Archivo del sitio

Los ecos de la ausencia

Fotografía de Nelton Rivera.

Por: Pablo Fuentes.

Existe una habitación sin tiempo, llena de objetos que narran historias que no tienen un final, llena de recuerdos que solo pueden ser encendidos por el silencio de nuestras imaginaciones, llena de secretos que gritan y lloran desde sus escondites, una habitación que se levanta entre las sombras que se alimentan de lo que puedan arrebatarle a la vida.

Existe en la memoria de los corazones una ausencia, un tiempo que no está vivo pero que no murió jamás, una descarada mutilación al justo cuerpo de la libertad que aun hoy no deja de sangrar, que aún hoy grita esas palabras que nombraban las vidas de todos los que la tomaron de la mano y caminaron como niños siguiendo sus pasos en tiempos de obscura represión, para que su lucha nunca se tambalee en el olvido; en fin, los nombra para que su ausencia no sea solamente el dolor de un mediodía oscurecido, sino todo el amor que se recrea en la idea de que podemos estar mejor.

Y así es esta habitación llena de ausencia, un espejo en el cual podemos ver la cotidianidad de nuestras vidas, un lugar que necesita de nosotros para volver a darle vida a esos espacios que quedaron inconclusos, un punto de reflexión que nos  alecciona mostrándonos que no se necesita nada más que amor para luchar por un mundo mejor.

Y me es inevitable el detenerme y pensar cuanta esperanza cabe en la mañana mientras atamos las correas de nuestros zapatos, cuanta vida puede esconder un cuaderno, cuanto hacemos nuestro este mundo día a día sin darnos cuenta y cuanto este mundo nos consume así también, sin darnos cuenta mientras solo va quedando la huella que unió el nuestro con los demás corazones.

Es pues necesario entonces, que mientras retumben los latidos en nuestro pecho también retumben los ecos de aquellos corazones que buscaron y lucharon por una reivindicación de la vida, y que como aquel cuarto aún sus búsquedas perduran fuera del tiempo, no solo para honrar su recuerdo o para honrar nuestra propia vida y nuestro propio tiempo, sino para que desde su nuevo hogar estas personas continúen siendo fuentes de esperanza mientras la ausencia en su cotidianidad es reivindicada y transformada en nuevas constelaciones.

Anuncios

Diario Militar: el ejército siempre negó la existencia de los planes militares

DSC_0576

 

Por Nelton Rivera.

“Los militares sabían lo que hicieron, sabían de la existencia de los planes, de todos estos planes que hicieron como estrategia para poder destruir a la población, de antemano lo sabíamos, porque de alguna manera el ejército específicamente Oscar Mejía Víctores desde 1983 siempre lo negó, siempre nos negó a los familiares la existencia de información.

Él nos dijo aquí no es Chile, no es Argentina, no es Perú, no es Bolivia, para tener películas ni mucho menos libros, haciendo referencia a otros documentos desclasificados en Sudamérica. Con esto demostramos los familiares de los detenidos desaparecidos que la verdad que siempre la hemos dicho sobre el señalamiento que los hechores intelectuales y materiales siempre han sido los ellos, los militares.”[1]


El ejército de Guatemala  no ha desclasificado sus archivos militares, durante décadas ha negado la existencia de documentos que detallen las operaciones militares contrainsurgentes de los años de 1960 a 1996 que comprenden 36 años de guerra. Fue en 1997 cuando apareció el Plan de Campaña “Victoria 82”, sustraído de forma clandestina del ejército, este documento los utilizó la Comisión del Esclarecimiento Histórico para la elaboración del informe “Guatemala Nunca Más.”

El plan de Operaciones “Sofía” contiene las comunicaciones internas del ejército durante las operaciones realizadas en la región Ixil en el departamento del Quiche durante los primeros años de la década de los 80.  Como un paso previo para materializar el Plan de Campaña Victoria 82, y el Plan de Campaña “Firmeza 83”. En la ejecución de los mismos estuvieron los oficiales: mayor Arango Barrios y el mayor Otto Pérez Molina.[2]

Los documentos secuestrados por el Tribunal de Mayor Riesgo B en marzo de 2016, 19 años después del aparecimiento de los primeros planes son el Plan de Campaña Firmeza 83- 1, Plan de Campaña Reencuentro Institucional 84, Plan de Campaña Estabilidad 85, Plan de Campaña Consolidación 86,  Plan de Campaña Fortaleza 87, Plan de Campaña Unidad 88, Plan de Campaña Institución 89 y el Plan de Campaña Avance 90.

