Declaración de obispo Ramazzini en juicio contra autoridades ancestrales

Fotografía: Quimy De León

Fotografía: Quimy De León

Conozco a los acusados desde que llegué a Huehuetenango y me plantearon toda la situación que estaban viviendo en el norte de Huehuetenango, el conflicto que había con la presencia de  la empresa Hidro Santa Cruz, la negativa de la población para aprobar ese proyecto y siempre como parte del Ministerio Episcopal he pensado que un trabajo importante es la mediación y por eso comenzamos la relación de diálogo con ellos.

Tuve conocimiento de la conflictividad, desde que llegué, ya que ha sido un punto de interés mío.  Por iniciativa de la diócesis invitábamos en este tiempo también al responsable de la Comisión de Diálogo Nacional, señor Balcárcel, para que pudiéramos hacer algo estableciendo un diálogo entre las partes en conflicto.

El tema focal era la presencia de la Hidro Santa Cruz y luego se amplió a la presencia del otro proyecto hidroeléctrico en la zona de Pojom e Ixquisis, de esta manera me fui involucrando, hasta que por iniciativa de la diócesis se concertó la posibilidad de una llegada de Otto Pérez a Santa Cruz para que pudiera haber un diálogo con la población, desafortunadamente no se llegó a ningún acuerdo. Ha habido un confrontamiento muy decisivo de mi parte porque me preocupa que las comunidades no puedan vivir en paz y tranquilidad.

La promoción humana, el proceso de desarrollo integral de todas las personas, el uso de los bienes naturales, no solo las industrias extractivas, me ha llevado a informarme y buscar soluciones. No soy una autoridad civil pero una de las funciones nuestras es ser portavoz de los que no pueden hablar. Amo a Guatemala, tenemos una riqueza natural increíble y me da tristeza que sea destruido por un sistema económico donde lo más importante es el dinero.

Acerca del documento “Informe Estructura Criminal. Conflicto social Huehuetenango. Mayo 2014”. Monseñor Ramazzini respondió algunas preguntas que los abogados le hicieron. Y dijo que en este informe, él identificaba en sus páginas a “Rigoberto, luego Ermitaño López, Sotero Adalberto Villatoro Hernández, Arturo Pablo Juan, Francisco Juan Pedro, Diego Diego Marcos. Los conozco desde que llegué a San Marcos, a partir de Sotero Adalberto y a Rigo antes, cuando estaba en la diócesis de San Marcos

¿Tiene información que sea personas que provocan conflictividad?

Absolutamente no, en base a lo que he hablado con ellos, están escribiendo mentiras, falsedades, a Rigoberto lo conocí en una situación donde se involucraba al párroco de Santa Eulalia y él me buscó para que yo mediara y hablara con el obispo de Huehuetenango, siempre fue para mediar. Cuando leí lo que aquí estaba escrito digo: es una mentira muy grande.

Se lo llevé a Iván Velásquez para decirle que es importante que la CICIG logre hacer una investigación de lo que realmente está pasando, no se llegó a ningún acuerdo.

La problemática de acusaciones contra los mencionados se lo llevé a la fiscal general Thelma Aldana, le dije estoy al tanto de eso, lo que aquí se dice no es verdad, hay una mala intención, se la paso para que pueda ayudar a los fiscales del MP y puedan hacer las investigaciones respectivas.

En este informe en la página 5 Adalberto Villatoro Hernández ¿puede leer el cuarto renglón de abajo para arriba?

“Ha formado parte del consejo parroquial de la iglesia católica de Santa Cruz Barillas, situación que le ha permitido esconder su accionar violento y mal intencionado detrás de la diócesis de Huehuetenango, desde donde ha recibido cobertura. Permanente se victimiza, hasta está mal escrito”

Es totalmente falso que haya formado parte del consejo parroquial al menos desde que yo estoy de obispo para nada, es un laico que ha participado, participa en la mesa, cuando he llegado lo veo, participa pero que la diócesis esté dando cobertura a un accionar violento es una grandísima mentira como los Cuchumatanes Huehuetenango.

Hoy 14 de julio hace 4 años yo entré a la diócesis, fui nombrado hace tres meses a partir de ahora para atrás porque tenemos tres meses para tomar posesión, hoy estoy recordando que hace 4 años entre como obispo de Huehuetenango

¿Tenía conocimiento de lo sucedido?

Yo me enteré que había habido esta situación y de hecho inmediatamente traté de comunicarme con el señor Adalberto y Ermitaño, puesto que tenía sus números de teléfono y ahí me enteré de lo que había sucedido, sí tuve esa información, si esa es la pregunta.

