Archivos Mensuales: noviembre 2015

Día del/la periodista: libertad para la radio comunitaria Snuq´Jolom Konob´

1964604_842372125825672_1499855346_n

Otras historias y otras narrativas contadas desde quien las vive y las protagoniza, eso es el periodismo comunitario y colaborativo. Hoy en el día del/la periodista reafirmamos nuestro compromiso por democratizar el ámbito de la comunicación. Y pedimos libertad por la radio comunitaria Snuq’ Jolom Konob’ y respeto a la dignidad de quienes hacemos esta labor desde la mirada comunitaria y alternativa.

La Radio Comunitaria Snuq’ Jolom Konob’ transmite información vía radio y con un portal en Internet sobre los acontecimientos que afectan la vida de las vecinas y vecinos del pueblo Maya Q’anjob’al del municipio de Santa Eulalia, departamento de Huehuetenango. Además es parte de la red de Prensa Comunitaria y de la Red Mesoamericana de Radios Comunitarias.

Luego de que la radio reportó una serie de agresiones cometidas contra pobladores de su municipio el día 19 de enero del 2015, el señor Diego Marcos Pedro, alcalde municipal de Santa Eulalia, cerró las instalaciones de la Radio Snuq’ Jolom Konob’  la mañana del día 20 de enero del año en curso. Esto constituye censura al trabajo de la Radio y una violación a los derechos humanos.

Por esa razón, se hace urgente proteger el Derecho a la Libertad de Expresión de la Radio, que también es parte de la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas y su derecho a estar informados. Desde el día 20 de enero la radio ha permanecido cerrada y el acceso al equipo ha sido negado a los miembros que laboran en la institución. Además varios miembros del personal de la radio han sido víctimas de una campaña de desprestigio por parte de personas allegadas al Alcalde Municipal.

Los Derechos a la Libertad de Expresión y a la Libre Determinación están protegidos por los convenios internacionales ratificados por el Estado de Guatemala en materia de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas.

Los Ángeles: Una gigantesca ciudad y ahí está la solidaridad del pueblo guatemalteco

DSC02018

Por Nelton Rivera

La ciudad de Los Ángeles California tiene una historia milenaria, fue fundada en 1781. Está llena de colores, culturas y tradiciones, especialmente por el pueblo mexicano de origen en este lugar, por millones de personas quienes migraron desde México, Centroamérica y otros países.

En esta ciudad el idioma inglés lejos está de seguir siendo un idioma oficial, el castellano con el crecimiento de la comunidad hispanohablante con el paso de los años ya logró colocarse como el idioma predominante, las calles y avenidas llevan nombres en castellano, al llegar al aeropuerto los agentes migratorios tienen que hablar el castellano, al encender la radio o la televisión la programación es una mezcla de castellano-ingles en una ciudad de 38 millones de habitantes.

A diferencia de otros estados que se encuentran con temperaturas de 10 grados bajo cero, comenzando con las primeras nevadas, la temperatura en la ciudad de Los Ángeles se encuentra sobre los 80 grados farenheit; los noticieros detallan las zonas en donde existe la posibilidad incendios si continúa aumentando el calor, no ha llovido.

Lorenzo Mateo Francisco, director de la radio comunitaria Snuq’ Jolom Konob’ inició una gira por los Estados Unidos desde el primer día del mes de noviembre, invitado por la Guatemala Human Rights Comission -GHRC- para recibir el premio Alice Zachmann 2015 otorgado por las organizaciones de derechos humanos en Washington cada año a colectivos, organizaciones o personas a quienes reconocen su labor en la defensa de los derechos humanos.

La GHRC decidió entregar el premio 2015 el día 3 de noviembre a la Agencia de noticias Prensa Comunitaria. De esa cuenta don Lorenzo partió desde su comunidad en el Cantón San Miguelito en Jolom Konob’ (Santa Eulalia, Huehuetenango), él tomo la responsabilidad de todo el equipo de la radio y la Prensa Comunitaria para recibir este premio.

Veintiún días después don Lorenzo y yo nos encontramos en la ciudad de Los Ángeles, California. Durante 24 días él ha recorrido distintos estados y ciudades a lo largo y ancho de los Estados Unidos, en cada uno de estos lugares se ha reunido con la comunidad, también con la comunidad latinoamericana, con organizaciones de derechos humanos, líderes religiosos, estudiantes universitarios, y grupos de solidaridad.

En varios de los lugares que don Lorenzo visitó pudo estar en las radios comunitarias, realizó entrevistas y fue entrevistado; en resumen, fue el portavoz del trabajo de todo un equipo de comunicadores y comunicadoras comunitarias que formamos parte de la Prensa Comunitaria en Guatemala.

Durante 3 horas estuvimos compartiendo con la comunidad migrante de Guatemala residente en la ciudad de Los Ángeles, nos encontramos en un centro comunitario en la 318 sur de la Avenida Alvarado. Casi no nos dio tiempo para ponernos al día de su gira y de cómo van las cosas en Guatemala.

Don Lorenzo seguirá hacia el norte su gira por la libertad de expresión, los derechos humanos y los presos políticos en Guatemala.

Una reunión en la 318 sur de la calle Alvarado

La comunidad maya Q’anjob’al en Los Ángeles se preparó para recibir el miércoles 24 de noviembre la visita de Lorenzo Mateo, la convocatoria fue interna para la comunidad guatemalteca, a las 7 de la noche comenzaron a llegar las primeras personas en la 318 sur de la calle Alvarado en el centro de la ciudad, en un espacio de encuentro intercultural, especialmente de la comunidad centroamericana.

Trasladarse por la interestatal 405 es un verdadero tormento, esta es una de las rutas del freeway más concurridas de todo el país, no hay una sola persona que no asegure que es casi imposible transitar por esta ruta. Especialmente en los días previos a la festividad del día de Acción de Gracias, todos buscan salir una hora antes para estar a tiempo o recorrer las calles y avenidas alternas para evitar la interestatal.

A pesar de esto, con un poco de suerte y recurriendo a los desvíos para evitar la 405, llegamos a la calle Alvarado. Al entrar al centro cultural, los colores del traje de las mujeres qanjobales comenzaron a llenar de colorido la sala, en las paredes esta una muestra de pinturas que la solidaridad latinoamericana en la ciudad realizó por los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa detenidos y desaparecidos por el Estado mexicano.

Unos pocos días antes estuvieron algunas de las madres y padres de los estudiantes desaparecidos, visitaron la ciudad y demandaron el aparecimiento con vida de sus hijos. Mario Ávila del Colectivo Guatemala estuvo en ese encuentro con las padres de los estudiantes de Ayotzinapa, él está también esta noche con nosotros, es guatemalteco y activista en los Estados Unidos, está jubilado ya y este día acompaña a don Lorenzo en su visita a la ciudad.

En una cocina improvisada sobre el mobiliario de la recepción del centro cultural, colocaron los tamales guatemaltecos, pan, chocolate y vino para quien quisiera cenar. Cuando el reloj marco las 7:20 de la noche, Aldo Waycan, uno de los organizadores  dio inicio con la actividad. En una esquina del salón varios comunicadores de Totonicapán instalaron el equipo de una de las radios comunitarias en Los Ángeles; en pocos minutos quedamos conectados con varios departamentos en Guatemala, la transmisión desde la 318 en Alvarado fue retransmitida por la radio Snuq’ Jolom Konob’ y otra radio en Totonicapán.

Tres horas duró nuestra plática con la comunidad en Los Ángeles. Don Lorenzo les habla sobre la importancia de los medios comunitarios y alternativos, la defensa del territorio, el premio Alice Zachmann que él mismo recibió que en la ciudad Washington, los presos políticos, la urgencia por seguir fortaleciendo la solidaridad con Guatemala y el apoyo a los presos políticos.

Nuestra plática fue larga, quienes asistieron tuvieron muchas preguntas por hacer, el sentimiento de preocupación por la tierra que les vio nacer es grande, todo el tiempo está presente en sus mentes. Uno de ellos, maya Q’anjob’al de aproximadamente 35 años, padre de familia, insistió que no han dejado de fortalecer la organización Q’anjob’al en Los Ángeles: “más de 26 años de organización tenemos… ya hay jóvenes que están yendo a la universidad, son quienes tocan la marimba y recuperaron su identidad como Qanjobales…”

Don Mario Ixquiac, del Comité Guatemala durante una breve plática que tuvimos previo a iniciar con la reunión me contó que la comunidad migrante tiene una fuerte preocupación por el nuevo gobierno, especialmente por el candidato, de quien poco o nada conocen, ellos tienen la idea que no tiene carácter, ni experiencia para gobernar… como él otras personas también están pensando que este gobierno puede llegar a ser peor que saliente con la corrupción.

La comunidad recibió con mucha alegría a don Lorenzo, le conocen de toda la vida. “Somos vecinos en Santa Eulalia, mi casa está detrás de la de Lorenzo…” me comentó otro de los vecinos que llego con su familia.

Las acciones no se hicieron esperar, todos y todas firmaron una carta en solidaridad con los presos políticos, con la radio comunitaria censurada y con don Lorenzo, pero también la urgencia por accionar para exigir la libertad de todos los presos políticos en Guatemala, el cese de la persecución en contra de otras personas y la exigencia para que el país haya cambios profundos.

Está resurgiendo un comité de solidaridad con los presos políticos en Guatemala. El encuentro fue realmente emotivo, alentador, pero esta noche me consternó la noticia de la muerte del padre de don Domingo Baltazar, él no pudo asistir al funeral de su padre en Santa Eulalia, porque está en prisión, él es uno de los presos políticos.

Don Lorenzo sigue su gira por los Estados Unidos, yo voy de regreso a la Guatemala que tanto extrañan los migrantes en el país del norte.

Guatemala: La Corte de Constitucionalidad confirma cancelación de empresa Minera San Rafael en Santa Rosa

12274405_843285275789313_4259504780802362859_n

“La Corte de Constitucionalidad acaba de notificarnos que confirma en definitiva la cancelación y suspensión del proyecto minero El Escobal ubicado en San Rafael Las Flores, Santa Rosa por haberse otorgado con notoria ilegalidad en violación a los derechos de la población que se oponía al otorgamiento a esa licencia.” Rafael Maldonado abogado de CALAS.

Con esta resolución en definitiva la Corte ordenó la cancelación de la licencia del proyecto minero “El Escobal” propiedad de la empresa transnacional canadiense Tahoe Resources Inc. y la empresa Minera San Rafael.

Jan Gerhard Lassen, embajador de Noruega le dice adiós a Guatemala

photo_2015-11-27_19-59-32

Por:  Jackeline Oliva y Lucia Ixchiu.

Ciudad de Guatemala – Jan Gerhard Lassen ha sido el embajador de Noruega en Guatemala desde hace tres años. La embajada se ha destacado por apoyar organizaciones que defienden los derechos humanos en el país y de llevar a cabo proyectos de desarrollo para la población que se encuentra en estado de vulnerabilidad. Este año han anunciado que cerrarán sus oficinas en Guatemala y que con mucho pesar tendrán que decirle adiós al país. Lassen asegura que las relaciones Noruega-Guatemala no acabarán con el cierre, sino que de alguna forma, a través de otras organizaciones, ciertos proyectos continuarán. Esta fue la entrevista que el pasado martes 24 de noviembre nos brindó:

 ¿Desde cuando Noruega coopera con Guatemala?

 La relación entre Noruega y Guatemala inicia como consecuencia del terremoto del 4 de febrero de 1976, cuando Noruega le brinda una ayuda humanitaria a Guatemala, a través de ONGs y la Iglesia Luterana de Noruega.   Muchos noruegos y organizaciones empezaron a interesarse por el desarrollo de Centroamérica y especialmente en Guatemala, a consecuencia del terremoto. Es importante mencionar que la ayuda no provenía principalmente del gobierno, sino del pueblo de Noruega.

Iniciaron varios movimientos entre ciudades noruegas y municipios guatemaltecos, algunos hasta la fecha vigentes, poco a poco se fueron estableciendo oficinas en el país con personas noruegas muy interesadas en entender y atender tanto las necesidades humanitarias como la situación política.

Tras entender el conflicto armado interno que vivía Guatemala, el gobierno noruego se fue involucrando poco a poco con el proceso de paz. En 1990 más o menos, la iglesia de Noruega estableció una red de contactos entre los dos grupos de conflicto, ejército y guerrilla. Posteriormente se dio un proceso de mediación y conciliación, dando como resultado la firma del acuerdo de Cese al fuego el 4 de diciembre de 1995. Fue así como los lazos entre Noruega y Guatemala se hicieron más estrechos.

Noruega tenía dos embajadas en Centroamérica, una en Nicaragua y otra en Costa Rica. En 1997 deciden cerrar la de Costa Rica para poder abrir una en Guatemala. En 2007 el gobierno noruego inició una reorganización en sus embajadas y redujo el personal. Esa fue la primera ocasión en que se pensó en cerrar nuestras oficinas en Guatemala, pero finalmente continuó.

 ¿Cuál es la causa principal del cierre de la embajada?

En el gobierno de Noruega hay dos partidos conservadores que no tienen mayoría en el parlamento. Su política de cooperación es reducir el número de países a los que ayudan, tenían 102 países con proyectos pequeños y querían reducirlos a 80, dando prioridad a los países más pobres, eso excluiría a Latinoamérica, exceptuando Haití. Ese gobierno tiene que negociar con dos o tres partidos aliados, de los cuales algunos están a favor de la cooperación en países como Guatemala.

Todo cambió a raíz de la actual situación en Europa, con los refugiados y la crisis monetaria. La llegada de tantas personas a Noruega orilló al gobierno a cerrar cuatro embajadas (Zimbabue, Zambia, Kazajistán y Bulgaria) y como se acentuó más la crisis, decidieron cerrar una quinta que es Guatemala. El gobierno necesita dinero para recibir a los refugiados y las reglas internaciones para el uso de presupuesto de cooperación dice que se puede usar una parte para temas o problemas internos en Noruega y los refugiados de este año. Todos los países de Europa toman una parte de su presupuesto de cooperación para apoyar y resolver esa crisis humanitaria.

¿Qué pasará con los proyectos que están en marcha, se cierran al mismo tiempo o continúan?

Los proyectos que se están llevando a cabo actualmente están relacionados con el medio ambiente y cambio climático. Queríamos dar más enfoque y fuerza a esos proyectos para el futuro, pero como vamos a cerrar no es posible dar seguimiento. También estábamos impulsando proyectos enfocados en la igualdad de género, tanto en Guatemala como en Nicaragua.

Hay que mencionar que a partir del 2008 hemos apoyado a la CICIG. Un ejemplo de esto es que hace dos semanas contribuimos con 30 millones quetzales.

¿A partir de qué fecha se hará efectivo el cierre?

Se necesita un periodo de tiempo para tener un proceso de cierre ordenado, vamos a trabajar hasta finales de 2016. Vale la pena mencionar que las ciudades noruegas que han establecido un lazo estrecho con Guatemala continuarán trabajando en el país.

¿El gobierno disminuirá el apoyo a las ONGs noruegas?

Es difícil saber en este momento. Inicialmente la propuesta del gobierno era muy drástica para las ONGs, ya que querían reducir el 62% del presupuesto global. Finalmente el gobierno con apoyo de los dos partidos aliados, lograron mantener el presupuesto y pueden continuar su cooperación. Lo que no sabemos son las prioridades que tendrán estas ONGs en cuanto a si seguir trabajando en América Latina o desarrollar proyectos en otros países que presentan más pobreza. Tienen muy claro que la prioridad del gobierno son los países más pobres. Por tanto piensas estratégicamente qué va acontecer en el 2017 y si apoyan a países que no están en riesgo les pueden reducir el presupuesto.

¿Cree que el apoyo que ustedes han brindado a los pueblos indígenas y a la justicia en el país fortalecerá el desarrollo de la sociedad?

Las organizaciones indígenas se han ido profesionalizado. Cuando yo vine en el 2012, participé en varios eventos de organizaciones indígenas y había varios abogados indígenas y en menor medida participación de las mujeres. Un amigo que trabajó hace 15 años en Guatemala me dijo que la situación era diferente y había poca profesionalización de las organizaciones, así que todo está cambiando y los movimientos indígenas pueden ejercer su rol, con una voz independiente en la sociedad guatemalteca.

Ustedes han sido blanco de críticas fuertes por parte de sectores de derecha que afirman que apoyan terroristas, ¿este aspecto influyó en el cierre?

Estos grupos han hecho lobby en Noruega para cerrar la embajada. Cuando llegué en septiembre de 2012, fue una sorpresa grande leer estos comentarios en varios periódicos, utilizando términos como organizaciones terroristas. Creo que algunos sectores conservadores tienen una idea errónea de los países de europeos, ya que utilizan mal sus definiciones al señalar que somos una organización terrorista-comunista.

Ese tipo de críticas no nos gusta, pero no entramos en discusiones o polémicas con esos comentaristas. Tengo colegas que han intentado entrar en la discusión, por ejemplo, el embajador de Suecia que se fue hace un año de Guatemala, tuvo varias pláticas con los columnistas y llegó a la conclusión de que no vale la pena entrar en polémicas, ya que no escuchan y solamente salen comentarios e ideas más radicales.

En respuesta a esto, empezamos a pensar en una estrategia que iba a tener resultados a largo plazo; esto conllevaba trabajar con periodistas y medios de comunicación que son más serios y que respetan las reglas y ética periodística. La idea era entrar en contacto con profesionales en el tema y universidades que tienen la carrera de comunicadores y de esa forma incentivar la técnica de periodismo de investigación, que muchos dicen llevar a cabo, pero a la larga no conocen las reglas y es lo que menos hacen. En segundo punto, impartir cursos de ética periodística, pero es difícil en este país, dado que varios medios de comunicación están monopolizados y dirigidos por empresarios que tienen ciertos intereses en malversar lo que sucede e influyen en las decisiones de los periodistas y sus reportajes. Me sorprendió que políticos sean dueños de periódicos, eso causa conflictos de intereses y no es profesional en una democracia. Formar periodistas profesionales conlleva aproximadamente 20 años y no teníamos dinero para hacerlo, hablamos con otras embajadas, pero hasta ahora no conseguimos llevar a cabo el plan.

Sobre las criticas, veo a Guatemala como un país que continua utilizando términos de la guerra fría, estigmatizando cualquier acción que no favorezca los intereses de quienes tienen el poder en el país. La idea se difunde y las personas no tienen la formación académica y no entienden las definiciones. Nos tachan de comunistas y en Noruega somos capitalistas innovadores, eso quiere decir que las empresas respetan los derechos de los sindicatos, habiendo una ley donde toda empresa tienen que tener una persona del sindicato en su consejo, al igual que un porcentaje de mujeres trabajando para el lugar. Estados Unidos y conservadores guatemaltecos dicen que eso es ser socialismo de izquierda, muy cerca del comunismo, pero entonces yo digo que en Noruega funciona bien, los trabajadores estaban mas motivados, algunos de ellos en lugar de poner su dinero en un banco invierten en las acciones de la empresa, es un tipo de economía de mercado más moderno. No se puede utilizar el modelo aquí, pero algunas cosas se pueden aprender.

 

 

 

Libertad de expresión: la Corte de Constitucionalidad resuelve a favor de Francisca Gómez

francisca-2

Por: Redacción Prensa Comunitaria

Francisca Gómez Grijalva fue amenazada en su libertad de expresarse, de pensar críticamente y decir las cosas como son a través de una acción de censura que se concreta en una demanda judicial por parte de la empresa Cementos Progreso.

Francisca es columnista de Prensa Libre y académica, la intención de callarla y de iniciar una persecución penal que evidentemente es política, fue después de escribir una columna[1] denominada ¿Agua o Cemento? en relación a la problemática generada por ésta empresa en perjuicio de los pueblos maya kaqchiquel que habitan las comunidades de San Juan Sacatepéquez, en concreto de la comunidad San Antonio Las Trojes I.

Entonces ésta empresa puso una demanda judicial en su contra en un tribunal, en su página web argumentando que “Como sabemos categóricamente que las acusaciones de la Sra. Gómez Grijalva son mentiras, acudimos a un tribunal para que ella se presente al mismo a ratificar, bajo juramento, que le consta todo lo que ella publicó en ese medio de comunicación[2].”

Francisca inició una nueva batalla a favor de la palabra, la dignidad de los pueblos y en defensa de la vida, ya que presentó un amparo que fue otorgado por la Corte de Constitucionalidad a favor de ella que fue conocido en una vista pública el miércoles 6 de agosto de 2014.

Francisca interpuso ¡un recurso de apelación contra la agresión de Cementos Progreso en su contra. Por lo que la Corte de Constitucionalidad, ha resuelto ampararle el 9 de noviembre de 2015.

Este es parte del dictamen:

“La Corte de Constitucionalidad, con base en lo considerado y leyes citadas, resuelve: I) Con lugar el recurso de apelación interpuesto por Francisca Gómez Grijalva —postulante del amparo— y, como consecuencia, se revoca la sentencia impugnada. II) Emitiendo el pronunciamiento que en derecho corresponde, declara: a) Se otorga el amparo solicitado por Francisca Gómez Grijalva, contra el Juez Primero de Primera Instancia Civil del departamento de Guatemala; b) Se suspende el acto reclamado y se ordena a la autoridad cuestionada que emita nueva resolución que en derecho corresponde, rechazando para su trámite las diligencias de prueba anticipada y reconocimiento de documentos, promovidas por la entidad Cementos Progreso, Sociedad Anónima, en contra de Francisca Gómez Grijalva —hoy amparista— en congruencia con lo considerado en el presente fallo; c) se conmina a la autoridad reprochada a dar exacto cumplimiento a lo resuelto en el plazo de cinco días a partir de la fecha en que reciba la ejecutoria de este fallo, bajo apercibimiento de que en caso de incumplimiento el Juez Primero de Primera Instancia Civil del departamento de Guatemala incurrirá en multa de dos mil quetzales (Q2,000.00), sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales consiguientes”.

No se puede permitir la persecución para quien se atreve a soñar

Con la persecución política penal, se trata de construir una “verdad” falsa acerca de quienes defienden sus derechos y luchan por una sociedad más justa. Esto esta ocurriendo en contra de decenas de personas en todo el país, como parte de esto impulsan toda una campaña de acusaciones, infamias, mentiras y tergiversación de la realidad. Se les acusa de hechos no cometidos, delitos que les hace convertirse en criminales y delincuentes, para deslegitimar la lucha misma y sus exigencias y poder actuar “legal o legítimamente” en contra de éstas personas.

La criminalización es “…la puesta en marcha por parte del Estado de marcos jurídicos, estrategias y acciones político-judiciales con la intención de dar un tratamiento de ilegítimo e ilegal al ejercicio de ciertos derechos civiles que se manifiestan en acciones tales como la manifestación, movilización, organización, reclamación pacífica de derechos, documentación y presentación de informes y defensa jurídica de personas acusadas de delitos políticos, utilizando en muchos casos, la violencia contra personas y organizaciones. La criminalización de la protesta social se expresa de diversas formas, que van desde una intervención violenta de las fuerzas de seguridad en protestas o conflictos, hasta el juicio a dirigentes sociales, allanamiento de oficinas, amenazas directas e indirectas y la descalificación sistemática de la labor de líderes sociales.” [3]

