Archivo del sitio

La Puya: demandan el cierre definitivo de empresas mineras en Guatemala

Fotografía de Nelton Rivera.

Por: Nelton Rivera.

“Estamos haciendo un emplazamiento a la licenciada Annabella Morfin, Procuradora General de la Nación para que se despoje y deje atrás las relaciones profesionales que tuvo con la empresa Exploraciones Mineras de Guatemala EXMINGUA y proceda en representación del Estado y pida la caducidad del proyecto que ella en un momento dado asesoro a la empresa.”[1]

El Centro de Acción Legal Ambiental y Social de Guatemala CALAS y la resistencia pacífica La Puya presentaran este miércoles 20 de julio 2016 ante el Ministerio de Energía y Minas (MEM) un nuevo memorial para demandar que esta institución acate la resolución de la Corte Suprema de Justicia que ordenó el cierre total de la mina “El Tambor” en los municipios de San José Del Golfo y San Pedro Ayampuc.

También entregaran ante la Procuraduría General de la Nación (PGN) otro memorial para que la procuradora general acciones en contra de la empresa minera por no acatar la resolución de la corte.

En ese mismo sentido se accionara para que el Estado guatemalteco garantice el cierre de los proyectos mineros “El Escobal” en San Rafael Las Flores, el proyecto Sechol de la Compañía Guatemalteca de Níquel CGN en El Estor Izabal y el proyecto minero Niquegua Montufar II otorgado a la misma empresa.

“Haciendo uso del artículo 28 de la Constitución Política de la Republica le pedimos al ministro de Energía y Minas proceda en menos de un mes  a la suspensión total de la los dos proyectos mineros, de no hacerlo él ministro de Energía y Minas estaría violentando la Constitución, violentando la ley y sería responsable penalmente por la omisión de dichos actos.”

“Los proyectos mineros de explotación deben de ser detenidos inmediatamente y deben de firmar su clausura… el MEM y el ministro deben  actuar administrativamente y caducar el proyecto minero “El Tambor, Progreso VII derivada” Rafael Maldonado, abogado CALAS.

Minería criminal en Guatemala

La actividad minera de empresas canadienses y estadounidenses se ha implementado de forma ilegal en algunos casos, en otros con la complicidad de funcionarios públicos y en otros casos de manera criminal.

En San Rafael Las Flores en el departamento de Santa Rosa, la empresa minera San Rafael es uno de los ejemplos claros de como las empresas nacionales y transnacionales actúan de forma ilegal y criminal, la misma dinámica adopto la empresa EXMINGUA en los municipios de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc en el departamento de Guatemala.

Frente a la imposición de estos proyectos extractivos, las comunidades y pueblos en estos territorios se organizaron, informaron y tomaron acciones para detener la construcción de ambos proyectos mineros, en San Rafael lograron avanzar con la explotación de minerales, para hacerlo recurrieron a la violencia política contra autoridades comunitarias opuestas al proyecto, acusaciones, criminalización y prisión para otros, incluso la imposición de un Estado de Sitio durante el gobierno del general Otto Pérez Molina.

En la Puya la historia es parecida, las transnacionales canadienses y ahora la norteamericana Kappes Kassiday & Associates KCA junto a la EXMINGUA repitieron patrones similares a la Minera San Rafael, llegaron a provocar la cooptación de personas, división comunitaria, criminalización de mujeres con liderazgos importantes en la resistencia pacífica, hubieron asesinatos de representantes de las comunidades en La Puya y varios intentos de desalojos violentos.

Frente a la dinámica de las empresas mineras, la resistencia en La Puya y El Escobal lograron articular fuertes movilizaciones, plantones pacíficos y en materia legal el reconocimiento de las formas ilegales y arbitrarias de obtención de las licencias de exploración y explotación mineras otorgadas por el Ministerio de Energía y Minas, Medio Ambiente y Recursos Naturales durante los gobiernos de Álvaro Colom y Otto Pérez Molina.

Una batalla que han librado pacíficamente desde el año 2011 al 2016, las municipalidades, juzgados, la Corte Suprema de Justicia y la Corte de Constitucionalidad resolvieron que los proyectos mineros “Mina El Tambor, Progreso VII Derivada” y “El Escobal con minera San Rafael” deben de ser cerrados inmediatamente.

Las autoridades en el MEM y el MARN se niegan a acatar las resoluciones de las cortes, no atienden las peticiones de las comunidades.