Como repito, lo primero que hice fue hablar con Ermitaño y Adalberto, él me explicó que había tratado de hacer un trabajo de mediación porque había algunas personas que estaban detenidas, él me dijo que había ido a buscar al juez para que viniera e interviniera y se desbloqueara la situación. Para mi quedó muy claro que él había buscado la mediación para resolver este conflicto que se estaba dando. Cuando se empezó a dar el proceso,  ya se hablaba de acusaciones de plagio y secuestro. Me recuerdo que convoqué a una reunión y le pregunté quiénes eran las personas que estaban haciendo esta acusación y me dio los nombres de las personas pero no los tengo en la memoria.

Tuvimos un encuentro en mi oficina, estuvo presente el señor Adalberto, si mal no recuerdo algunos de ellos eran personas que participaban en la iglesia católica, había un pastor evangélico y la idea era preguntar si la acusación que estaban haciendo contra el señor Adalberto era verdadera o no, me interesaba saber porque no me voy a meter a defender a alguien que está cometiendo un delito, porque va de por medio mi credibilidad y mi conciencia y quería estar seguro y escucharlo de ellos y también del señor Adalberto.

En esa reunión la frase de uno de ellos fue “nosotros los acusamos a ellos porque son los líderes del movimiento de oposición a la empresa Hidro Santa Cruz, por eso los acusamos pero ellos no tienen nada que ver en esto”. Ojalá les dije, que ustedes hagan esta declaración si este proceso continúa.

Después en algunas ocasiones donde me encontré con personas de la parroquia Santa Cruz Barillas, les decía si no había manera de ayudar para que las personas que están haciendo estas acusaciones y que a mí me han dicho que no son ellos los responsables, sino que la acusación la hacen porque ellos son líderes, ¿no hay una manera de convencerlos, de hablarles?

Me gustaría enfrentarlos y decirles miren están haciendo algo muy serio que va a dañar la vida de las familias. Me dijeron, monseñor, ellos ya no están viviendo en Santa Cruz Barillas, tenemos información que están en Huehuetenango pero no los podemos localizar. Digan eso delante del tribunal porque una acusación falsa los puede llevar a la cárcel como en realidad así sucedió.

¿Tuvo alguna reunión con los abogados de la empresa?

Yo calculo que la reunión fue a finales de septiembre, octubre del 2013 porque ya se comenzaba el tema de que iban a haber acusaciones, se iban a presentar demandas, yo tuve algún encuentro con el abogado de la empresa aquí en la ciudad, para tratar de ver como se desbloqueaba esta situación, que esto no siguiera creciendo en el sentido de la animosidad.  Desafortunadamente este tipo de citas, sí lleva los nombres de las personas pero después el contenido no lo tomo en cuenta porque digo, es algo que estoy haciendo a un nivel personal, nunca me imaginé que iba a estar hoy aquí, si no, hubiera tomado nombres,  lo que dijeron, notas, no me gusta grabar porque no es honesto hacerlo. No tengo el dato escrito y por eso no quiero aventurarme a decir una fecha que no sea exacta.

El nombre del abogado de la empresa es de nacionalidad española y si mal no recuerdo es de apellido Rodríguez, hay que decir que ellos estaban interesados en encontrar una situación negociada pero ya las cosas habían llegado a tal extremo de oposición de una parte, que al final no se logró nada.

El encuentro en la oficina de la diócesis, eran personas, de hecho no les hice la pregunta de si eran trabajadores o no, eran personas con las que alguna vez que empezamos a hablar el tema de Santa Eulalia, se presentaban como los líderes de las micro regiones de segundo nivel, líderes del movimiento de oposición que estaban contra la hidroeléctrica, no me consta que hayan sido trabajadores.

¿Ha interlocutado con las autoridades indígenas para resolver conflictividades municipales, departamentales?

Directamente no, en el caso de San Mateo Ixtatán si le pedí al padre Maxin Bernabé que hiciera favor de entrar en contacto con las autoridades ancestrales de San Mateo para tratar de ir viendo que podían ellos hacer, y en algún momento que tuvimos una asamblea, entiendo que hubo alguna participación de ellos pero no directamente mía con ellos.

¿Conoce a las autoridades indígenas?

De conocer a las autoridades indígenas, no, en el sentido pleno de la palabra, sé por referencias quienes son, si tuve un encuentro cuando fue el problema de Santa Eulalia y vino el hermano Lastig, vino a la casa de Susana Ferrera para el problema del templo de Santa Eulalia, tuve dos encuentros con él y él no hablaba casi nada de español, hubo necesidad de un traductor porque yo no hablo el q´anjobal.

