Archivos diarios: 6 mayo, 2016

Comentarios al libro “Retrato en Negro de los Medios de Comunicación” de José Manuel Chacón. (Filóchofo). 

Por: Andrea Ixchíu Hernández, Prensa Comunitaria. 

*Texto compartido el 5 de mayo de 2016 en la presentación del libro “Retrato en Negro de los Medios de Comunicación” de José Manuel Chacón. (Filóchofo) En la Casa de Cervantes, Ciudad de Guatemala. 

Los medios tradicionales están en jaque, ya que rompiendo con muchas de las ideas de la modernidad y el pensamiento positivo y su discurso, el nuevo periodismo que se construye en el mundo se revitaliza. Nosotros: la gente de a pie, las comunidades, desde abajo construimos nuevos relatos y ya no nos dejamos mal representar en los medios de comunicación.

Con los aportes que ha traído la revolución de la tecnología de la información, como nombra Manuel Castells al conjunto de cambios en la generación, procesamiento y transmisión de la información desde la primera imprenta hasta los dispositivos electrónicos portátiles, se ha transformado la forma tradicional del ejercicio de la comunicación y se ha dado acceso al ejercicio del periodismo a nuevos actores. Ya que como bien documenta y relata este nuevo libro, muchos medios de comunicación históricamente han jugado un rol en función y en favor de los intereses económicos y políticos de los ricos y poderosos en Guatemala.

Ahora en estas sociedades de red, siguiendo con el análisis de Manuel Castells, y que como bien describe el periodista Raúl Zibechi, en dónde antes habían medios SOL, astros centralizadores, que quemaban e imponían sobre nuestra piel sus ideas, hoy en día, quienes éramos simples receptores de la información podemos intervenir directamente en la comunicación, podemos construir nuestros relatos, podemos habitar la comunicación y constituirnos en un medio.

En el caso específico de Prensa Comunitaria hacemos síntesis invocando desde la Contra Cumbre de Seattle de 1999 hasta la experiencia comunitaria de hacer comunicación. Se habita y construye desde lo digital y luego se expande a las radios, a las asambleas y colectivos, también en redes junto a otros medios de comunicación en el continente. Fijamos una posición, respecto de las temáticas, e intereses. Nos interesan las comunidades, los casos comunitarios, la vida comunitaria, tanto porque de ahí venimos, como porque sostenemos vínculos de afecto y trabajo comunitario.  Frente a los medios de información corporativos en el país, la criminalización de las personas y la lucha de las comunidades por cuidar lo último que queda, la tierra, la vida, frente al Estado y las empresas, entendimos que debíamos generar información y comunicación que le permita a la sociedad analizar, comprender, reflexionar y accionar de manera crítica frente a la realidad que vivimos.

Estar con la gente, en sus hogares y en los lugares en donde están escribiendo la historia y para nosotros escribir la historia en presente nos ha dado inmensas alegrías y satisfacciones, pero también hemos estado en riesgo, ya por tres años de realizar esta labor, hemos pasado serias agresiones, amenazas e intimidaciones y junto a otras personas, entre ella autoridades comunitarias, hemos enfrentado una campaña de descomposición social, difamación y amenazas.

Hemos visto y vivido el impacto de nuestro ejercicio, en la posibilidad de romper el cerco mediático en momentos claves, en dónde el aparato hegemónico impone una verdad única. Hemos ido aprendiendo que todo este ejercicio implica de ciertas técnicas y conocimientos que vamos aprendiendo y agregando sobre la marcha. Echamos mano de nuestra experiencia comunitaria, de las ciencias sociales y del conocimiento de los propios sujetos.

Es ante esta emergencia de espacios nuevos de comunicación, desde los márgenes del relato hegemónico, dónde empiezan a aparecer muchos relatos más, contados por la gente común, de lo más diversa y desde abajo. Las y los ninguneados de siempre. Los que somos objetos de estudio y/o de mercado: las mujeres, las y los indígenas, las y los negros, la juventud, niñas y niños de todas las edades y diversidades sexuales posibles, que siempre hemos sido situados en el escalón simbólico más bajo del imaginario político – social. Los que somos estadísticas y cifras en los relatos hegemónicos y en los discursos politiqueros.

Sujetos, que vale mencionar hemos sido ninguneados por organizaciones sociales, partidos políticos y algunos sectores de la academia, que todo el tiempo encuentran razones para no considerarnos sujetos, sino apenas seguidores, aplaudidores, personas que sólo entran en la historia a través del discurso de dirigentes, en general hombres, bien hablantes y, por tanto, referentes ideales para que otros opinen sobre nosotros.

Y es ahí, en esa posibilidad de romper con ese ningueno que este libro, Retrato en Negro de los Medios de Comunicación, presenta 10 episodios, ilustrativos e ilustrados, sobre la historia de los medios de comunicación en Guatemala, su ideología, sus propietarios, su rol respecto de los partidos políticos, el rol que asumieron durante la guerra y luego de la firma de los acuerdos de paz. Este libro se presenta en un momento interesante, en esa emergencia de proyectos de periodismo y comunicación comunitaria, alternativa e independiente. Qué con sus aciertos y errores luchan por consolidarse y brindar un abanico de información diversa, en una sociedad gobernada y manipulada mediáticamente desde la impunidad, la mentira y el engaño.

José Manuel Chacón, el Filochofo, es y ha sido un gran educador, que entiende las lógicas en las que se mueve el pueblo y las retrata agregando ironía y humor. Desde sus libros: la Canción del Grillo, Tierra, Tierra, la Otra Historia, y el Profeta Incomodo, ha sido responsable de educarnos a varios connacionales, que a través de sus dibujos empezamos a hacer nuestros ejercicios de pensamiento crítico. Sus aportes en la divulgación de temas históricos, políticos y sociales son importantes para dar muestran que con una actitud crítica una persona puede empezar a romper con el pensamiento único y marcar a varias generaciones.

Retrato en Negro de los Medios de Comunicación, ayuda a romper con la monocromía en nuestra comprensión de los medios de comunicación y contrastar el relato, análisis político, histórico y periodístico que existe, frente a los que se construyen hoy, que al igual que el efecto del prisma sobre la luz, muestran un abanico de colores en el cual caben muchas formas de ver y sentir el mundo, que se contienen cada cual con sus matices, gradaciones y escalas. Este libro es muestra de cómo nuestra historia, la de la gente común no puede reflejarse en un papel tapiz de un solo color o en un relato único que siempre será afín a las clases dominantes. Puede compararse la existencia de una historia monocolor a los monocultivos, homogéneos, iguales a sí mismo, un desierto incapaz de reflejar la diversidad de la vida real de los pueblos que hacen la historia.

Agrego, a manera de epílogo, que si a los puristas, específicamente a los medios voceros que defienden los intereses del poder en turno, que han sacado al Filo de sus medios, por considerar que influye de manera negativa en el criterio de la población, solo eligen observar el árbol y no el bosque.

Esos medios y sus intelectuales, quienes muchas veces son los mismos que responsabilizan a la comunicación alternativa, de fomentar criterios parciales y tendenciosos en la ciudadanía, deberían considerar que en todo caso, el problema no son los medios, sino el sistema educativo incapaz de formar periodistas con criterio propio por así convenir a sus intereses y que por eso entonces asumimos un nuevo rol nosotros, los comunicadores comunitarios que queremos romper ese cerco mediático.

De todo esto y más da cuenta Filochofo a lo largo de las 174 páginas que componen este libruco, que les invito a devorar y abrir al dialogo.

Anuncios

Caso Creompaz: la cara de la represión y los vínculos con el gobierno

Prensa Comunitaria Km. 169

Prensa Comunitaria Km. 169

 

Por: Nelton Rivera.

Dos días le ha tomado a la fiscalía del Ministerio Publico MP individualizar las responsabilidades penales a cada uno de los 10 de 14 oficiales del alto mando del ejército guatemalteco involucrados en varios delitos de desaparición forzada, delitos de deberes contra la humanidad considerados de lesa humanidad y crímenes de guerra, la fiscalía aún no concluye. Estos delitos fueron cometidos durante los años de 1978 a 1982 en Alta Verapaz y Baja Verapaz, como epicentro la zona militar No. 21. Los militares querían “quitarle el agua al pez”; una estrategia conocida como tierra arrasada contra la población civil con el pretexto de combatir a las guerrillas, lo ocurrido en la Zona Militar No. 21 “Coronel Antonio José de Irisarri” es un claro ejemplo de las dimensiones desproporcionadas de la represión contra el pueblo maya Q’eqchi, Achí, Pocomochí, Ixil y Kiché en esta área.

