Archivo del sitio

Chicacao, Suchitepéquez: vecinos se movilizan para defender el agua

13140799_1185746278125865_559798349_n

 

Por Nelton Rivera.

El pueblo de Chicacao uno de los municipios del departamento de Suchitepéquez ubicados en el sur occidente del país se movilizó para denunciar el desvió de varios ríos, detrás de esto estaría la represa de una empresa, la gente busca recuperar los ríos desviados y se niegan a quedarse sin agua, adultos, niños y ancianos marcharon para detener el daño que le provocan a los ríos.

El mes de mayo abrió la movilización de los vecinos de Chicacao que ven con preocupación cómo la empresa Inversiones Atenas, S.A. construyó una Represa en su municipio, desviando el cauce de varios ríos: río Panán, río Tigre, Río Santa Inés y río Zarco. La presa está ubicada en las fincas San Cristóbal, Santa Clara, La Grecia y Anexo Buenos Aires, jurisdicción de los Municipios de San Miguel Panán y Chicacao, Departamento de Suchitepéquez.[1]

Con la represa están concentrando gran cantidad de agua en un embalse, la gente entiende que para hacerlo echaron mano de manera ilegal de los cauces de por lo menos 4 ríos en Suchitepéquez, desviándolos hacia la represa. En el año 2013 la represa Panán provoco el descontento de las autoridades comunitarias de Santiago Atitlán en Sololá quienes denunciaron que el trabajo de reforestación y la inversión millonaria que hizo la gente para conservar los recursos hídricos peligran con el uso del agua para la represa.[2]

Inversiones Atenas S.A. tiene sus oficinas en uno de los edificios del Europlaza WBC en la zona 14 de la capital, la represa según la Comisión Nacional de Energía Eléctrica CNEE esta empresa comenzó a funcionar en 2011, pero los trabajos los comenzó a realizar desde el 2008.

La población denunció que en Suchitepéquez las presencia de las hidroeléctricas les genera problemas, dos de estas están haciendo uso indebido de los causes de los ríos, una tercera se está comenzando a construir, al desviar el cauce natural de los ríos están perjudicando a miles de personas que dependen del agua.

“También están inconformes porque estos proyectos se construyen sin consultarles, hacen uso de los bienes naturales como el agua y luego instalan grandes cantidades de cableado, se apoderaron de los causes del río desviando sus aguas a sabor y antojó y todo esto de manera ilegal.” Manifestó un vecino de Chicacao.

Con información de los vecinos de Chicacao.

[1] Anzueto & Asociaciados, firma que realizó el evaluó. http://pp.centramerica.com/pp/bancofotos/275-2292.pdf

[2] Prensa Libre. Hidroeléctrica causa malestar. Danilo López. 26 de junio 2013. http://www.prensalibre.com/suchitepequez/Hidroelectrica-causa-malestar_0_944905513.html

 

Anuncios

Santiago Atitlán: la inseguridad de la seguridad pública

photo_2016-01-05_11-44-04

Con información de María Procopio.

Tz´kiin Jaay (Santiago Atitlan) es uno de los pueblos que se encuentran a la orilla del Lago de Atitlan en el departamento de Sololá, su población es maya Tz’utujil y según datos del INE fácilmente podrían alcanzar los 60 mil habitantes.

 

La tranquilidad del pueblo se perdió la noche del lunes 4 de enero, la voz de alerta movilizo a toda la población, uno de los comerciantes del lugar fue asesinado, esto ocurrió por la noche cuándo se escucharon varios disparos de arma de fuego en el interior de un Mini Market.

 

En cuestión de minutos la población supo que el interior del negocio se encontraba sin vida José Elías Chumil, de 28 años de edad, originario de la cabecera departamental de Sololá, él era quien atendía el comercio.

 

Inmediatamente se corrió la voz, el responsable según la gente había sido un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) en estado de ebriedad, no portaba su uniforme pero fue reconocido por la población.

 

Minutos más tarde la indignación de forma colectiva movilizo a mucha gente, exigieron justicia y que el responsable fuera detenido, el resultado del descontento, la Sub Estación de la PNC fue incendiada, el edificio Municipal también, varios agentes fueron golpeados y el pueblo luego de 12 horas sigue bajo una situación tensa.

 

Al medio día fueron enviadas varias unidades de la PNC hacia Santiago Atitlan, los caminos de ingreso están cortados, la gente está movilizada en el pueblo y seguramente la fuerza pública intentara ingresar en cualquier momento, no hay información que otras autoridades públicas estén intentado mediar para resolver el descontento de la población.

