Archivo del sitio

Empalabrando al mundo, Poncho y el mes de abril

DSC_0817

Fotografías de Nelton Rivera.

“Como un reconocimiento a su decisión de empalabrar al mundo para hacerlo más habitable se los presento a todos ustedes.” Marco Antonio Flores.*

 

Poesía de Alfonso Porres.

1

tropieza ante sí

se le caen los años

las pocas frases aprensivas

 

delinea el desequilibrio

decorando la mirada con sociegos

 

quiebra paso a paso el día

quiebra poco a poco el paso

para no repetir rutinas

que se enrosquen a su hiel

 

en su intento

cae pálido de nociones

austero de latidos

sin mucho que besar con los dedos

sin nada que amarrar con el respiro

y su sien

se pega a la noche

y exhala crucifijos.

 

2

En la esquina

viven los desconocidos

vuelan los no nombrados

 

En las puntas del calvario

se cobijan con tatuajes

que no recuerdan mares

 

algunos tienen sangre triste

otros la perdieron.

 

3

es que bambolea

que rima laberintos

se quedó sin sonidos

se mudo de cóleras

negro ante la ausencia

transparente ante el silencio

 

ese tiene tantas horas muertas

que casi dormido no abre los pasos

y sin ninguna palabra

lleva quejas antiguas

tantas

que son su reflejo.

 

  • Publicacion Abrapalabra, No. 19 año 1995 revista literaria URL. Marco Antonio Flores realizó durante 3 años un taller de poesía, desde 1993 esta es la presentación del trabajo de quienes duraron esos tres años, de todos Alnfonso Porres fue uno de ellos.

Alfonso Porres, ayer y hoy

13063101_1584596391854940_4892113628118825_o

Fotografía de Sergio Valdés

Por: Sergio Valdés Pedroni.

Un acontecimiento dramático e imprevisto como la muerte de Alfonso Porres (antropólogo, cineasta y activista crítico, un hombre coherente y bondadoso, con infinidad de virtudes y defectos necesarios), produce una ruptura en la ciudad -“nuestra ciudad”, como decía él- una crisis quizás. Y la necesidad de hacer un balance crítico, para que la vida -nuestra vida- no sea un depósito de ausencias. Una celebración del vacío, la arrogancia o la estupidez. Una caricatura nostálgica e inútil de las grandes derrotas y pequeñas victorias de nuestra generación.

Ayer hace una semana, acudí a Casa Roja y preparé un desayuno, con frijoles colorados, tocino, huevos, queso y manzanas. “Está muy bueno -me dijo- venite más seguido en la mañana”. Y así comimos, riendo ambos con la boca llena. Hoy hace una semana, volví por segundo día consecutivo para avanzar en un nuevo proyecto de cortometraje documental, que grabamos juntos el 28 de marzo pasado. Además de las cosas del cine, quedamos en rehacer la hortaliza de cajas que tenía en la terraza, junto a su pequeña habitación. Fue la última vez que hablamos, aunque el jueves 14, poco antes de la crisis que lo condujo a la muerte, leí aquí en Facebook un texto suyo, que me puso los pelos de punta:

“Hoy velamos a Raúl, es nefasto tener que velar, cada día, una persona a quien por motivos de violencia muere, no quiero hacer una descripción de Raúl suficiente para quienes lo conocimos, si el hubiera querido hacer de su vida publica, seguramente todos lo hubiéramos enterado. No obstante el hecho es que esta muerto, dicen dentro del enorme mar de incertidumbres, que lo encontraron tirado en lugar baldío, dicen que con dos golpes en la cabeza, dicen que desapareció desde el jueves, dicen que no llegó a una cita, dicen que lo encontraron el sábado, y que su cadáver estaba descompuesto, dicen que costó reconocerlo, dicen que su hermana, se enteró hoy , dicen que tenían tres hermanos y una madre, dicen que no estaba metido en nada (como si estar metido en algo fuera una excusa para que lo asesinaran) dicen, todos dicen y ya Raúl esta muerto”.

Esto le escribí a Poncho en aquel momento -y esto repito ahora para mi propia rabia-:

“Dicen que el peso de sentir es equivalente al peso de la rabia, la indignación y el repudio. Y que es preferible cargar con todo ello, para no hacer de la existencia un océano ajeno e inalcanzable. Para no morir estando vivos. Te dejo un abrazo”.

(Stills sobre planos de Eduardo Spiegler, inicio del rodaje de Elogio del cine, 1 de mayo de 2012. ).

PONCHO VIVE

Prensa Comunitaria Km 169

Prensa Comunitaria Km 169

Rebeldía, Solidaridad, fraternidad, comunitarismo, lealtad, una Casa Roja Común, un ser individual y colectivo a la vez, eso era Poncho.

La Iniciativa La Comuna con dolor y serenidad sabe que PONCHO VIVE, que su legado trascenderá en cada uno de nosotros, en cada una de nosotras, que estará presente por siempre, en los movimientos ciudadanos y populares que luchan por el derecho a la ciudad y Otra Guatemala Ya Cuando veas una Luciernga brillar en el atardecer de la plaza recuerda el mensaje que Poncho nos legó te extrañaremos Iniciativa La Comuna

Murió Alfonso Porres cineasta, poeta y comunicador

DSC_0017

Alfonso Porres cineasta, poeta, investigador, antropólogo, fotógrafo, artista plástico y luchador incansable falleció a los 55 años de edad hoy domingo 17 de abril a la 1:30 AM en la ciudad capital.

En nombre de todo el equipo de periodistas, fotoperiodistas, radialistas e investigadores comunitarios que formamos parte de Prensa Comunitaria Km. 169 queremos honrar la memoria de nuestro compañero “Poncho” y agradecer por habernos enseñado tanto, también por el gigantesco esfuerzo que realizó por años en la construcción de una comunicación alternativa y comunitaria en Guatemala y el continente.

Fue fundador de Luciérnaga Guatemala, Indymedia Guatemala, La Casa Roja, La Comuna, Casa Comuna, Prensa Comunitaria, ‪#‎OtraGuatemalaYa‬, la Radio Urbana, solo por mencionar algunos espacios.

Finalmente la comunicación alternativa ha jugado y juega un papel importante en este país gracias a los desvelos, proyectos, persistencia y creatividad de Alfonso Porres. Continuaremos con tu labor, no te vamos a defraudar.

Hasta pronto Poncho.