Según la anterior definición, quien criminaliza comúnmente es el Estado y las empresas. Sin embargo es una práctica social que se inserta en una sociedad con rasgos contrainsurgentes y de inquisición. Esto le ocurre a las personas  que se organizan y piensan autónomamente. Lamentablemente quienes reproducen la criminalización y el estigma de cualquier manera, en última instancia fortalece el poder de las élites. Ha sido una herramienta utilizada en todo el mundo en las últimas décadas como parte esencial de la aplicación de las políticas neoliberales: “La criminalización de los movimientos populares forma parte de un repertorio global de acciones y prácticas de control social, con las que el poder organiza su gobernabilidad, a fin de continuar el proceso de reproducción ampliada y por desposesión (Harvey) del capital”. [4]

Para el bloque de poder y sus expresiones empresariales, finqueras, gobierno y el narcotráfico, la lucha social  “atenta directamente contra esa necesidad estratégica que tiene el gran capital y porque estas luchas, en su lógica, son un mal ejemplo para otras zonas del mundo cuyos territorios están siendo apropiados por el gran capital y sometidos a procesos de extracción agresivos”.[5]

La criminalización se basa sobre todo en acciones judiciales y mediáticas, en esto  los medios corporativos están jugando un papel clave para influir la opinión pública, la mayoría de veces el discurso que manejan es el mismo que las empresas y el gobierno y que buscan deslegitimar las acciones de la población organizada, pero también se utiliza operaciones psicológicas como la difamación y el rumor que busca la descomposición social, la división comunitaria y que en última instancia generan desconfianza y aislamiento de las luchas y de las personas.

En última instancia pretenden las empresas nacionales y transnacionales  “apropiarse de todas las posibles fuentes de energía existentes en el mundo como una necesidad estratégica para el mundo industrializado y el gran capital, y es eso lo que dirige y explica sus intereses por apropiarse de las tierras guatemaltecas donde existen este tipo de elementos de la naturaleza”. [6]

La estrategia de criminalizar y judicializar a las personas está siendo utilizado en contra de los movimientos indígenas, campesinos y en defensa del territorio de base comunitaria, de periodistas, columnistas, académicos y académicas, abogados y defensoras de derechos humanos que se niegan a aceptar el modelo vinculado a la globalización. Que en este caso se expresa en los megaproyectos como la minería a cielo abierto y  la explotación de la naturaleza como el agua, el petróleo, los agrocombustibles, la militarización, la negación de la historia y el genocidio.

Nos queda una importante tarea: dudar, no creer en el discurso oficial y de los grandes medios corporativos, no dejarse llevar de versiones cargadas de prejuicios, rumores y difamaciones sino pensar críticamente y por nuestra propia cuenta. Y lo más importante defender que la libertad de expresión, las diferencias de ideas y de pensamiento son derechos a defender y respetar.

[1] 2 de junio de 2013. Prensa Libre. http://www.prensalibre.com/opinion/Agua-cemento_0_860913929.html

[2] http://www.cempro.com/aclaracion

[3] Echeverría, Jennifer. “Criminalización de la protesta social.” Comisión Internacional de Juristas. Guatemala.

[4] Korol, Claudia y Longo, Roxana. Criminalización de la pobreza y de la protesta social. Buenos Aires, 2009. Editorial El Colectivo. En este texto utilizan las categorías que usa David Harvey en relación con el modelo de acumulación al que Marx llamó acumulación originaria de capital, en este contexto de manera ampliada.

[5] Korol, Claudia y Longo, Roxana. Criminalización de la pobreza y de la protesta social. Buenos Aires, 2009. Editorial El Colectivo.

[6] Ispanel, Patricia. Criminalización de la lucha y violación de derechos humanos. CEIBA. 2010.

[7] Una buena parte de este texto fue escrito por Quimy De León y Norma Sancir e información de Francisca Gómez.