Archivo del sitio

Caso Molina Theissen: jueza envía a la cárcel a militares y los liga a proceso

 

militares-1 copy

Por: Nelton Rivera.

Tuvieron que pasar treinta y cuatro años para que la justicia guatemalteca le abriera paso a un nuevo proceso de justicia por desaparición forzada y delitos contra los deberes de humanidad en donde guardan cárcel preventiva cuatro altos mandos del ejército de Guatemala.

La familia Molina Theissen vivió en carne propia la política contrainsurgente durante los años más duros de la guerra. En el año de 1981 Marco Antonio el hijo menor de 14 años fue detenido desaparecido, Enma una hija secuestrada, torturada y violada múltiples veces que logró escapar de la prisión clandestina en la base militar de Quetzaltenango y una madre que luchó para que ambos casos no quedaran en la impunidad.

A las tres de la tarde en una de las salas del nivel 12 de la Torre de Tribunales la jueza Judith Secaida, quien preside el Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal ligó a proceso a cuatro altos mandos del ejército, ellos son: Manuel Antonio Callejas Callejas, Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, Francisco Luis Gordillo y Edilberto Letona Linares, esto causó cierto malestar en algunas personas que estaban en la sala, los familiares de los militares murmuraban, otros disentían con la cabeza y sus rostros comenzaron a reflejar la preocupación de la posibilidad de que los cuatro militares no obtuvieran una medida sustitutiva.

Posteriormente la jueza negó la petición de sus abogados defensores de lograr una medida sustitutiva y ordenó que los cuatro continuaran en prisión preventiva en la Brigada Mariscal Zavala en la zona 17 de la ciudad capital. La jueza fue enfática al argumentar que sí existe la posibilidad de que puedan obstruir el proceso de averiguación de la verdad.

Por lo que Manuel Antonio Callejas Callejas general de división y Hugo Ramiro Zaldaña Rojas oficial S2 fueron ligados por el delito de desaparición forzada. Francisco Luis Gordillo comandante de la Base Militar de Quetzaltenango y Edilberto Letona segundo comandante de la zona y Hugo Ramiro Zaldaña Rojas fueron ligados a proceso por el delito de deberes contra la humanidad; todos por la detención y desaparición forzada del niño Marco Antonio Molina Theissen en 1981.

Para el mes de marzo de 2016 el MP deberá entregar el acto conclusivo de la investigación y luego se realizará la fase intermedia, esta etapa pasará a los Tribunales de Mayor Riesgo de Guatemala.

En la audiencia estuvo presente Enma Theissen Alvarez madre de Marco Antonio y de Enma Guadalupe. Al finalizar la audiencia doña Enma permaneció sentada, poco a poco fue dejando que el llanto y la emoción afloraran por un momento, para ella y su familia viviendo en el exilio comienza a llegar la justicia 34 años después.

DSC_0663 copy

Más casos

En la sala vecina la jueza Claudette Domínguez del tribunal de Mayor Riesgo A continuaba con la audiencia de primera declaración de otros 14 altos mandos del ejército sindicados por delitos de lesa humanidad durante la guerra; delitos como la desaparición forzada y deberes contra la humanidad por el caso CREOMPAZ contra la población indígena Q’eqchi, Achi y Pocomochi en Alta Verapaz, uno de estos militares es Manuel Benedicto Lucas García ex jefe del Estado Mayor Del Ejército y uno de los autores intelectuales y materiales de la política contra insurgente de la tierra arrasada, más de 200 masacres se registraron desde su mando.

Anuncios