Durante largas jornadas de 10 o 12 horas el Tribunal de Mayor Riesgo “A”,  ha escuchado a las dos fiscales del MP describir la acusación delito por delito, caso por caso, a varios de los oficiales, aún no concluye el MP y las familias de sobrevivientes de la guerra aun aguardan por la justicia o por lo menos que el proceso avance.  El Caso Creompaz como se le llama al proceso penal contra 14 oficiales detenidos en enero del 2016 se encuentra en la etapa intermedia o fase conclusiva, en esta etapa la fiscalía ira detallando los medios de prueba, el paso siguiente será que la Juez Claudette Domínguez quien preside el Tribunal de Mayor Riesgo A decida enviar a los 10 militares acusados de ir a un juicio oral y público ante un tribunal de sentencia.

Varios de estos militares acusados tienen vínculos con el partido político FCN, fueron sus financistas, tienen vinculación con el ahora presidente James Ernesto Morales “Jimmy Morales”, con alcaldes, gobernadores y diputados en el Congreso de la República electos por ese partido.

***

Van dos días de fase intermedia  

Los abogados de la defensa, abogados de los querellantes, fiscales del MP, oficiales del Organismo Judicial, familiares de los desaparecidos y víctimas de la guerra, observadores de derechos humanos y la prensa fueron testigos del segundo día dedicado a la fase intermedia este jueves 5 de mayo en la sala de audiencias del nivel 14 de la Torre de Tribunales en la ciudad capital.

La audiencia fue programada para las 8 de la mañana, pero nuevamente comenzó con una hora de retraso, la primera etapa de esta audiencia se realizó el martes 3 de mayo, las dos audiencias han sido completamente maratónicas, jornadas de 12 horas ha realizado la juez Claudette Domínguez para garantizar la justicia pronta y cumplida insiste la juez.

El cansancio en las audiencias es notorio en los abogados, en los de la defensa y en los que querellantes, a cada jornada hay que sumarle el calor que azota al país, las altas temperaturas registradas se hacen sentir en una sala cuya ventilación es limitada, luego del medio día, en el público se van cerrando los ojos de algunas personas, otras caen ante el cansancio y el sueño provocado por el calor de la sala, más de alguno de los asistentes se queda dormido por algunos instantes, durante el segundo día de la fase intermedia quedaron muchas sillas vacías, quienes apoyan a los militares procesados esta vez no asistieron a la sala.

La audiencia finalizo a las 5 de la tarde, la juez la suspendió para continuarla  el viernes 6 de mayo a las 8 de la mañana.

***

¿Quiénes son los militares acusados?

Los oficiales procesados son Manuel Benedicto Lucas García, quien fue jefe del Estado Mayor General del Ejército e Ismael Segura Alburalach, Byron Humberto Barrientos Díaz, Gustavo Alonso Rosales García,  José Antonio Vásquez García, coronel Carlos Humberto Rodríguez López, coronel Pablo Roberto Saucedo Mérida, coronel César Augusto Ruiz Morales, comandante de batallón Juan Ovalle Salazar, Édgar Rolando Hernández Méndez comandante de la zona militar No. 21, Carlos Augusto Garavito Morán, Luis Alberto Paredes Nájera, César Augusto Cabrera Mejía y Raúl Dehesa Oliva.

El MP solicitó que la Juez Claudette Domínguez resolviera la falta de mérito para dos oficiales que no fueron ligados a proceso en enero del 2016, el MP consideró que por el momento no había pruebas suficientes para ligarlos a proceso, los dos oficiales son Édgar Rolando Hernández Méndez y Carlos Humberto Rodríguez López.

***

La comunidad “Los Encuentros” de Río Negro Baja Verapaz

La presentación de todos los casos por los que el MP está  acusando al oficial Cesar Augusto Cabrera Mejía, le tomo dos días, sobre él pesan la detención y desaparición de 128 casos de indígenas Pocomchí, Achí y Q’eqchí identificadas entre 588 osamentas que fueron exhumadas en el año 2012 en 85 fosas clandestinas dentro de la zona militar No. 21 actualmente Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Paz –CREOMPAZ-, más del 50% de las osamentas develaron señales de tortura, la mayoría tenia vendados los ojos, mordazas en la boca y las manos amarradas con lazos sintéticos.

De los hechos más impactantes descritos en estas audiencias está la masacre de la comunidad Los Encuentros en Río Negro en Rabinal Alta Verapaz en mayo de 1982, de cómo fueron trasladas en helicópteros artillados muchas personas para la base  militar en Cobán Alta Verapaz y de como nunca regresaron hasta el año 2012 cuando se realizó la exhumación de 85 fosas clandestinas en esa zona militar, 64 osamentas fueron halladas en la fosa número 17, las mujeres que se opusieron fueron violadas por los soldados.