Para los familiares de las personas detenidas desaparecidas estos documentos pueden dar más elementos para esclarecer la actuación del ejército implicado en delitos de lesa humanidad y Genocidio, información que podría servir para esclarecer la verdad, estos planes comprenden los regímenes del general José Efraín Ríos Montt, Oscar Humberto Mejía Víctores y Marco Vinicio Cerezo Arévalo. Estos planes fueron secuestrados por un juez en Guatemala para incorporarlos dentro de la investigación del Caso Diario Militar, un documento del ejército en el que se documentó la detención y desaparición forzada de 182 guerrilleros de distintas organizaciones entre los años 1983 y 1984.


La audiencia del caso Diario Militar  

El secuestro se realizó el día 9 de marzo 2016 en una diligencia realizada por el juez del Tribunal de Mayor Riesgo B en las instalaciones del Estado Mayor de la Defensa en la zona 10 de la ciudad de Guatemala.

Como era de esperarse, el ejército intento que el juez no realizara la diligencia, varios abogados del ejército se presentaron argumentando que los planes eran documentos “secretos”, que de por medio estaba la seguridad nacional, pero finalmente no pudieron retenerlos.

Previo a que el Tribunal de Mayor Riesgo B presidido por el juez Miguel Ángel Gálvez realizara la audiencia del día 31 de marzo 2016 los querellantes del proceso conocido como Caso del Diario Militar no tenían la seguridad que esta audiencia se realizara.

Finalmente la audiencia comenzó a las 11 de la mañana en la Torre de Tribunales, para Mario Polanco director del Grupo de Apoyo Mutuo GAM esta es una audiencia histórica, por tener a la mano la continuidad de los planes militares que permanecieron ocultos, hasta que el Juez Gálvez realizó el secuestro de ocho planes de campaña del ejército que comprenden el período de 1983 a 1990.

Estos planes fueron incorporados al proceso del Caso Diario Militar “José Miguel Gudiel Álvarez” contra el Estado de Guatemala, en la audiencia estuvo presente el Ministerio Público –MP-, la representación del GAM, de la Asociación de Familiares de Detenidos Desparecidos de Guatemala –FAMDEGUA- y la Asociación Verdad y Justicia AVEJA quienes actúan como querellantes en este caso, la audiencia finalizó a las 5 de la tarde.

Aura Elena Farfán

“Este es un momento histórico, este momento es de gran trascendencia para nosotros como familiares de las personas detenidas desaparecidas, especialmente para las familias de los casos del Diario Militar. Para todos en general, por los más de 45 mil guatemaltecos y guatemaltecas, niños y niñas que años atrás los capturaron y los desaparecieron.

Para mí ha significado una mezcla de sentimientos, de saber de lo que fueron capaz, o de lo que es capaz el ejército de elaborar esos planes para destruir a la población, solo porque creían o pensaban que ellos eran el enemigo interno.  Para mí es bastante significativo y espero que no solo sirva para el caso del Diario Militar sino para todos los procesos por las violaciones que se dio en el Conflicto Armado Interno, específicamente con las masacres con la tierra arrasada en Guatemala.”

Mario Polanco

“hoy es un día histórico porque por fin las asociaciones de víctimas estamos teniendo acceso a la información que el Ministerio de la Defensa de Guatemala había dicho reiteradamente que no existía, que no la tenían, o que había sido destruida. Esperamos analizar la información para trabajar activamente en beneficio de la justicia, en favor de que los violadores de los derechos humanos vayan a prisión, esperamos que aporten información valiosa los documentos, esperaremos a conocer el contenido pero es un paso trascendental la que vivimos hoy.

El caso sigue abierto, estamos querellados dentro del caso Diario Militar, seguiremos recopilando pruebas para poder individualizar las responsabilidades y eventualmente poder emitir ordenes de aprensión.”

 

Para saber más sobre el caso del Diario Militar puede visitar: Guatemala: el Diario Militar una historia de desapariones y muerte 

 

[1] Entrevista a Aura Elena Farfán directora de la FAMDEGUA. Audiencia presentación de Planes de Campaña militar de 1983 a 1990. Tribunal de Mayor Riesgo B. 31 de marzo 2016.

[2] Albedrio. Plan Sofía y Victoria 82. ¿Prueba o farsa?. Andrea Orozco. 10 de mayo 2010. http://www.albedrio.org/htm/noticias/lh100510.htm

La inhumación de Moisés Saravia, una historia del Diario Militar

DSC_0293

Por: Nelton Rivera.