Extracción ilegal

Desde el año 2012 las comunidades en resistencia pacífica denunciaron el otorgamiento ilegal de la licencia de exploración y explotación mineras para la mina “El Tambor”, la empresa obtuvo a través del MEM el Estudio de Impacto Ambiental EIA con serias deficiencias y graves errores, demostrado en una evaluación hecha por dos especialistas y presentadas públicamente: “OBSERVACIONES PRELIMINARESPROYECTO PROGRESO VII DERIVADAANÁLISIS DE IMPACTO AMBIENTAL”

Durante el año 2015 la Municipalidad de San Pedro Ayampuc en una resolución del Consejo Municipal negó cualquier tipo de trabajo interno y de construcción a la empresa minera, luego la Corte Suprema de Justicia ordenó el cierre del proyecto minero.

El Ministerio Público detuvo a personal de la mina extrayendo mineral de forma ilegal, decomisaron cientos de miles de quetzales en concentrado de oro y plata entre febrero y mayo de 2016. La Puya: detienen a cuatro trabajadores de EXMINGUA por delitos medio ambientales

“Él ministro de forma inmediata y de oficio tuvo que haber resuelto estos cierres, la directora general de minería afirmo que no van a cerrar las licencias mineras, en una clara violación de la ley. Esperamos que derivadas de estas acciones se suspendan de forma definitiva la actividad minera y el cese de la actividad minera en Guatemala.” Rafael Maldonado, abogado CALAS.

[1] Entrevista al abogado Rafael Maldonado de CALAS, Guatemala 20 de julio 2016.

Anuncios

Marcha por la dignidad de las flores

Por Lucia Ixchiu y Alfonso Porres de Luciernaga.

Fotoreportaje de uno de los momentos del lunes 16 de junio, las Doce Comunidades Kaqchikeles de San Juan Sacatepéquez realizan una multitudinaria marcha desde sus comunidades rumbo a la ciudad capital. Van bajando uno a uno desde lo alto de la tierra de las flores.

Ocho años de demandar al Estado el respeto de la Consulta Comunutaria y el pleno respeto de sus derechos, ocho procesos de diálogo y el Estado y la empresa solo han generado criminalización, violencia y represión en contra de las comunidades.

Este 16 de junio 2014 más de 14 mil personas en defensa de #LasFlores el agua y la vida, buscan detener la construcción de la planta de cementos San Gabriel y la construcción de la carretera privada Anillo Regional.

“Mi corazón es de flores y no de cemento”… la lucha continúa

 

marcha flores 1

marcha flores 2

marcha flores 3

marcha flores 4

marcha flores 5

marcha flores 6

marcha flores 7

marcha flores 8

marcha flores 9

marcha flores 10

marcha flores 11

marcha flores 12

marcha flores 13

 

Hoy marchamos: Mi corazón es de flores y no de cemento

Marcha las flores

Por Nelton Rivera –Prensa Comunitaria.

Con la colaboración de Norma Sanrir, Lucia Ixchiu y Fernando Raxon en cobertura desde la Marcha por la Dignidad de las Flores.

El departamento de Guatemala amaneció completamente frío y nublado y la lluvia se dejó sentir por algunos momentos. En San Juan Sacatepequez, uno de los municipios vecinos de la capital, algo está pasando. La tierra tiembla

Como hormigas, la gente va saliendo de sus hogares. Unos bajan de las montañas, otros se concentran en el centro de sus comunidades. Niños, ancianos, hombres y mujeres de todas las edades prepararon sus cosas para iniciar un nuevo viaje.

Llegó la hora: 4 de la mañana. Bajo la neblina y el frío en lo alto de San Juan Sacatepéquez, las familias se despiden de sus flores, ellas saben que miles de personas viajan hoy a la capital representándolas: Sí, hoy la marcha es por “La dignidad de las Flores”.

Los caminos mojados comienzan a cubrirse de las huellas de las personas, las carreteras comunitarias son ocupadas por miles de Kaqchikeles, que van en dirección oriente buscando la ciudad capital, buscando llegar al kilómetro 0.

En el centro de San Juan Sacatepéquez, el parque se va colmando de personas: cinco, cien, mil, 10 mil almas reivindicando el derecho a la vida de una flor que crece en estas tierras, el derecho de miles de ellas y el derecho de las personas a decidir.

El clima les acompaña, una lucha por la defensa de la vida y el agua recibe en su caminar la lluvia, gotas o llovizna, el frío hace que cada metro que se gana hacia la capital sea menos cansado.