Desde el día 3 de mayo inicio la acusación contra Cesar Augusto Cabrera Mejía, pero fue hasta  las cuatro de la tarde del jueves 5 de mayo que la fiscalía del MP concluyo con la acusación de Cabrera Mejía, luego llegó el turno del coronel Juan Ovalle Salazar, quien era el comandante del batallón, el MP lo responsabilizo de los hechos ocurridos en Agosto de 1982 en la Aldea de Pambach en Santa Cruz Alta Verapaz.

***

La Aldea de Pambach en Santa Cruz Alta Verapaz

La fiscalía del MP realizó la imputación de los delitos contra Juan Ovalle Salazar; fue detallando los casos de los hombres detenidos desaparecidos de la Aldea Pambach en Santa Cruz Alta Verapaz cuando el ejército en agosto de 1982 secuestro a 80 hombres de la aldea, los masacro y luego los traslado a la zona militar en Cobán para ocultarlos ahí. Finalmente la fiscalía detallo los casos de violación sexual masivas de niñas, adolescentes y mujeres indígenas cometidas por el ejército en esas comunidades.

La detención arbitraria de 80 hombres maya Q’eqchi de la Aldea Pambach en agosto de 1980, el ejército llego de manera imprevista a la aldea, los soldados sacaron violentamente a los hombres de sus casas, fueron llevados a la escuela pública de la aldea, ahí los amarrón, algunos fueron golpeados y luego fueron trasladados por la tropa a una finca cercana.  A las mujeres les dijeron que los llevarían a la zona militar para que prestaran el servicio militar, nunca más los volvieron a ver.

Ese día el ejercito los llevó a una finca cercana, ahí los asesinaron brutalmente, cuando entro la noche del 2 de agosto, en camiones comando el ejército lanzo los cuerpos ya sin vida, los llevaron a la zona  militar número 21 en Cobán Alta Verapaz y ahí los enterraron en varias fosas clandestinas.

Todos los hombres que fueron secuestrados y desaparecidos en la Aldea de Pambach fueron exhumados en la fosa No. 17 en donde hallaron 64 osamentas en la zona militar No. 21 Creompaz, Ovalle Salazar también es responsable por las violaciones sexuales que el ejército cometió el día de la detención de los hombres de la aldea, violaron sexualmente a muchas mujeres, el MP narro como se dio el caso de varias niñas de 12 años quienes fueron violadas frente a sus madres, cuando al mismos tiempo eran violadas por otros soldados.

Ovalle Salazar dispuso el traslado de los cuerpos de los hombres asesinados, enterrados dentro de la zona militar en Cobán Alta Verapaz, con el aval y respaldo de los jefes superiores de Ovalle Salazar.

***

Algunos nombres de quienes no pudieron ocultar

Emilio Velásquez, Alberto Chub Quin, Mateo Chub Ich, Juan Chub Ich, Leoncio Chub Ich, Miguel Jalal Jalach, Oscar de la Cruz Chomo, Isabel Ti Gualin madre de Marcela Ti (hija), Hugo Rolando Coy Cu, Martina Rojas, Magdalena Chen Iboy, Filiberto Pocasangre Hernández, Juan Caal Calal, Abelino Cojoc, Pedro Chiquin Bin, Baldomero Chiquin, Domingo Cho Cuc, Santiago Gualib, Rigoberto Moz Caál, Santiago Gualib, Rigoberto Moz Caál, Calistro Chiquin, Eleuterio Caál Quib, Juan Calel Cal, Atanasio Xuc Mos, Alberto Batz Cal, Andrés Max Benito Jalal, Julián Caál Chiquín, Fernando Choc Cuc, Arnoldo Max Tot, Alfonso Cho Já, Esteban Tul, Héctor Mos Caál, Paulino Xoná Coy, Martín Caál Tul, Francisco Já Gualib, Ricardo Caál Mox, Domingo Mos Caál, Tomás Mos Coc, Fernando Cal Jalal, Clemente Choc Cuc, Juan Jalal Caál, Santiago Max Tul, Oscar Max Tot, Vicente Caál Mo, Julian Calach Calal, Alberto Cal Xuc, Federico Tul Coy, Emilio Velásquez Tilom, Alberto Chub Quim, Juan Chub Quim, Lorenzo Chub Quim, Mateo Chub Quim, Cristobal Moran Mo, Leonzo Chub Quim, Mateo Chub Ix, Miguel Jalal Calach, Francisco Jalal Velasquez, Felipe Suram Gualib, Heriberto Can.