Moisés Saravia López fue un líder comunitario de San Martín Jilotepéque en el departamento de Chimaltenango, fue agricultor, y catequista de la iglesia católica, su vocación y compromiso con la comunidad y el pueblo lo llevó a integrarse a las Fuerzas Armadas Rebeldes FAR. En 1984 el país estaba bajo el régimen del general Oscar Humberto Mejía Víctores, en ese año el ejército de Guatemala en un operativo militar lo detuvo y lo desapareció, Moisés es uno de 182 casos de detenidos desaparecidos que quedaron registrados en un documento de inteligencia militar conocido como Diario Militar “Dossier de la Muerte”. Treinta dos años después sus restos fueron inhumados por sus familiares, amigos y organizaciones de familiares de detenidos desaparecidos durante la guerra, como FAMDEGUA y AVEJA[1].  

***

El encuentro con Moisés se realizó el día sábado 2 de abril de 2016, en uno de los días más calurosos de lo que va del año, la ciudad se encontraba por arriba de los 32 grados centígrados posiblemente. El acto de inhumación comenzó con la entrega de los restos de Moisés Saravia a sus familiares, la Fundación de Antropología Forense de Guatemala -FAFG- ubicó su osamenta en el año 2003, cuando realizaba junto a la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala -CONAVIGUA- la exhumación de 179 osamentas dentro del antiguo destacamento militar de San Juan Comalapa.

Las pruebas de ADN realizadas por la FAFG permitieron identificar la osamenta de Moisés Saravia en el año 2013, tres años después fue entregado finalmente a su familia.  El acto de entrega se programó a las 8 de la mañana a un costado del Parque “El Sauce” en el Centro Histórico frente a la sede de la FAFG, ahí colocaron la osamenta dentro de una caja de madera, la fotografía de Moisés, una bandera nacional, pino, velas  y varias coronas de flores.

En ese mismo lugar  se encuentra el Museo de la Memoria de los Mártires del Movimiento Popular, adentro del museo está la osamenta de Amancio Villatoro otro detenido desaparecido en 1984, encontrado junto a Moisés Saravia en Comalapa, Amancio es otra historia también del Diario Militar.

Dos horas duro el homenaje que realizaron en memoria de Moisés, luego sus restos fueron trasladados a un cementerio en la zona 12 para ser finalmente inhumados.

DSC_0436

***

El Diario Militar “Dossier de la Muerte”

La detención de Moisés Saravia pudo confirmarse en 1999 luego que se conociera la existencia de una ficha con información de él en el  Diario Militar, este documento fue sustraído clandestinamente de los archivos del ejército guatemalteco y entregado a una institución en los Estados Unidos.

En la página 26 del Diario Militar (a lápiz), con la descripción No. 88 y el código (Y88) está escrito con lápiz su nombre: “Moises Saravia Lopez” alias “ROMEO”, el resto de su ficha en este documento fue tecleado con una máquina de escribir. Aparece el 11 de marzo de 1984 como el día de la detención en una casa de seguridad del Frente Guerrillero “Tecún Human” de la región central de las FAR en Chimaltenango, la casa de seguridad estaba en la zona 11 de la ciudad, 18 días después fue asesinado, en la ficha aparece el código 300 que significó que finalmente fue ejecutado por los militares.[2]

Uno de los sobrevivientes de la detención del ejército en 1984, recuerda haber escuchado el sonido que alguien realizaba permanentemente con una máquina de escribir mientras estuvo detenido, el sonido lo escuchaba cerca de las carceletas de madera en donde lo tenían recluido dentro de una base militar en la ciudad capital, posiblemente era la Brigada militar Mariscal Zabala en la zona 17.

Del análisis de la información del diario militar especialmente los códigos usados por los militares se supo que la letra “Y” la asignaron a los miembros, hombres o mujeres que integraban las FAR, una de las organizaciones guerrillas de este país, la primera y más vieja.  El No. 88 porque quien elaboró ese diario página por página te asignó ese correlativo,  luego que en un operativo militar en la ciudad capital realizaron tu detención de forma extrajudicial en abril de 1984.

Nadie tuvo noticias tuyas de Moisés Saravia desde 1984 hasta el 2003 cuando hallaron la fosa clandestina en done el ejército lo había lanzado, tuvieron que pasar diez años de la exhumación en el antiguo destacamento militar de San Juan Comalapa en Chimaltenango, para identificarlo,  en el mismo lugar fueron localizadas 6 personas más del Diario Militar y en total 179 osamentas de indígenas maya Kaqchikel de Chimaltenango.