Eso lo conocí porque precisamente cuando estuvimos hablando de este tema y yo estaba también interesado en llegar hasta el señor Iván Velásquez, hablando también con el abogado Benito, llegamos al descubrimiento que quien había elaborado este documento era un abogado de apellido Ban, luego me enteré que era el abogado de la empresa Hidro Santa Cruz, para mí fue como un shock porque dije cómo es posible que el MP deje que un investigador privado, se lo dije a la Fiscal Thelma Aldana, aquí hay un investigador privado que está proporcionando investigaciones y es un documento lleno de mentiras y de ahí me enteré que era este abogado, no lo conozco, solamente vimos el documento donde aparece que él elaboró esto

Llegamos a establecer con el licenciado Benito que lo que aparecía en este documento era resultado de estas investigaciones y lo dije a la fiscal general, era muy serio porque no sé si tenía autorización o no del MP, pero aparecía que el informe él lo había hecho.

¿Se han realizado reglamentos adecuados para que el pueblo indígena sea tomado en cuenta?

Este es un punto que yo lo  he discutido con las autoridades, siempre sale sobre este tema, que no hemos logrado hacer un reglamento adecuado que aplique el convenio 169 ratificado por el gobierno de Guatemala. En ese sentido en varias ocasiones, y la última vez que tuvimos un encuentro por parte de la Conferencia Episcopal con el señor presidente Jimmy Morales de nuevo yo le planteé este asunto, media vez no se haga un reglamento donde realmente sean escuchados los intereses, las voces, las necesidades e inquietudes de los pueblos indígenas para aplicar el convenio 169 no se extrañen que se vaya a seguir dando un desánimo, a veces como una desasón, desconicerto y a veces una indignación de los pueblos indígenas que no son tomados en cuenta. Para mi esta es una falta muy grave del Estado de Guatemala

En ese sentido yo creo y hemos tocado este tema a nivel de Ministerios, estamos siempre diciendo los temas indígenas son tomados en cuenta cuando hay bienes naturales de los cuales el país se pueda beneficiar y estoy pensando en ciertos sectores del país. En Huehuetenango hay una ausencia gravísima del estado de Guatemala en términos de atención, búsqueda de desarrollo integral, preocupación por las poblaciones.

En San Marcos descubrí lo mismo, pero en la zona de Huehuetenango lo descubro con más intensidad, y eso es serio, mientras las voces de los pueblos indígenas no sean tomados y se lo dije así a Otto Pérez que en ese tiempo era presidente , hay necesidad que los presidentes de Guatemala sean estadistas, no sean solamente ejecutivos, estadista es el que se pone a escuchar las voces de los pueblos, a ver por dónde van los caminos para lograr el desarrollo y yo le decía en este momento, hay un movimiento de reivindicación legítimo y justo de las poblaciones indígenas para que sean tomadas en cuenta en las decisiones nacionales, que si bien se aprovecha puede ser una fuerza positivísima para lograr cambios en beneficio de las poblaciones más empobrecidas que siguen siendo los indígenas y campesinos.

¿Qué opina sobre las autoridades ancestrales?

A mi juicio no se han dado cuenta que existen las autoridades ancestrales, porque al no darse cuenta que existen, no toman en cuenta que en  la mayoría de las situaciones son ellos quienes  tienen una influencia grande por su autoridad moral y religiosa delante de la población y no se dan cuenta que aunque haya un alcalde que ha sido democráticamente electo, que también sería un tema de discusión, aunque haya un consejo municipal, realmente quienes tienen una ascendencia grande son ellos, las autoridades ancestrales. Lamento que no haya un a conciencia de esta situación porque de lo poco que yo puedo ver, de lo que he vivido en la zona de Huehuetenango, de verdad ellos tienen una importancia muy grande en las poblaciones y son un elemento muy positivo para poder ayudar a resolver situaciones de conflicto pero también para crear un ambiente de paz y respeto mutuo, que también lo he encontrado en la cosmovisión religiosa de los pueblos indígenas, hay un sentido del respeto muy grande y desafortunadamente por la globalización económica se va perdiendo. Los jóvenes están siendo contaminados con esto en su sentido negativo.

¿Las consultas comunitarias apoyaron a las hidroeléctricas?