***

Cesar Augusto Cabrera Mejía, FCN y el gobierno de Jimmy Morales

En las elecciones recientes en 2015, la creación de un partido nuevo, Frente de Convergencia Nacional FCN salto inmediatamente a la opinión pública al revelarse la presencia de oficiales del ejército vinculados a la zona militar No. 21 de Cobán Alta Verapaz y del pasado de terror que muchos de estos oficiales tienen pendiente aún con la justicia.

 “elPeriódico trató de entrevistar al general Luis Felipe Miranda Trejo y al coronel César Augusto Cabrera Mejía, quienes de acuerdo a documentos desclasificados y recopilados por el National Security Archive (NSA), dirigieron la Sección de Inteligencia (S2) del destacamento de Cobán entre 1982 y 1983.

Cabrera Mejía estuvo en la Zona Militar 21 entre 1982 y 1983, donde ocupó los cargos de oficial de inteligencia (S2), de personal (S1) y logística (S4). Él fungió, además, como jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional (1989-1990) y director de Inteligencia (D2), entre 1990 y 1991, y pasó por gran parte de los destacamentos del país.”

Con Cabrera Mejía también se encuentra en el partido FCN Edgar Justino Ovalle Maldonado, quien fungió como Oficial de Operaciones (S3) en la zona militar No. 21 en Cobán Alta Verapaz, ahora es diputado electo en el Congreso de la Republica, es secretario general del partido FCN y es quien conduce las riendas de ese partido, incluso de la agenda del presidente,  el MP no logró retirarle el derecho de antejuicio.

En una investigación hecha por El Observador se describe un listado de oficiales del ejército vinculados con el presidente Jimmy Morales, mismo que negó en repetidas ocasiones que FCN tuviera vínculos con militares:

“Muy cercano a Morales estaría César Augusto Cabrera Mejía, militar de la Promoción 72, la misma de Quilo Ayuso. Morales lo había mencionado, de ser electo Presidente de la República, como su Ministro de Gobernación. En el gobierno de Otto Pérez Molina y el PP, Cabrera Mejía ha sido asesor del Ministerio de Salud.

Con sobrenombre Nito, Cabrera Mejía fue Subjefe del Departamento de Seguridad Presidencial y Director de la G-2 durante el gobierno de Vinicio Cerezo Arévalo (1986-1990) y de la Desaparecida Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG). De esa cuenta, fue parte de esa estructura político-militar que estaba a cargo de la seguridad del Estado en momentos en que ocurrieron varios asesinatos prominentes como los de la antropóloga Myrna Mack y del periodista Julio González Gamarra, así como también el atentado contra el periodista Byron Barrera en el que perdió la vida su esposa, hechos que ocurrieron en 1989.”[1]

Fotografías de Nelton Rivera.

[1] Telesurtv. Los nexos de Jimmy Morales que no causan risa. http://www.telesurtv.net/telesuragenda/Nexos-de-Jimmy-Morales-que-no-dan-risa-20151023-0096.html

Campaña: “Por nuestros propios medios“

Frente a la imagen que transmiten los “Mass media” sobre los Pueblos Indígenas, las mujeres, la juventud y los sectores populares, hemos decidido construir nuestros propios medios de comunicación y actuar POR NUESTROS PROPIOS MEDIOS.

 

Llueve en Sayaxché

Por: ElmerPonce

Los gansos del vecino graznan. Los patos revolotean con sus alas en la poca agua que queda estancada y los pájaros trinan a más no poder. A lo lejos un gallo canta y las gotas de lluvia atrapadas por las hojas de los árboles caen sin césar, dejándose escuchar en los techos de las casas.

Un trueno deja escuchar su potente voz y se aleja amedrentando todo a su paso, el aire tiene olor a tierra mojada y ya la lluvia dejó tranquilidad en el ambiente.

El calor huye despavorido a esconderse y se queda al acecho para volver a atacar en el momento oportuno, el sol asoma la cara de nuevo entre una nube tímida que se aleja con la ayuda del viento, viento que solo asoma la nariz en lo alto de las copas de los árboles de maculis que adornan sus ramas con bellas flores de color rosa y lila, la lluvia deja todo en tranquila calma.

Calor desesperante hay en Sayaxché y acaba de llover…