En la memoria colectiva del pueblo esta presente la masacre del ejército en Santiago Atitlán por eso la gente expulso a la fuerza pública del lugar en la década de los años 90s.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Santiago Atitlán: 2 de diciembre de 1990

santiago

02 de Diciembre 1990 – Santiago Atitlán | Memoria Histórica

Texto por Nelton Rivera, video por Rosanda Pacay.

Uno de los lagos más bellos del mundo se encuentra ubicado en el centro de un cinturón de tierra que une al norte con el sur de América. La Sierra Madre atraviesa por completo a Centroamérica con una serie de cordilleras montañosas, en su extremo norte está Guatemala; Atitlán se encuentra en la región sur occidental del país, llegar a Sololá puede tomar 3 o 4  horas de camino desde la capital hasta la orilla del lago.

El lago está vigilado por tres volcanes, San Pedro, Toliman y Atitlán, con ellos está presente la riqueza ancestral de cada uno de los tres pueblos indígenas que la habitan; Kaqchikel, Tz’utujil y Kiche, en uno de sus poblados ocurrió la masacre de 13 personas el 2 de diciembre de 1990.

Circulando al lago descanasan trece poblados, cada uno de estos recibió el nombre de apóstoles y santos de la Iglesia Católica; San Pedro, Santiago, San Pablo, San Jorge, San Andrés, Santa Catarina y otros más, todo esto producto de la evangelización a esta región durante la colonia.

El pueblo maya Tz’utujil de Santiago Atitlan conmemora cada segundo día de cada mes con una misa en memoria de todas aquellas personas que fueron víctimas de la represión del ejército guatemalteco, este mes se cumplen 25 años.

Para ellos y ellas la memoria histórica es tan vital como el agua, como el lago. Cada 2 de diciembre conmemoran la memoria, aquí nadie olvida, aquí la vida se sobrepone al odio de los autores materiales e intelectuales de la represión.

En el parque central de Santiago Atitlán siempre hay flores, siempre hay velas por las trece personas que el día 2 de diciembre de 1990 perdieron la vida, los fusiles accionados por orden de un oficial se las arrebataron.

La decisión de toda la población se tradujo en la expulsión del ejército en Santiago Atitlán,  miles de indígenas demandaron al Estado la expulsión del destacamento militar, la autoridad comunitaria y municipal elaboraron una carta, mucha gente la firmó, firmas y huellas digitales sobre papel dan cuenta de esto, tan solo dos días después en Europa una nota de prensa en El País denunciaba la continuidad de la violencia “Los soldados dispararon contra una multitud desarmada”

“A lo largo de la mañana del domingo, cerca de 15.000 vecinos, de una población de 40.000, firmaron un documento dirigido al presidente de la República, Vinicio Cerezo, y al ministro de Defensa exigiendo la retirada inmediata de la guarnición militar en Santiago Atitlán y del destacamento de la policía, acusado de múltiples abusos y violaciones a los derechos humanos” El País.

Rosanda Pacay es la autora de un hermoso documental nos trasladara 25 años atrás en el tiempo, nos sumergirá en lo difícil de vivir durante toda una época, los tiempos de la represión militar en Guatemala; ella logró a través del testimonio de dos personas quienes son testigos presenciales de la masacre, ambos eran niños, los dos sobrevivientes se rencontraron tiempo despúes, uno le salvo la vida al otro.

Este es tan sólo un capítulo de muchos más, de cientos de historias, de muchas voces, de muchos testimonios que dan cuenta de lo vivido por miles en las ciudades y en los departamentos de Guatemala, este material forma parte del largo camino de la memoria colectiva de este país, Rosanda Pacay una mujer maya Tsutujil nos permite caminar unos pasos en este trayecto.

Juan Tuyuc: en el cielo de Comalapa

(Estas fotografías son resultado de un trabajo conjunto entre Tito Medina, Jorge Salazar, Bosbelí -Lito- Manzo y Sergio Valdés).

En cada sitio, un homenaje dedicado a “su lucha incansable por el bien común”. Así fue el proceso de trasladar el cuerpo yaciente de Juan Tuyuc, desde la morgue de Sololá hasta su casa en San Juan Comalapa, pasando por municipalidades ladinas e indígenas, aldeas solidarias y caminos rurales sin tiempo.

Es imposible retratar la magnitud social, política, afectiva y emocional de esta jornada de despedida de un revolucionario cuya integridad y honestidad crítica desafiaron a los dogmas y los errores de las dirigencias de izquierda y pusieron en evidencia la sinrazón criminal de la derecha…

El reino de las luchas sociales y la búsqueda de consensos sinceros y perdurables ha perdido a una de sus figuras más fuertes y carismáticas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.