De agresores a testigos ¿Así trabaja el MP? Las consecuencias del colonialismo

Por: Lucía Ixchíu

El día 11 de julio me encuentro en la torre de tribunales cubriendo el cuarto día del juicio oral y público de siete autoridades comunitarias y ancestrales del norte de Huehuetenango, de los municipios de Barillas y Santa Eulalia. Sin duda este día estuvo lleno de sorpresas, pues observar como uno de los testigos presentados por el Ministerio Público, para acusar a las autoridades ancestrales es uno de los de los hombres que me intimidaron e incluso me amenazaron de muerte a mí y a otros dos compañeros de Prensa Comunitaria mientras hacíamos una cobertura en Santa Eulalia el pasado 19 de marzo del 2015 en el parque central. Me dejó helada, pues me recordó los horribles hechos que vivimos ese lamentable día.

Si bien es cierto que la historia de los pueblos del norte de Huehuetenango está llena de violencia e impunidad, hay que dejar claro que esto no se debe a toda su población sino a pequeños grupos de poder que mantienen todo tipo de práctica criminal dentro de todo el territorio y que ahora que el despojo al territorio es una constante de las empresas extractivas y energéticas, solapadas por el estado de Guatemala, demás está decir que estos mismos grupos de poder se convierten de manera inmediata los intermediarios de estas empresas a través de tratos corruptos se venden para realizar ellos, el trabajo sucio, limpiando el camino de toda persona individual o colectiva que afecte los interese de su patrón, sí, desde esa mirada colonial del caporal de finca.

Uno de los testigos de nombre Bartolo Sebastián Diego el día 19 de marzo cuando nos dirigíamos a la municipalidad para cubrir la actividad de intento de reapertura de la radio, me dijo a mí y a dos periodistas más de Prensa Comunitaria: -“Periodistas de mierda, comunistas de mierda, cuando termine todo esto, se van a chingar, cuando todo esto termine se van a chingar- y se señala el arma que supuestamente tenía en la parte de atrás.

La libertad de expresión prohibida en Santa Eulalia, Huehuetenango

La radio Snuq Jolom Konob estuvo cerrada y censurada durante un año desde el 20 de enero del 2015 por orden del ex alcalde Diego Marcos Pedro, que ha acusado a la radio de ser subversiva y enemiga del gobierno local y central, pues como todo medio de comunicación dicha radio ha cumplido con su rol de informar a la población de distintas problemáticas locales y nacionales. Todos tenían un espacio en dicha radio, hasta la Municipalidad tenía su espacio radial para poder informar desde su mirada, a la población parte de su gestión. Programas de medicina, religiosos y políticos se encontraban dentro de la barra programática de la Snuq, su crimen ha sido informar y socializar distintos hechos relacionados con la problemática de hidroeléctricas en su territorio, hidroeléctricas que han sido autorizadas por la otorgación de licencias por parte del el ministerio de energía y minas irrespetando el resultado de la consulta comunitaria del 2006, que hizo el municipio de Santa Eulalia, donde en un acta dejo la constancia de su negativa a proyectos extractivos, mineros y donde manifestó el resguardo de sus bienes naturales, a ras de tierra y subterráneos.

Para el intento de reapertura de la Radio comunitaria Snuk Jolom Konob, el 19 de marzo del 2015 en el parque central de Huehuetenango, lo que viví y lo que observe es muy diferente a lo planteado el día de hoy por los testigos de ministerio público, que afirmaban que el gobierno plurinacional, es violento y criminal.

Al contrario yo, pude observar como Rigoberto Juárez Mateo (Sindicado de plagio y secuestro) fue golpeado, amenazado por un persona armada que se encontraba en la parte atrás del escenario donde se encontraban las personas allegadas al ex alcalde Diego Marcos Pedro. Lo más curioso de todo es que dicha persona Javier Mateo Pedro alias “el chigüagüense” que no solo intimidó a Rigoberto sino a varias personas que nos encontrábamos cubriendo dicha reunión, es testigo el día de hoy por parte del ministerio público, como supuesto testigo presencial de los hechos ocurridos el 19 y 20 de enero en el CAJ (Centro de Administración de justicia).

El proceso penal que hemos interpuesto como Prensa Comunitaria, no avanza

Después de ver como el ministerio publico el día de hoy tenía como testigos a dos de los agresores, del pasado 19 de marzo a mí y a otros compañeros comunicadores, comunitarios y extranjeros, entiendo la razón del porque el proceso penal que pusimos en la fiscalía de delitos contra el periodista ha avanzado muy poco. Para nadie en este país es novedad o sorpresa la falta de independencia en el sistema de justicia. Después de todo la lucha es por la justicia, por la verdad y por la libertad.

Los indígenas de pensamiento blanqueado y el Juicio en contra de autoridades ancestrales q´anjob´ales

Escucho las declaraciones de los testigos con argumentos como: “la gente de Huehuetenango es muy violenta” o “Los Q’anjob’ales son muy violentos”, “los manifestantes son peligrosos”. Cada argumento de las distintas personas que declararon el día de hoy que con apariencia y vestimenta indígena pusieron en evidencia su profundo desconocimiento, desprecio hacia la organización social y a la manifestación indígena y mestiza.

Si bien es cierto que el norte de Huehuetenango y los pueblos que habitan en él son de los más fuertes en la conservación de sus costumbres, idioma e identidad, no se han librado de la transculturización, fenómeno social que en los últimas décadas ha permeado en los procesos identitarios en los pueblos indígenas de toda Guatemala.

El sistema educativo tiene mucho que ver con todo el desprecio al conocimiento ancestral, puesto que las escuelas y colegios dentro del pensa de estudios omite alguna información importante dentro de la colonización que vivieron los pueblos indígenas de este país, reduciendo a pequeños párrafos que cuentan como de un día para otro se llevó a cabo “La Conquista” sin contar que tomo más de 60 años a los español poder lograr dominar y esclavizar todo el territorio, ese mito o leyenda de Tecún Umán que ataca al caballo, que sin duda hace quedar al indígena como tonto o atrasado, ha sido muy exitoso para ese desprecio de quienes somos y cómo nos hemos construido.

Millones de personas han crecido con vergüenza sobre quiénes son y esto sin duda se profundiza para los que están dentro del 0.5% de personas indígenas que tienen acceso a ir a la Universidad, misma que es construida desde la occidentalidad y exacerba el desprecio de lo ancestral indígena puesto que a no menos de 15 años aproximadamente comienza a implementar el Pluralismo jurídico en sus pensa de estudios para las carreras de derecho sin tener completamente claro de que se trata eso del “Pluralismo jurídico”; en el caso de la arquitectura todo tipo de aporte ancestral en la construcción es catalogado como vernáculo y atrasado.

Y si, a ese blanquemiento de pensamiento le agregamos el toque que a diario, durante las 24 horas del día bombardea y estigmatiza los medios de comunicación corporativo a las organizaciones indígenas y mestizas, que se manifiestan pacíficamente por cualquier tipo de petición, construcción, propuesta o inconformidad. El resultado es la ignorancia y la irresponsabilidad de emitir juicios de valor hacia procesos, personas que no se conocen y que incluso se desprecian.

Dentro de las declaraciones que se realizaron el día de hoy varios indígenas Q´anjob’ales supuestos testigos despreciaron y criminalizaron con un discurso de odio a todo tipo de organización comunitaria indígena y mestiza de los municipios en donde ellos viven, lo que me deja claro la transculturización, racismo, descalificación, prejuicio de lo distinto y diferente.

 

 

 

 

[1] https://www.youtube.com/watch?v=-ZBnuvwR6xA&feature=youtu.be

[2] https://www.youtube.com/watch?v=2lhIRDS-rxg&feature=youtu.be

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 12 julio, 2016 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Julia Esquivel Velasquez

    A los falsos testigos hay que llevarlos a juicio por vendidos y mentirosos aunque juraron decir la verdad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: