Archivo del sitio

Totonicapán: “el resarcimiento no implica perdón y olvido”

Atanacio Tzul

Atanacio Tzul

 

Por Nelton Rivera –Prensa Comunitaria.

Tras la convocatoria para una plantón pacífico en la Plaza de la Constitución, este jueves 20 de febrero varias personas se solidarizan con las victimas, familias y sobrevivientes de la masacre en la cumbre de Alaska en Totonicapán.

Fue durante el año 2012, miles de personas del pueblo maya Kiché de los 48 Cantones de Totonicapán realizaban una gigantesca concentración en varios puntos de la carretera Interamericana, la junta directiva ese día viajo a la capital para presionar al gobierno de Otto Pérez Molina con exigencias concretas: la conflictividad generada por la empresa transnacional Energuate, las reformas a la carrera magisterial y las mal llamadas reformas constitucionales en ese momento impulsadas por el gobierno. La respuesta del Estado fue la violencia desmedida, el ejercito de Guatemala masacro a 6 personas, hirió gravemente a mas de 50 en el kilómetro 169 conocido como Cumbre de Alaska en Totonicapán.

Este jueves 20 de febrero una comisión en representación de las victimas estarán en el Palacio Nacional de la Cultura a la espera de respuestas claras frente al proceso de resarcimiento en este caso, proceso que a sido complicado y complejo, mismo que duró más de un año, también esperan que el proceso en tribunales en contra de los autores materiales e intelectuales avance.

En el plantón esta presente la solidaridad con esta comisión que visita la capital, pero rechazan cualquier instrumentalización mediática y política que pueda hacer el gobierno para buscar revertir los costos humanos y políticos de su administración por la masacre cometida por el ejercito de Guatemala el 4 de octubre de 2012.

“el resarcimiento no implica perdón y olvido… exigimos la justicia contra los hechores materiales e intelectuales de la masacre del 4 de octubre del 2012.

No podemos vivir en un Estado que reprima la movilización pacífica, porque no podemos vivir en un Estado que nos someta al miedo, porque no queremos vivir en un Estado militarizado.

Los pueblos pedimos paz, pedimos democracia pero democracia real, una en la que podamos salir a manifestar por las cosas que deciden nuestros pueblos y no seamos reprimidos con brutalidad.

Una en donde podamos tener la certeza que efectivamente cumplirán con la voluntad del pueblo y no con los intereses económicos de un sector elitista, como lo son el sector empresario reunido en la Cámara de Comercio, Cámara de la Industria y el CACIF…” Andrea Ixchiu.

Anuncios