***

La inhumación

El intenso calor acompañó la caravana de vehículos que transportaron los restos de Moisés Saravia desde el centro histórico hasta un cementerio en la zona 21, ubicado detrás de la Universidad de San Carlos, en el acto de inhumación en el cementerio estaba doña Juana su esposa, con ella tuvieron cinco hijas y tus tres hijos, de los ocho, Julia y Nazario con 17 y 18 años de edad aún siguen estando desaparecidos, ambos fueron detenidos por el ejército cuando eran estudiantes de magisterio.

El acto fue corto, varias personas hablaron, el hijo menor de Moisés dedico finalmente el encuentro con su padre como un logro de doña Juana su madre, quién saco adelante a sus hermanos en la condiciones difíciles en las que quedaron luego de la desaparición de su padre.

Una de sus hijas grandes, dio un discurso corto antes de finalizar el funeral, cuatro palabras le fueron suficientes para abarcar toda la vida de compromiso, trabajo y lucha de Moisés Saravia.

“Voy a decir, lo que mi papá dijo todo el tiempo, en cada momento: ¡hasta la victoria compañeros!”

Vea el Diario Militar “Dossier de la Muerte” aquí:

[1] La Asociación de Familiares de Detenidos Desparecidos de Guatemala –FAMDEGUA- y la Asociación Verdad y Justicia AVEJA.

[2] Diario Militar “Dossier de la muerte”. http://nsarchive.gwu.edu/NSAEBB/NSAEBB15/dossier-color.pdf

 

Inhumación de Moisés Saravia dasaparecido durante dictadura de Mejía Victores en 1984

12903791_1333202110028467_215483152_o

La Familia Saravia Camey y Asociación Aveja Tienen el agrado de invitarle la actividad de conmemoración y dignificación de la memoria de: Moisés Saravia López desaparecido: 11 de marzo de 1984 – ejecutado: 29 de marzo de 1984 Exhumado: 7 de septiembre de 2003, antiguo destacamento militar de San Juan Comalapa, Chimaltenango.

Día: sábado 02 de abril de 2016 Hora: 8:00 horas Lugar: 1era. calle 1-53 zona 2, frente al Parque El Sauce.

Posteriormente nos sería de mucha bendición, el que nos acompañara a la inhumación del cuerpo en el Cementerio la Colina ubicado en 43 calle final Avenida Petapa, zona 12 (contiguo al Irtra Petapa) Por su asistencia muy agradecidos Nuestra familia aún busca a Nazario Saravia Camey y Julia Saravia Camey quiénes también fueron detenidos desaparecidos por luchar por una vida más justa.

Memoria historica: la producción del documental “Sin miedo”

mujer comunicación

Por Nelton Rivera

“Sin miedo” es el título de un video documental producido por La Asociación Verdad y Justicia AVEJA, este material fílmico busca reflejar la lucha por la justicia que los familiares de detenidos desaparecidos durante la Guerra en Guatemala están haciendo.

Los casos se registraron entre 1983 y 1985, contenidos en el Diario Militar “Dossier de la muerte” un documento desclasificado en el año de 1997, un registro militar que detalla el control, detención y ejecución de militantes revolucionarios en Guatemala.

Más de 45 mil detenidos desaparecidos registró el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Históricos CEH, de esa cuenta son miles de hogares que siguen buscando a sus familiares.

Este jueves 10 de diciembre en el centro histórico suceden muchas cosas, en el salón principal de Asociación Mutualista Del Gremio Obrero ubicado en el Km. 0 de la ciudad hay ponche, tamales, pan y tortillas. La tarde es especial los familiares de detenidos desaparecidos están celebrando la producción de “Sin miedo”.

Doscientas personas se reunieron esta tarde para compartir, en el salón hay equipo de iluminación, entre la gente sigsajean camarografos y sonidistas; del otro lado del lente de las camaras estan mujeres con corte y guipil de muchos lugares, niños y niñas saltando de un lugar a otro.

La dinámica en el salon en medio de quienes estan cenando o conversando es la grabacion del documental.

Hoy AVEJA y un equipo de producción realizaron la grabación de varias escenas que se integraran en este documental, junto a quienes forman parte de AVEJA estuvieron asociaciones y colectivos que buscan el aparecimiento de las personas detenidas desaparecidas y la justicia en el país.

Pronto llegara “Sin miedo” un aporte para el registro de la memoria histórica y la justicia guatemalteca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.