Archivo del sitio

En la Puya también suenan campanas de unidad

10301351_457634031040826_7798916200449634192_n copy

Texto: Nelton Rivera –Prensa Comunitaria.

Fotografía: Alicia Llamas -La Puya.

1. Junio arranca con fuertes lluvias, los zompopos no tardaran en aparecer, poco lograran hacer aquellos que al llegar a la ciudad se topen con el concreto, otros encontraran la frescura y el olor de la tierra mojada.

 10372037_457634707707425_8402554998017247864_n copy

2. Como los zompopos después de las lluvias, después de la agresión salieron cientos de personas y agarraron camino rumbo a San José del Golfo y San Pedro Ayampuc. La convocatoria se lanzó por las redes sociales, muchos jóvenes se auto convocaron para salir desde el mismo sitio en donde un ministro daba las ordenes de desalojar violentamente aquel 23 de mayo pasado. Por cierto fue un desalojo que se justificó antojadiza y arbitrariamente. Nunca hubo una sola orden emitida por un juez.

 10329314_457467857724110_4295290359973149286_n copy

3. La caravana de solidaridad con las comunidades mestizas y kaqchikeles de #LaPuya llegaron finalmente bajo un cielo oscuro que avisaba que pronto habrá lluvia. En la Resistencia Pacífica les esperaron con alegría, porque no han parado de recibir visitas, caravanas, o lluvia de cartas, comunicados e imágenes en su apoyo y respaldo, allí no se pierde la alegría ni siquiera cuando reprimen porque la rebelde alegría sale a contener el odio del represor.

 10421202_457658474371715_3860866245001003240_n copy

4. Seguramente quienes llegaron por primera vez a #LaPuya saldrán con las ganas de construir mas Puyas en todos lados, esas son las ganas que nos dan cada vez que les visitamos, llevarán su voz a otros lugares y la cadena de contrainformación se expande y se multiplica.

 10356037_457633884374174_1078049809620514729_n-1 copy

5. #LaPuya ahora es viral, las mujeres lograron romper el cerco mediático una vez más, miles de personas en la capital se están preocupando por conocer mas sobre la minería y este proyecto “El Tambor” que una empresa de militares y extranjeros del norte quieren instalar. Cada vez más gente sabe que estos proyectos no traen nada bueno.

 10426179_457634961040733_7909484156935099283_n copy

6. Pronto vendrán más noticias de otras resistencias de San Juan Sacatepéquez, del territorio Norte de Huehuetenango, del Valle del Polochic, de Cobán, de Ixcán, de Quiché, de Sipakapa, de Chinautla, de Sololá, de Totonicapán, de Barillas, de Izabal, de Santa María Xalapan, de San Rafael Las Flores, Copal “a a”, de todos lados.

 1234984_457634214374141_6240943093497926476_n copy

7. Como en La Puya las campanas seguirán sonando, pero no solo cuando hay alarma, sino como aviso de que llegan más gente, de que llegan más esperanzas.

10406379_457467181057511_7046525043646873003_n copy

Anuncios

La Puya: BASTA YA DE JUGAR CON EL PUEBLO!

10374483_558046384313205_4855555810594967232_n

“El apoyo a las empresas conlleva una gradación en la que el Estado va transgrediendo cada vez más la legalidad. En una primera instancia, puede tratarse simplemente de cumplir las leyes creadas para fomentar esas actividades y que protegen al poder. Esas leyes y reglamentos que todas las empresas insisten siempre que cumplen perfectamente –como las referidas al impacto ambiental o las regalías– porque han sido redactadas para fomentar su presencia, no para regularla.

El Estado no cumple con sus funciones y obligaciones al apoyar las actividades de las empresas. Es lo que ocurre cuando no otorga a los COCODES su papel de representantes de la voluntad comunitaria, cuando no da valor a las consultas, cuando no se sigue un procedimiento judicial adecuado a las personas demandadas por las empresas. Y cuando el Gobierno central amenaza con reprimir, militarizar y usar la fuerza desmedida en contra de la propia población.