De lo que yo sé porque yo no estaba en el tiempo que se hizo la consulta comunitaria, de lo que yo sé no hubo mayoría que estuviera de acuerdo a esto. En un momento hubo cierta confusión, es decir en esos tiempos me recuerdo que hablaba con las personas y me decían vemos salir camiones con costales y creemos que sea algún material metálico, yo aclaré eso con la empresa y ellos dijeron que no estaban sacando ningún metal, me quedé ahí pero yo creo que es muy importante distinguir que la problemática hoy por hoy en Huehuetenango, tiene que ver con industrias estractivas y tiene que ver más con proyectos hidroeléctricos, yo se lo dije en aquel tiempo al vice Ministro de Energía y Minas, la señora Ivanova. Hay que informar a la población de qué se trata, porque otro problema es la desinformación, no solo manipulada sino también de la falta de información. La política del estado de Guatemala es de concederse la licencia desde el ministerio y punto, ya tienen el derecho a entrar y ahí es donde hay un gravísimo error de tipo político social.

¿Qué opinión tiene de Ermitaño?

De lo que yo he tratado con Ermitaño, es una persona muy claro en sus ideas y convicciones y muy claro también en sus posiciones a favor del bien común que yo no sé si valga la pena decirlo y si esto tienen que quedar en el informe. De las informaciones que tengo de su permanencia en la cárcel de Huehuetenango, que es un desastre y es otro tema que el gobierno tiene que ver como lo arregla. Si situación en favor de la justicia en la cárcel le ha valido amenazas y ataques porque realmente es una persona que busca el bien común.

¿Cuál es la relación de la cosmovisión maya con la naturaleza?

Dentro de la cosmovisión con la naturaleza no es de tipo mercantilista como los del mundo occidental lo tenemos, esta mentalidad por el flujo negativo de la globalización está sufriendo un impacto muy fuerte, y desde la iglesia católica uno de nuestros intereses, que este valor de una relación naturaleza-seres humanos, naturaleza-dios-seres humanos, debe mantenerse. Viven ahí en situaciones de extrema pobreza la gran mayoría de las comunidades de Huehuetenango, zona de San Mateo, aldeas de Santa Eulalia, en las mismas zonas de Santa Cruz Barillas, son poblaciones, aldeas paupérrimas y lo puedo decir con conocimiento de causa, entonces viven en pobreza, vienen proyectos donde no ven que vaya a ver beneficios para ellos mismos, la ley de electricidad que debería ser cambiada, la condición de licencias. Entiendo que haya una reacción de decir que este tipo de proyectos no los queremos porque atenta al respeto que le tenemos a la naturaleza, beneficio de desarrollo integral para nosotros y vamos a seguir siendo los empobrecidos de Guatemala.

¿Qué piensa de Rigoberto Juárez?

El señor Rigoberto Juárez en lo que lo conozco no es una persona violenta, tuve dos encuentros con él, en San Marcos, vino en un afán de mediar, trajo al  Ajq’ij para que habláramos, tuvimos otro dialogo en las oficinas del obispado para seguir el tema de Santa Eulalia, otra vez el Ajq’ij. El padre Pedro Matías me hizo el favor de traducir. Cuando hubo problema en la zona de San Luis lo llamé diciéndole, mire Rigoberto haga el favor de ver que es lo que está pasando porque tengo esta información, esta noticia y él me dijo, lo siento monseñor, “no puedo hacer nada porque estoy enfermo de gripe, no he salido de mi casa”. El talante que he encontrado en el señor Rigoberto ha sido un talante de reconciliación en las situaciones que yo he tenido la oportunidad de platicar con él.

¿Se ha discutido sobre las reformas a la constitución?

Pienso que si por el mismo hecho, aquí entramos a un tema complicado, a veces lo acusan a uno de sedición o de que debe formar un estado dentro del estado de Guatemala. Hemos discutido cuando se habló de las reformas a la constitución presentadas en tiempos de Otto Pérez, llegó a la conferencia episcopal acompañado de los abogados para hacer estas reformas y se tocó este tema.

Yo fui muy claro en decir de formar un estado en otro estado, se trata de reconocer la identidad, la estructura organizativa,  la cosmovisión que estos grupos originarios tienen y el gran reto que el estado tiene es como integrar sin homogenizar, como influir sin seguir excluyendo respetando la identidad, tenemos el  acuerdos de la identidad de los pueblos indígenas hace 20 años  y están durmiendo el sueño de los justos y en ese sentido el estado de Guatemala ha tenido una grandísima falencia.

Fotografías: Quimy De León

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 22 julio, 2016 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: