Archivos diarios: 28 mayo, 2016

Finalizó fase de acto conclusivo por desaparición forzada contra militares de Cobán

IMG_20160526_155739

 

Por: Nelton Rivera.

En el Tribunal de Mayor Riesgo A en la ciudad de Guatemala, la etapa del proceso en contra de 10 altos mandos del ejército concluyo, la fase de Audiencia de Acto Conclusivo luego de varias audiencias concluyo el día viernes 26 de mayo 2016. Ahora la juez Claudette Domínguez deberá analizar si existen los suficientes indicios legales para ordenar que 10 algos mandos del ejército guatemalteco vayan a un juicio oral y público por los delitos de lesa humanidad: desaparición forzada y deberes contra la humanidad cometidos en la zona militar 21 en la ciudad de Cobán Alta Verapaz durante la década de los años 80.

La asociación de víctimas del conflicto armado interno de Cobán, la asociación de afectados de Chicoyoguito de Cobán, el Grupo de Apoyo Mutuo GAM y La Asociación de Familiares de Detenidos Desparecidos de Guatemala, esperan la próxima audiencia el día martes 7 de junio 2016 para que la juzgadora emita su sentencia y que los 10 oficiales vayan a juicio.

Anuncios

Guatemala, ¿refundación o fundación de un Estado Plurinacional?

IMG_2838

Por: Ollantay Itzamná

Desde hace algunos años atrás, incluso en contra de la voluntad de los tradicionales partidos políticos de izquierda (URNG y WINAQ), algunas organizaciones y movimientos sociales incómodos para el sistema vienen planteando la propuesta de la creación del Estado Plurinacional en Guatemala.

Sin embargo, en las últimas semanas, como en las románticas telenovelas colombianas, algunos ex militares (genocidas), junto a ex guerrilleros (como Pablo Monsanto), y algunos “mayas” fundrainser, fueron convocados a Panamá nada menos que por el refugiado ex Presidente de Guatemala Jorge Serrano Elías (1991 – 1993), para anunciar que refundarán Guatemala para resolver sus históricos males irresueltos.

Ante este desplazamiento discursivo de los agentes de la geoestrategia norteamericana para confundir/desmotivar a los movimientos sociales rebeldes, urge aclarar los conceptos de fundación y refundación.

“No estamos buscando la refundación. Buscamos la fundación del Estado Plurinacional”

En este contexto, pregunté a Conrado López, maya quiché, ex guerrillero, y actualmente defensor mayor de derechos comunitarios en el Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), ¿Qué buscan como movimiento social, crear algo nuevo o re crear lo existente? La respuesta fue: “Nosotros estamos buscando crear algo nuevo. Con nuevos actores y nuevos ideales. En ese sentido no estamos buscando la refundación. Buscamos la fundación del Estado Plurinacional”.

Otro maya de CODECA, comenta en su cuenta en Facebook: “Nosotros nunca tuvimos Estado. Por eso, vamos por la fundación del Estado Plurinacional, no por la refundación”.

Etimológicamente refundación (del latín condere) significa reinstalar, recrear, restaurar lo existente. Fundar, en cambio, significa instalar, crear, construir lo que aún no existe.

Quienes intentan teorizar la refundación del de Estado en Guatemala, argumentan que no se debe demandar la fundación del Estado Plurinacional, sino su refundación, puesto que en el país existe (desde 1825) un Estado ladino monocultural, aunque no funciona,  ya existe. Por eso se debe plantear la refundación.

En dichos esfuerzos reflexivos, se argumenta que la condición de exclusión (de las grandes mayorías indígenas) no es razón suficiente para demandar la fundación, sino lo correcto es la refundación. De lo contrario, “bajo el argumento de exclusión, también las mujeres, jóvenes, etc. podrían demandar la fundación de un nuevo Estado”, argumenta Marco Fonseca.

Los pueblos indígenas no son excluidos, sino despojados/colonizados por el Estado nación

El archipiélago de pueblos indígenas (que demográficamente hacen mayoría poblacional en el país) no están demandando la creación del Estado Plurinacional desde su situación de exclusión socio política, sino desde su condición de pueblos despojados, saqueados, colonizados y perseguidos como enemigos internos por el poder ladinocéntrico instaurado.

Para los pueblos indígenas, el sistema violento de la invasión/colonización no concluyó jamás. La supuesta “independencia” de Guatemala, en 1825, fue acto protocolar de transferencia de mando entre criollos y ladinos de élite. Fue una metamorfosis de la colonización externa hacia la colonización interna.

En la fundación del casi bicentenario Estado nación republicano, ahora en situación insostenible, los pueblos mayas jamás fueron partícipes. Más por el contrario, dicho Estado criollo los asumió como esclavos, unas veces, como enemigos internos, muchas veces.

Por ello, desde el pellejo histórico de los pueblos invadidos, no se puede (no se debe) categorizar a éstos como excluidos, porque jamás fueron asumidos ni tan siquiera como parte residual del proyecto de Estado nación ladino. Nunca formaron parte del proyecto de nación, ni del Estado. La categoría correcta es la de despojados, colonizados internos, saqueados, etc.

Estos pueblos, ahora, cada vez más conscientes de su condición de naciones sin Estado, y ante un aparente Estado republicano sin nación, demandan la fundación del inédito Estado Plurinacional que jamás existió en Guatemala.

Desde esta perspectiva histórica y realista, sí cabe hablar no de refundación, sino de la una fundación estatal, con la participación activa y decisiva de todos los pueblos y sectores. La fundación es el proceso político en el cual los no sujetos se constituyente en sujetos políticos cofundadores, hilvanando instituciones, leyes y proyectos de vida interculturales para diseñar y encaminar la arquitectura de un Estado Plurinacional, y de un país intercultural.

El concepto refundación irremediablemente condiciona la acción y el pensamiento a los márgenes del nacionalismo metodológico modernizante existente. Es decir, intenta restablecer, hacer operativo un Estado mestizo con pueblos indígenas permitidos como objetos de caridad, y en el mejor de los casos, como cuasi ciudadanos con obligaciones, mas no con derechos plenos, ni oportunidades equitativas.

¿Refundación para qué y para quiénes?

El “rupturismo constitucionalista” como herramienta para la refundación del cual habla Marco Fonseca es parte del contenido de la Teoría Crítica que calza perfectamente en el nacionalismo metodológico modernizante imperante en todos los proyectos de Estado nación monocultural occidental, sin cuestionar las matrices “civilizatorios” del sistema-mundo-occidental monista.

El problema del Estado nación en Guatemala no está tanto en su inoperancia, sino en su ontogénesis racista, clasista y machista que le impide asumir a los “otros” diferentes como humanos/sujetos. Y este mal capital sólo se redime con inter epistemologías y procesos fecundos de diálogos de saberes intercivilizatorios para diseñar y poner en marcha el Estado Plurinacional y la soñada sociedad intercultural.

Los pueblos mayas no sólo están demandando reconocimiento, permiso para existir (multiculturalismo). Ellos van tras la restitución/reconstitución de sus territorios. El ejercicio de su autodeterminación política, económica, legislativa, espiritual, cultural, etc. Esto ya no es sólo “rupturismo constitucional”, sino un proceso emancipatorio genuino que no permitieron que ocurriese en 1825.

Argentina, Plan Cóndor: por primera vez el Poder Judicial de un país dio por probada la asociación ilícita

Por: Centro de Estudios Legales y Sociales/ CELS. Argentina

 

El Tribunal Oral Federal N°1 dio por probado que el Plan Cóndor fue una asociación ilícita para desaparecer personas, más allá de las fronteras. Los alcances del Plan quedaron demostrados en su total magnitud. Por muchos motivos se trata de un juicio con características particulares y de suma importancia regional: el cúmulo documental, las cientos de declaraciones de testigos en forma presencial y por videoconferencia desde sus países de residencia. Además del universo alcanzado de personas que resultaron víctimas entre las que se encuentran militantes políticos, sociales, sindicales o estudiantiles de distintas nacionalidades. Esta trama permitió dar cuenta de la existencia de un sistema formal de coordinación represiva entre las dictaduras de la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

En el veredicto del Tribunal se determinó que los imputados fueron parte de ese sistema criminal y que fueron responsables de algunas operaciones específicas en el marco del Plan. Por esas razones condenó hoy a la pena de 25 años a Santiago Omar Riveros y al ex militar uruguayo extraditado a la Argentina para este juicio, Manuel Juan Cordero Piacentini. A 20 años a Reynaldo Benito Bignone y a Rodolfo Emilio Feroglio. A la pena de 18 años a Humberto José Ramón Lobaiza. A Antonio Vañek, Eugenio Guañabens Perelló, Enrique Braulio Olea los condenó a la pena de 13 años de prisión. A 12 años a Luis Sadi Pepa, Néstor Horacio Falcón, Eduardo Samuel Delío, Felipe Jorge Alespeiti y Carlos Humberto Caggiano Tedesco. Federico Antonio Minicucci fue condenado a 8 años.

También condenó a Miguel Ángel Furci, ex agente de Inteligencia, a la pena de 25 años de prisión por ser co-autor penalmente responsable por las privaciones ilegales de la libertad, agravadas por violencia y amenazas contra 67 personas, padecidas durante sus cautiverios en el Centro Clandestino de Detención Automotores Orletti.

Juan Avelino Rodríguez y Carlos Horacio Tragant fueron absueltos.

13268372_1022925151088780_3241808130666584152_o

Luego de 40 años del acta de fundación de la Operación Cóndor y 16 años de instrucción de la causa, este juicio consiguió aportes valiosos al conocimiento de la verdad sobre los años del terrorismo de Estado y la red criminal en la región. Durante la tramitación de esta larga causa, fallecieron y quedaron apartados del proceso varios imputados. Sin embargo entendemos que subsiste la obligación del Estado, que nace de los crímenes contra la humanidad, de investigar y dar a conocer los hechos que se puedan establecer fehacientemente, aun cuando no se pueda condenar a uno de sus responsables.

El CELS integra la querella unificada junto con el Equipo Jurídico Kaos, la Fundación Liga Argentina por los DDHH y la abogada Alcira Ríos. Representa, además, a los familiares de los ciudadanos argentinos Horacio Campiglia, Mónica Susana Pinus de Binstock y Norberto Habegger, desaparecidos en Brasil, y Marcelo Gelman y María Claudia García Irureta Goyena, desaparecidos en Argentina y Uruguay, y a los del uruguayo Bernardo Arnone, desaparecido en Argentina. También representábamos a los familiares de María Emilia Islas Gatti y de Juan Pablo Recagno Ibarburu, que murieron durante la tramitación de la causa.

 Fotos: Fotosur/Sol Vázquez