyó:

 -Aquí fue mamá, aquí fue lo de Yakiri-. La madre también leyó:-No pensé que fuera tan cerca, que fuera aquí -.

Las dos mujeres apresuraron el paso de les niñes y se alejaron comentando en voz baja entre ellas.

En los oídos de quien esto escribe queda resonando un mensaje de las mujeres que se manifestaron:

“Hacer justicia es denunciar lo que ha pasado, visibilizarlo, sacar a la luz la verdad, condenarlo socialmente, y señalar la misoginia imperante que estructura los procesos jurídicos contra las mujeres que nos defendemos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“VALLE DEL POLOCHIC”

1779240_641299632589814_396688939_n

Por Radio Caminante – UVOC

SITUACION ACTUAL,  FOTOREPORTAJE
Polochic 13 de marzo de 2014 (12 Noj)

Desde los desalojos ocurridos en el año 2011 en el Valle de Polochic hasta hoy día las comunidades indígenas y campesinas de la región sigue sufriendo una violenta e infrahumana situación, la cual está siendo promovida por empresas de monocultivos y instituciones que solo dividen las comunidades.

Las amenazas, órdenes de captura, criminalización y desalojos violentos, siguen siendo el pan diario de los hermanos Q´eqchis´ de la cuenca del Polochic la cual se encuentra entre las Verapaces y el Estor Izabal.

Entrevista: Federico Quej líder Comunitario de la Región. Llevamos más de 14 años de lucha, han pasado varios gobiernos y no ha habido solución, lo que están haciendo es amenazarnos y culparnos, lamentablemente muchos compañeros han caído en las trampas de los empresarios y gobierno.

Este gobierno solo trae a muchos empresarios los cuales vienen e invierte en palma y caña de azúcar, nos hacen creer que este es un desarrollo para nosotros y la comunidad, pero con el paso del tiempo nos damos cuenta que el desarrollo solo es para ellos y no para nosotros. Nunca hay nada de bien común para los comunitarios. Por eso es que nosotros luchamos por que sabemos que nuestros abuelos trabajaron aquí! Y no ganaron ni un centavo, nuestros padres nacieron aquí y siguen luchando con nosotros para lograr esta tierra que históricamente nos pertenece, y que se nos ha negado por falta de la certeza jurídica a pesar de demostrarles que la poseemos desde hace mas 100 años. 

Pero conocemos nuestra historia y esto hace que nos organicemos y luchemos por nuestro derecho. Yo como líder comunitario vengo trabajando desde los años 80 con mi padre desde muy Pequeño me di cuenta que los finqueros explotaban a nuestros hermanos indígenas y a las comunidades quitándoles los alimentos y las tierras, cuando nuestros padres reclamaban su derecho estos terratenientes se quejaban con el ejército y ellos nos venían a golpearnos y en muchos casos a matarnos, esto hiso que me naciera las ganas de luchar.

En la actualidad: esta jodido por que los empresarios utilizan las leyes para ellos y nosotros los campesinos nunca podemos decir nada, porque para nosotros nunca hay ley. 

En varias ocasiones Después de salir de nuestro trabajadero o cuando salimos al pueblo a una reunión y regresamos a nuestras casas, miembros de la seguridad privada de las empresas, nos persiguen, nos amenazan y golpean, esto lo hacen para que nosotros tengamos miedo y agachemos la cabeza con esto buscan que no digamos nada de lo mal que le están haciendo a nuestra madre tierra.

Ahorita podemos ver que las plantaciones de Caña de Azúcar y plantaciones de Palma Africana empiezan desde Santa Catalina la Tinta y llega Hasta Rio Dulce.

Se nos hace muy feo que ahora ya estén cortando y quemando la Caña de Azúcar, esto causa grandes Calores, se secan los ríos, porque la Palma y la Caña se están llevando el agua. Muchas personas de otras comunidades de otros lugares trabajan ahí, y solo les pagan Q.30.00 el día de 6 de la mañana a 6 de la tarde.

Miramos el futuro bien jodido, porque no hay recursos para trabajar y no tenemos donde sembrar, nuestro maíz y frijol.

Los empresarios comen los tres tiempos y nosotros si bien nos va comemos solo un tiempo de comida.

Porque lucho: Por mi parte aconsejo hablo con los jóvenes, niños, niñas, con los ancianos y ancianas, para que mientras pase el tiempo sepan lo que hemos sufrido y ellos mientras vallan creciendo no sufran lo que nos está pasando y encuentren el buen vivir aquí en el valle del Polochic.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.