Archivos diarios: 8 enero, 2016

Totonicapán: se realiza foro para aspirantes a la Gobernación departamental

217_1234

Por Hector Sapón.

En Totonicapán, durante mas de 20 se ha carecido de procesos abiertos y de partipación de la sociedad civil en la elección del representante departamental, encarnado en la figura de Gobernador. Hasta finales del año 2015, como resultado del cambio en autoridades electas, se ha realizado una evaluación abierta de candidatas y candidatos para dicho cargo de representación .

El cinco de enero del 2016 en el Teatro Municipal de Totonicapan varias organizaciones del sector civil y autoridades indígenas de los ocho municipios organizaron un foro, al cual de los 18 candidatos al cargo, solo se hicieron presentes 12, siendo 5 los candidatos ausentes.

Alma Caniz una de las organizadoras de evento, explicó que los objetivos fundamentales de la actividad era dar a conocer el estado del proceso eleccionario, escuchar la visión y planificación de la gobernanza de cada uno de las y los candidatos aspirantes a la Gobernación Municipal.

Durante la reunión se solicitó por parte de los organizadores del evento que se firmara un compromiso de parte de los candidatos, para que haga cumplir con los objetivos planteados y presentados por la sociedad civil, a fin de respetar el rol fiscalizador en la gestión de quién logre optar a dicho cargo. El CODEDE de Totonicapán se abstuvo de firmar el compromiso y se retiro del evento.

 

El genocidio en Guatemala como medio para un fin y como un fin en sí mismo

Justicia mujeres

Por: Andrea Ixchíu Hernández

Ante la desinformación, irracionalidad e insensibilidad que causa en tantas personas hablar de genocidio, masacres y desapariciones forzadas ocurridas durante la guerra, hay quienes hasta justifican los asesinatos perpetrados por parte del ejército contra población civil no combatiente y los califican como “actos heroicos en defensa de la patria”. Es un error muy grave calificar el exterminio de poblaciones enteras como crímenes de guerra, ya que estas no eran acciones que tendían a vencer en una batalla o en la misma guerra a un contendiente, sino se trata de procesos autónomos y con una lógica propia, planificada y ejecutada sanguinaria y sistemáticamente.

Como bien anota Zygmunt Bauman, “el genocidio moderno es genocidio con un objetivo. Librarse del adversario ya no es un fin en sí mismo. Es el medio para conseguir el fin, una necesidad que proviene del objetivo final, un paso que hay que dar si se quiere llegar al final del camino. Es un ejercicio de ingeniería social, pensado para producir un orden social que se ajuste al modelo deseado”[1].

Las actuales condiciones de miseria y desigualdad son producto de ese orden social, que fue impuesto a sangre y terror. No es casual que hoy la pobreza afecte al 59.2% de la población y que cuatro de cada cinco indígenas viva en mayor pobreza y desigualdad. A la población maya, garífuna y xinca nos buscan desaparecer estadísticamente y antes físicamente, porque hay mentes que son incapaces de concebir la diversidad como una forma de vida y en sus cabezas la homogeneidad es la norma.

Por eso yo no llamaría héroes ni agradecería nada al Ejército de Guatemala, ya que defendieron un régimen económico y social de racismo y desigualdad, haciéndonos creer que se trataba únicamente de asuntos ideológicos y políticos.

¿Cómo se justifica el asesinato y desaparición de miles de mujeres, ancianos, niños y niñas que han sido hallados en cientos de fosas clandestinas, en dónde peritajes forenses nos narran las formas atroces en que fueron asesinados? ¿Cómo se nos explica que muchas de las tierras de dónde fueron masacradas comunidades estén en manos privadas? ¿Héroes los 20 militares que enfrentan juicios? para nada. Se les acusa de delitos serios, deberes contra la humanidad y por eso deben enfrentar la justicia.

Con estos procesos legales, que son meros ejercicios de conciencia nacional, se objeta el alto grado de impunidad en el que quedaron la mayoría de los crímenes cometidos durante la guerra y sus autores. Ojalá algún día se logre el esclarecimiento de los hechos y se nos deje de ocultar la historia.

Ante el nivel de insensibilidad manifestado en múltiples medios de comunicación, cabe recordar, aunque sea de forma explicativa, que muchos factores han incidido en la exculpación de los autores intelectuales e involucrados en las masacres. Entre ellos, la larga duración de la guerra y la influencia de la guerra fría, que justificaba el asesinato de comunistas, el inicio de las negociaciones de paz y por último, la política de exculpación colectiva, olvido extendido y silencio respecto del pasado atroz, que muchos gobiernos no han querido abordar. Guatemala tiene una herida abierta, que duele y que no sanara sin verdad. Por las más de 250,000 víctimas de la guerra, yo, mujer k’iche y ciudadana guatemalteca exijo justicia.

[1] Bauman, Zygmunt. Modernidad y holocausto. Editorial: SEQUITUR. Año 2010. 270 páginas.

Mensaje de solidaridad con Radio Snuq’ Jolom y Prensa Comunitaria desde Colectivo Vientos del Sur de Ecuador

Portada-blog-vs1.jpg
7 de enero 2016

Estimados compañeros y compañeras.

Reciban un saludo solidario del Colectivo Vientos del Sur de Ecuador.

Con esta carta enviamos  nuestro profundo sentido de hermandad a la familia compañeros y compañeras de Federico Francisco Juan, “Lico Pez”, miembro del equipo de Radio Snuq’ Jolom Konob’ y Prensa Comunitaria.

Lico Pez, agradecemos tu compromiso por el trabajo comunitario, por que es el espacio de la sonrisa, de la minga, del dolor y la esperanza compartida, aquí todos somos uno, un pueblo que lucha por un mundo más justo, por el Sumak Kawsay.

Los pueblos originarios del Ecuador creemos en el Pachakutik el permanente retorno de la vida y por eso sabemos que tú Lico Pez siempre retornarás a nosotros con tus enseñanzas con tú compromiso con la juventud, la niñez los hombres y mujeres de las comunidades, con tú luz alumbrarás nuestro camino el camino de los pueblos del Abya Yala.

Colectivos de arte y comunicación liberadora
Vientos del SUR.