El grado mayor de ilegalidad se da cuando se utiliza de forma consciente las leyes que supuestamente fueron creadas para asegurar la vida y los derechos de los guatemaltecos, para ir en contra de ellos y favorecer a las empresas”.

10308282_558025447648632_2291558202517618308_n

“Nada podrá contra la vida”

“Las fuerzas de “orden público” se dedican literalmente a proteger los intereses y las instalaciones de las empresas, en vez de dar seguridad a la gente. Cuando actúan, lo suelen hacer para reprimir y controlar las actividades reivindicativas de la población, o tratándoles como delincuentes como en los desalojos y los estados de sitio y prevención; llegando incluso a detener, golpear, herir hasta asesinar a la población. Como se ha repetido en multitud de memoriales, informes de verificación y declaratorias incluso de organismos internacionales, en cada una de estas intervenciones los derechos humanos de las personas en las comunidades son violados de formas diversas y recurrentes.

Las mujeres están jugando un papel fundamental en la defensa de la vida, del agua, de los ríos, de las montañas. A la vez son quienes más sufren agresiones en todos los espacios, pues además deben enfrentar diversas formas de violencia dentro de la comunidad, la familia y la pareja.”

10322821_558023634315480_8317173391614410185_n

 El Estado apoya ciegamente a las empresas

“Las acciones llevadas a cabo por las diferentes instancias estatales en estos procesos de movilización comunitaria, muestran el apoyo prácticamente ciego e irrestricto que se da a las empresas para que desarrollen sus actividades. Podemos decir que se trata de una política de Estado que atañe a todas las instancias y poderes, y traspasa gobiernos específicos.

Como ya se ha dicho, el apoyo a las iniciativas empresariales externas o internas para que “inserten” a Guatemala en la economía global, ha sido una prioridad por lo menos desde los Acuerdos de Paz –contraviniendo en parte estos mismos Acuerdos–. Se han dictado leyes como las de aranceles a la maquila, las de minería, etc.” – Prensa Comunitaria.

¿En dónde queda la gente?

10173635_558015640982946_5033854058136589823_n

Frente a frente. El proyecto que defiende la muerte y el proyecto que defiende la vida.

Esto es lo que ocurre: el Estado listo para reprimir a beneficio de una empresa, la comunidad. La gente, niños y niñas se resisten, se niegan a aceptar que una empres., El Estado les quiere quitar el agua, los ríos, las montañas, su territorio. Las niñas, los niños defienden su futuro y el futuro de la humanidad.

Mineros son obligados a publicar disculpa por delitos de Coacción y Amenazas contra periodistas

Trabajadores de la empresa minera EXMINGUA – Kappes Kassiday & Associates -KCA tuvieron que publicar una disculpa pública en un diario impreso de circulación nacional, como medida de reparación exigida por comunicadores de organizaciones campesinas y alternativas quienes fueron amenazados y coaccionados en noviembre del 2012, cuando cubrian las agresiones de la empresa mimera norteamericana KCA en contra del pueblo en resistencia pacífica “La Puya” de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc del departamento de Guatemala.

Estas agresiones violentaron el derecho de Libertad de Expresión y el libre ejercicio periodistico de los comunicadores y periodisas. El Gerente de Operaciones de EXMINGUA ex militar Pablo Silas Orozco Fuentes y Juan José Reyes Carrera fueron condenados el 17 de octubre 2013 a 2 años de prision conmutables por los delitos de Coacción y Amenazas, por el juez Carlos Aguilar en el Juzgado Segundo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y delitos contra el Ambiente . (Prensa Libre, página 32. viernes 8 de noviembre 2013).

Como Prensa Comunitaria agradecemos el apoyo del Colectivo Madre Selva, al equípo de abogados defensores y las organizacioes campesinas e indígenas Waqib’ Kej y CUC por el respaldo que nos brindaron especialmente al compañero Nelton Rivera quién forma parte del equípo de Prensa Comunitaria.

campo pagado disculpa publica minerosCaptura de pantalla 2013-11-08 a la(s) 13.33.03