Archivo de la categoría: Mujer

La prevención de violencia contra las mujeres y el trabajo con hombres: una mirada de justicia transicional con enfoque de género basada en la Resolución 1325 de Naciones Unidas

 

 

Glenda García /Impunity Watch

 

Introducción

La Resolución 1325 (2000) de Naciones Unidas (NU) insta a los Estados miembros a aumentar la presencia y participación de las mujeres en la reconstrucción de sus países, luego de los conflictos armados; así como a crear condiciones para la equidad de género y para la implementación de políticas públicas en favor de los derechos de las mujeres, en especial en lo que respecta a participación política, salud, seguridad física, acceso a justicia y garantías de no repetición, entre otros.

Estos propósitos no pueden ser posibles sin el involucramiento de todas las personas. Por ello, en sus inicios los movimientos de mujeres y feministas centraron sus acciones en la transformación de las diferentes realidades de discriminación, violencia y exclusión que las mujeres sufren en todas partes del mundo, cuestionando la ideología patriarcal como responsable de provocar una realidad adversa para ellas. Tiempo después inició el trabajo con hombres, para instar reflexiones críticas sobre las prácticas del ser hombre a partir de miradas alternas sobre las “nuevas masculinidades”que contribuyan a la transformación de una realidad negativa para la sociedad. 

En el presente trabajo se realiza una reflexión sobre la violencia que sufrieron las mujeres durante el conflicto armado interno (CAI) y su vinculación con la masculinidad forjada en el ejército de Guatemala. Se explica brevemente la Resolución 1325 de NU y su relación con la participación delas mujeres en el proceso de reconstrucción de la paz; y los pasos que se han dado en el país para abordar los efectos de la guerra en la vida de las mujeres y para fortalecer la justicia transicional. Además se presentan algunos resultados del Estudio de opinión pública sobre la igualdad de género y la violencia contra la mujer realizado para Impunity Watch en el 2014, el cual se encuentra inédito.

Al abordar el tema del trabajo con hombres se plantean algunas reflexiones teóricas y políticas que dieron origen al desarrollo de las nuevas masculinidades, y se hace referencia a la labor de distintas organizaciones sociales que buscan contribuir a la construcción de nuevas prácticas sobre el ser hombre.

Contenido

  • Introducción
  • Agudización de las prácticas de dominación masculina durante el CAI
  • Participación de las mujeres en el proceso de reconstrucción de la paz
  • Trabajo con hombres
  • Reflexiones finales
  • Recomendaciones

LEA EL DOCUMENTO COMPLETO:

La prevención de violencia contra las mujeres y el trabajo con hombres: una mirada de justicia transicional con enfoque de género basada en la Resolución 1325 de Naciones Unidas

El genocidio en Guatemala como medio para un fin y como un fin en sí mismo

Justicia mujeres

Por: Andrea Ixchíu Hernández

Ante la desinformación, irracionalidad e insensibilidad que causa en tantas personas hablar de genocidio, masacres y desapariciones forzadas ocurridas durante la guerra, hay quienes hasta justifican los asesinatos perpetrados por parte del ejército contra población civil no combatiente y los califican como “actos heroicos en defensa de la patria”. Es un error muy grave calificar el exterminio de poblaciones enteras como crímenes de guerra, ya que estas no eran acciones que tendían a vencer en una batalla o en la misma guerra a un contendiente, sino se trata de procesos autónomos y con una lógica propia, planificada y ejecutada sanguinaria y sistemáticamente.

Como bien anota Zygmunt Bauman, “el genocidio moderno es genocidio con un objetivo. Librarse del adversario ya no es un fin en sí mismo. Es el medio para conseguir el fin, una necesidad que proviene del objetivo final, un paso que hay que dar si se quiere llegar al final del camino. Es un ejercicio de ingeniería social, pensado para producir un orden social que se ajuste al modelo deseado”[1].

Las actuales condiciones de miseria y desigualdad son producto de ese orden social, que fue impuesto a sangre y terror. No es casual que hoy la pobreza afecte al 59.2% de la población y que cuatro de cada cinco indígenas viva en mayor pobreza y desigualdad. A la población maya, garífuna y xinca nos buscan desaparecer estadísticamente y antes físicamente, porque hay mentes que son incapaces de concebir la diversidad como una forma de vida y en sus cabezas la homogeneidad es la norma.

Por eso yo no llamaría héroes ni agradecería nada al Ejército de Guatemala, ya que defendieron un régimen económico y social de racismo y desigualdad, haciéndonos creer que se trataba únicamente de asuntos ideológicos y políticos.

¿Cómo se justifica el asesinato y desaparición de miles de mujeres, ancianos, niños y niñas que han sido hallados en cientos de fosas clandestinas, en dónde peritajes forenses nos narran las formas atroces en que fueron asesinados? ¿Cómo se nos explica que muchas de las tierras de dónde fueron masacradas comunidades estén en manos privadas? ¿Héroes los 20 militares que enfrentan juicios? para nada. Se les acusa de delitos serios, deberes contra la humanidad y por eso deben enfrentar la justicia.

Con estos procesos legales, que son meros ejercicios de conciencia nacional, se objeta el alto grado de impunidad en el que quedaron la mayoría de los crímenes cometidos durante la guerra y sus autores. Ojalá algún día se logre el esclarecimiento de los hechos y se nos deje de ocultar la historia.

Ante el nivel de insensibilidad manifestado en múltiples medios de comunicación, cabe recordar, aunque sea de forma explicativa, que muchos factores han incidido en la exculpación de los autores intelectuales e involucrados en las masacres. Entre ellos, la larga duración de la guerra y la influencia de la guerra fría, que justificaba el asesinato de comunistas, el inicio de las negociaciones de paz y por último, la política de exculpación colectiva, olvido extendido y silencio respecto del pasado atroz, que muchos gobiernos no han querido abordar. Guatemala tiene una herida abierta, que duele y que no sanara sin verdad. Por las más de 250,000 víctimas de la guerra, yo, mujer k’iche y ciudadana guatemalteca exijo justicia.

[1] Bauman, Zygmunt. Modernidad y holocausto. Editorial: SEQUITUR. Año 2010. 270 páginas.

Participamos en una escuela de lucha llamada Un Nuevo Sol Rebelde

photo_2015-12-03_19-15-33

Por: Rony Morales UVOC/Prensa Comunitaria

Un Nuevo Sol Rebelde es el nombre que se le dio con mucho cariño a una de las escuelas de formación de formación política en defensa del territorio en la cual, intercambiando conocimientos, articulados esfuerzos y fortalecido nuestro conocimiento de la coyuntura nacional e internacional desde la realidad de nuestras comunidades. Con este proceso también llegan nuevos pensamientos, expresiones de lucha en Defensa del Territorio.

La escuelita Un nuevo sol rebelde es de cada una y cada uno de nosotros, no es un solo salón, un solo lugar, y no sólo durante los días del módulo, sino entre taller y taller, en los lugares donde nos encontremos según las ganas que le echemos. Es un planteamiento de actividades para que vayamos practicando, reflexionando y volviendo a la nueva práctica, reflexionando y volviendo a la práctica.

Llegamos a Cobán con varios de los miembros de la escuelas también llamados Un sol rebelde,  iniciamos nuestra formación con los buenos Vientos Rebeldes que nos brinda la abuelo Batz y él abuelo E, 27 Jóvenes de las naciones Q´eqchi´, Poqomchi´, Mam, K’iche’ y Kakchikel, representantes de organizaciones como: La Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas   –UVOC- , Frente Petenero Contra Represas –FPCR-, Puente de Paz y  Asociación de comunidades para el Desarrollo y Defensa de territorio -ACODET–, Comité Campesino del Altiplano –CCDA- y la Otra cooperativa,de los departamentos de Izabal, Petén, Quiche, Sololá, Huehuetenango Alta y Baja Verapaz.

photo_2015-12-03_19-15-20

 Nuestras primeras palabras fueron:

 “Bienvenidas y bienvenidos a estos dos últimos módulos que son educación popular y comunicación popular.Damos inicio a un proceso de formación en el cual hemos compartiendo las experiencias de nuestras comunidades, organizaciones y territorios, para así construir un espacio que nos permita aprender juntas y juntos elfortalecimiento de las capacidades de las organizaciones para impulsar sus procesos, mediante la formación metodológica.Esto nos permitirá que las y los participantes conozcan y reflexionen sobre la comunicación popular, fortaleciendo las capacidades políticas y técnicas para la educación popular como una herramienta organizativa para la transformación, partiendo de la reflexión sobre la realidad, la teoría del conocimiento y la concepción metodológica dialéctica, feminista, descolonizadora y antiimperialista.”

Partiendo de los contextos de nuestras comunidades y de los  conocimiento  de las personas participantes se trabajó un análisis inicial de la comunicación/educación tradicional y la propuesta alternativa de la comunicación/educación popular.Con ellos se comenzó el trabajo dividendo al grupo en equipos uno de comunicación y el otro de educación popular.

Comunicación popular

Aquí se dieron a conocer conceptos de comunicación, los cuales buscaron generar un espacio de manifestación de comunicaciones que nacen desde el pueblos, expresando los diferentes sentires y sueños; expresando nuestras preocupaciones y denuncias que no aparecen en los medios de comunicación masivos. Para eso surgió la comunicación popular, alternativa o como le queramos llamar en la actualidad, que es sinónimo a horizontalidad, un canal de doble vía, participativa y al servicio de las mayorías. Ya conociendo qué tipo de comunicación nace desde nuestros pueblos se dio inicio a varios temas (barreras en la comunicación, medios masivos de comunicación, conociendo la grabadora y sus partes, la entrevista, la noticia o nota informativa y la fotografía entre otros)

En fin, hicimos muchos juegos como la lotería humana, y mucho análisis concienzudo usando diferentes recursos que en medio de la alegría de trabajar colectivamente nos posibilitan fortalecer nuestro trabajo serio a diario. A través de herramientas como la investigación también podemos ser fuente de información. Este proceso se lleva a cabo para fortalecer las luchas por la defensa y recuperación de nuestros territorios, que organiza La Otra Cooperativa en su eje de comunicación popular, que además nos permite vincular con los procesos, organizativos de algunos lugares y responde a los desafíos concretos del momento actual.

photo_2015-12-03_19-14-33

La educación popular inicia con el identificar en nuestras prácticas cotidianas los fenómenos sociales y naturales en la población, las formas ancestrales de pensar, nuestro ambiente  ya sea en lo personal o de forma colectiva, la  educación debe de nacer de nuestras experiencias.Esta educación libertadora ve el mundo en que vivimos como un espacio que podemos transformar a partir de nuestra acción y reflexión; por eso nos fundamentamos en la educación popular que fortalece y fundamenta la organización desde el  corazón. Este proceso no se acaba con el taller, una acción que fluye en el contexto en que nos vamos desenvolviendo, acción permanente que está en cambios constantes.

El desarrollar nuestros conocimientos es fundamental en los procesos de buen vivir de las personas que vienen desde las comunidades.Es un acto de conciencia que nos ayuda a entender mas allá de lo personas conocemos como este compuesto este sistema.

El aprender jugando por medio de la educación popular con música, baile, alegría, felicidad, abrazos, dulces, dinámica y energías de las personas son valores importantes de los jóvenes que   llegaron a esta escuelita Un Nuevo Sol Rebelde,  es importante notar la integralidad de los elementos y los jóvenes que tienen una función en este espacio de articulación donde todas las personas se completaron e interrelacionaron con lo cual se llega a dos acuerdos multiplicar lo aprendido e iniciar con a escuela radiofónica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Caravana por el Buen Vivir en Monte Olivo

photo_2015-11-26_11-04-03

Por: Rony Morales UVOC/Prensa Comunitaria.

Monte Olivo se encuentra en el municipio de Cobán -Alta Verapaz-, en el territorio del pueblo Maya Q’eqchi’. Las comunidades que se encuentran a lo largo del recorrido del Río Dolores decidieron desde hace varios años atrás fortalecer la lucha por la tierra y la defensa del río, especialmente frente a la explotación laboral, el despojo de la tierra y el saqueo de los bienes naturales. La problemática en esta región se agudiza con la compra por parte de la empresa Hidroeléctrica Santa Rita, S.A  de una parte de la finca del mismo nombre, para la construcción del proyecto hidroeléctrico Santa Rita, que pretende producir 19.47 MW sobre las aguas del río Icbolay. Este proyecto no es el único: la empresa Hidroeléctrica Raaxha, S.A, tiene planificada la construcción de otra planta hidroeléctrica más.[2] Además de estos dos, se encuentra el proyecto Central Rocjá Pontilá,de la empresa Proyecto de Desarrollo Integral Pontilá S.A.[3]

En el marco de lucha y resistencia, por medio de los colectivos Ceiba, ASOMADIC y UVOC, llega la  Caravana Mesoamericana por el Buen Vivir, que escogió Monte Olivo como una de las comunidades a visitar en un recorrido que dio inicio en Morelos –México-, pasando por diferentes pueblos que luchan, resistente  y recuperan la madre tierra.

La Caravana del Buen Vivir es una red de intercambio de experiencias, diálogos y aprendizajes; un proceso de soluciones a las problemáticas constantes del medio ambiente. Por eso decidieron trabajar en colectivos en acción por el buen vivir, para realizar diferentes tareas de gestión y comunicación que comenzaron a hacer germinar la semilla

Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir de los Pueblos en Resistencia llega a Monte Olivo, territorio Q´eqchi´ donde las personas dependen del rio Dolores, sus bosques y la tierra para la subsistencia de esta comunidad. Este intercambio mutuo entre naturaleza y los seres humanos se ha visto amenazado  y se ha vuelto más difícil, ya que empresas que buscan quedarse con los recursos naturales han buscado saquear esta tierra y expulsar a sus habitantes.

photo_2015-11-26_14-06-49

Durante la estancia de la caravana se dieron talleres de tecnologías socialmente apropiadas, donde construyeron un bicimolino, un bici-desgranador y una bici-licuadora que quedaron a la disposición de la comunidad para su uso.

 Así mismo, compartimos un taller de baños composteros, que evitan el drenaje y usan los desechos para abonar la tierra: una tecnología útil en una zona afectada por la privatización y contaminación de las aguas y las tierras.

Por parte de medios, se realizaron los talleres de TV comunitaria y fotoperiodismo comunitario, en el cual se habló a los participantes sobre la importancia de empoderarnos de las nuevas tecnologías de documentación, difusión y de redes sociales además de compartirles los conocimientos básicos y técnicos para tomar una fotografía y escribir un boletín de prensa, y hacer una programa de T.V con el fin de que ellos mismos escriban su propia historia y realicen contenidos desde su cosmovisión

 La radio caravana comunitaria en Monte Olivo, donde se cree que la comunicación popular es fundamental en las luchas por la autonomía, la justicia social, y la dignidad con la participación activa y consecuente de las mujeres, niñas, niños, jóvenes y los ancianos de la comunidad; gestando allí mismo el sueño de un centro autónomo de aprendizaje y conocimiento.

Ésta es una de esas maneras, las familias de Monte Olivo no sólo van encontrando la fuerza a través de la solidaridad para continuar con su lucha, sino también para mostrarle al mundo que donde la avaricia y el odio ponen sus botas, los pueblos que defienden la vida logran que vuelva la primavera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Kab´laj Be La Primavera: primera comunidad maya Poqomchi´ en la Verapaz.

estaaa

Por: Rony Morales 

Hace 215 años que las familias Poqomchi´ viven en la finca La Primavera Ahora llamada Kab´laj Be la Primavera, y desde entonces han sido “mozos colonos”. Fue hasta este 16 de agosto que la Municipalidad de la Villa de San Cristóbal, Alta Verapaz los reconociera en el Libro de Actas de Comunidades Indígenas como la Comunidad Kab´laj Be (12 Camino), la primera comunidad Indígena maya poqomchi´.

La primavera:

Cuando se investigan los antecedentes históricos de la Finca La Primavera en San Cristóbal, se encuentra que se remontan al año 1799. Cuando revisamos la historia de los comunitarios podemos encontrar varios hechos de violación a los derechos humanos y presión en contra de ellos.

El día jueves 26 de enero 2012, miembros de la comunidad encontraron los cadáveres de dos ancianos  en la comunidad de  Sac Ixim, que se encuentra ubicada dentro de la finca La Primavera.  Eran Sebastián Xona de 82 años y Petrona Morán Suc de 72, ambos habían vivido y trabajado en ella desde que fue nombrada como finca nacional por el gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán en los años cincuenta. Después la finca fue devuelta a la familia Azurdia por la política del gobierno contrarrevolucionario.  La familia Azurdia  dejó a los pobladores trabajar  como mozos colonos para cuidar la finca.

Los ancianos fueron encontrados en su vivienda con las siguientes características: a) los pies y  manos  atadas con lazos, b) la boca atada con un trapo, c) y golpes contundentes en la cabeza.Se supone que el objeto con  que les golpearon fue con una piedra de amasar. Estas evidencias señaladas pueden sujetarse como una posible tortura. Miembros de la finca La Primavera  declararon que el  asesinato ocurrió en el transcurso de la tarde del día anterior. Empezaron a sospechar cuando al pasar frente a la casa, los vecinos se dieron cuenta que la puerta se encontraba abierta y había un silencio rotundo. En horas de la mañana del día 26 de enero un familiar que los llegó a visitar se percató del hecho.[1]

IMG_9050

El 14 de diciembre de 2014, las 279 familias que vivían en el territorio sufrieron una amenaza de desalojo por parte de la empresa Ecotierra S.A. “Nosotros las personas Mayas Poqomchi´ que vivimos en la finca La Primavera cuidamos y defendemos nuestro territorio lleno de vida el cual se puede reflejar en los bosques vírgenes, sus ríos, flora y fauna, que hemos cuidado con tanto esmero.”[2]

Una década duró la mesa de negociación, en la cual participó la UVOC junto a las instituciones gubernamentales: la Secretaria de Asuntos Agrarios –SAA-, el Ministerio de Gobernación, el Fondo de Tierras, la Procuraduría de los Derechos Humanos -PDH-, y el Registro de Información Catastral –RIC-. En una de estas reuniones, los miembros de la SAA dieron a conocer que habían negociado con la Empresa ECO-TIERRA, y por tanto, las 279 familias serían desalojadas de la finca porque eran tierras que supuestamente pertenecían a esta empresa.

Tras años difíciles de negociación y lucha, doscientas setenta y nueve familias de las comunidades Santa Rosa, Sak – Ixim, El Chico y Baleu, en la finca La Primavera del municipio de San Cristóbal, departamento de Alta Verapaz, formaron la Asociación de Campesinos de Santa Rosa y Sak-Ixim, quienes finalmente lograron obtener 12 caballerías de tierra, donde se encuentran las viviendas y lugares de trabajo de los comunitarios.

El 14 de julio de 2015, la firma de una Escritura y Convenio Preparatorio en el Fondo de Tierras buscó visibilizar los siguientes aspectos: a) Realizar el levantamiento topográfico del área en posesión de las comunidades Santa Rosa y Sak-ixim. b) Gestionar la aprobación ante el Registro de Información Catastral del plano elaborado a favor de las comunidades de Santa Rosa y Sak-Ixim; c) Elaborar el censo en las comunidades de Santa Rosa y Sak-Ixim; d) Otorgar la escritura traslativa de dominio de las viviendas que se encuentran en el polígono de las comunidades de Santa Rosa y Sak-Ixim; e) Completar el área de tres punto cinco manzanas a favor de los beneficiados de las comunidades Santa Rosa (El Chico) y Sak-Ixim; f)Respetar el área que corresponde a la finca matriz; g) Respetar los linderos que corresponden a cada una de las comunidades asentadas dentro del polígono de la Finca La Primavera.[3]

uvoc2

Kab´laj Be poqomchi´

Estas 279 familias gracias a su lucha fueron reconocidas como la primera comunidad indígena Poqomchi´. Es un paso importante para  proteger este territorio, ya que son pocas las comunidades en Guatemala reconocidas como indígenas. Ser comunidad supone vivir y trabajar bajo una serie de fundamentos filosóficos y ancestrales la construcción del cuerpo organizativo. Desde lo comunal se construyen los conceptos de vivencia y de trabajo de la comunidad. Esto requiere un cambio de actitud y  unidad que permite la aparición de la conciencia colectiva, desde una visión humanizarse que enfatiza la importancia de la hermandad entre las personas.

Será una organización desde lo comunal, con apego y respeto a la Cosmovisión Maya, y con respeto al equilibrio entre todas las personas; que se inspira en la resistencia histórica de los pueblos indígenas y su derecho ancestral a la tenencia, uso y control de su territorio; que fortalece la resistencia contra el neocolonialismo y el sistema capitalista neoliberal, que contribuye en la construcción de un mundo más humano, justo y equilibrado, con respeto e inclusión a los diferentes pueblos, culturas e idioma.

UVOC ayudará al fortalecimiento de  la unidad organizativa básica. El Consejo Comunal Comunitario  es integrado por 20 personas, correspondiendo a su nahual y cargador.Los Consejos existen a diferentes niveles: desde cada una de las comunidades, pasando por la región, hasta llegar al Consejo Corazón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[1]http://www.uvocguatemala.org/2012/01/comunicado-27012012-uvoc-condena-el.htmlhttp://www.uvocguatemala.org/2012/02/alerta-brigadas-de-paz-internacional.html?q=primavera

[2]http://www.uvocguatemala.org/2014/12/amenaza-de-desalojo-comunidad-la.html;http://www.uvocguatemala.org/2012/02/alerta-brigadas-de-paz-internacional.html?q=primavera

[3]https://comunitariapress.wordpress.com/2015/07/22/primavera-poqomchi-recupera-tierras-ancestrales/