Don Isabel Turuy me comenta que en San Pedro Sacatepéquez se están uniendo otras dos comunidades: “Lo de Pajoques” y “Cruz Ayapan”- Con su serenidad hace un cálculo de cuántas y cuántos Kaqchikeles están caminando:

“…mire, luego de la segunda conferencia de prensa que vamos a realizar a las 10 de la mañana, tendré un mejor dato, pero en este momento fácilmente seremos unas 14 mil personas de las Doce Comunidades de San Juan Sacatepéquez”.

En la carretera, miles de pies van definiendo el ritmo de la marcha. Esta vez no son vehículos los que circulan, son las voces de un pueblo que está cansado de tanto atropello, de tanta agresión, de tanta impunidad. Don Isabel, me comenta

Queremos que el Estado respete nuestros derechos, que este presidente respete los acuerdos firmados en 2009 y que detenga la criminalización de las comunidades. Tenemos 49 casos de judicialización contra lideres comunitarios”.

Recordé entonces a los presos políticos -algunos de ellos condenados a mas de 100 años de cárcel- acusados de terrorismo: ¡qué peso tienen la familia Novela Torrebiarte para condenar a gente inocente!

Una de las lideresas comunitarias leyó un comunicado de prensa y con voz firme le dijo al mundo:

“un proyecto que se ha impuesto contra nuestra voluntad, violando nuestros derechos, irrespetando la legislación nacional, las normas internacionales y al Estado de Guatemala.”

Como miles de Sanjuaneros, ella no está defendiendo solamente sus derechos y su tierra -que es totalmente legitimo-, si no que también están defendiendo a la nación cuando un gobierno está bajo el control de las empresas. Ella continua su lectura:

“Hemos estado ya en ocho procesos fallidos de dialogo con las autoridades, constantemente incumplen lo poco que se ha logrado acordar. Pero la empresa cementera, los tres poderes del Estado y la Municipalidad de San Juan Sacatepéquez siempre han roto el dialogo y lanzan criminalización, persecución política contra las mujeres, niños hombres de las Doce Comunidades.”

¡Imagínese usted la voluntad de las Doce Comunidades, que durante ocho largos años hayan participado ocho veces en procesos de dialogo y solamente han recibido el engaño de dos gobiernos y la agresión permanente de la familia Novela Torrebiarte y su empresa Cementos Progreso!.

La Marcha por la Dignidad de las Flores sigue su camino. En el pueblo vecino de San Pedro Sacatepéquez, hacen un descanso. Hay que cuidar un poco los pies, no hay que forzarlos. Esta marcha no es nueva, sus abuelos y abuelas también marcharon, algunas veces a la guerra para detener al invasor en sus tierras, otras veces para -como en el 2009- cuando llegaron al Palacio Nacional a decir basta de tanto atropello.

Platicando con don Isabel, me cuenta que este gobierno construye una carretera privada, ellos la llaman Anillo Regional. No es cualquier carreta, es una megaconstrucción que servirá a la empresa cementera para sacar su producción de forma directa. Comenzaron la construcción por el kilómetro 38.5 de la Carretera Interamericana, en jurisdicción de Santo Domingo Xenacoj. Atravesará las tierras cultivadas de las comunidades, el trazo destruirá bosque y las casas de las comunidades hasta llegar a la Finca San Gabriel, propiedad de la cementera.

Una de las mujeres de San Juan que está siendo afectada por esta construcción denunció cómo trabajadores de la empresa llegaron un día, botaron los cercos de su terreno y simplemente les expropiaron la tierra. Cuando ella les preguntó por qué estaban dentro de su propiedad privada, se burlaron de ella y abusivamente dijeron que allí va a pasar la carretera de la cementera y punto.

Hace un mes visitamos, Santo Domingo Xenacoj y vimos el avance de la carretera, desde donde la seguridad de la empresa lo permite, claro. Nos llamó la atención saber que la gente en Santo Domingo Xenacoj no está conforme con la construcción: son nubes de material y polvo que el aire arroja sobre las casas y las escuelas, y los cultivos también se están afectando.

La Marcha por la Dignidad de las Flores hace un descanso a las diez de la mañana, continua sumándose gente de más comunidades, de organizaciones indígenas y campesinas.

A las once de la mañana la Marcha por la Dignidad de las Flores está a la altura de la comunidad Buena Vista y se hace una nueva parada.

Las flores les esperan de vuelta en sus comunidades.

Miles de flores en sus tierras, hacia la capital miles de personas para defenderlas.