Las estrategias de Jimmy

12177743_428046027404280_160674376_n

Foto: Jorge Dan Lopez/Reuter

Pablo Rangel

 Recuerdo que en el mes de octubre del 2014,  una mañana que mi hijo se quedó en casa fuimos a un restaurante de comida rápida donde hay “área de juegos”.  Me senté en una mesa frente a las escaleras de un laberinto plástico donde los niños se suben y culminan lanzándose en un pequeño resbaladero que los retorna de vuelta a la entrada.  Mientras observaba como los niños se subían y pasaban dando vueltas a un timón que está frente a una ventana en forma de burbuja, empecé a escuchar una conversación  política de lo más extraña.

 Escuchar conversaciones políticas en las áreas de niños ya no me sorprende, de hecho, nos hemos reunido con amigos y conocidos a hablar de estas cuestiones en medio del griterío y la música estridente y subliminizada de los restaurantes. Supuestamente, esta área es tan secreta que no da lugar a pensar que se están fraguando los peores negocios y estrategias más viles y rastreras de la política nacional.

 La conversación era la de un hombre con dos mujeres.  Todo el tiempo les dí la espalda, y no hice el intento de voltear a ver, pensé que se cohibirían así que fingí estar concentrado en mi teléfono.

 -Les voy a ser honesto, tenemos la mejor propuesta política en el país, y vamos a ganar, estamos ahora reuniendo a la gente que nos va a apoyar. Ustedes que son cristianas saben de lo que les estoy hablando, de una persona honesta, creyente y además temerosa de Jehová, el licenciado Jimmy Morales.

–Ah sí, si, lo conocemos, de la televisión, del programa de los domingos.

—-Tan bonito ese programa, mi familia se ríe porque es sano, es bien gracioso.

-Así es, el arte es uno de sus pensamientos, pero es una persona con mucho estudio, es un intelectual, ojalá ustedes puedan ir a una de las reuniones que hay con él y su hermano, ambos bendecidos con mucha inteligencia.

–Excelente.

—Pero mire yo participé hace años en una campaña para alcalde de Villa Nueva, pero viera que solo problemas gane ahí.

-Ah, es que con Jimmy la cosa es diferente, ahí no hay de esas cosas de robo ni chismes, no, ahí las cosas son más limpias.  Pero bueno, entrando en materia, lo que quiero decirles es que nuestro candidato y la gente que lo apoya es buenísima, proba, nunca ha participado en política, es gente honrada como ustedes.  Y lo que quiero pedirles en nombre del licenciado es que ustedes como directoras de colegios ¿tienen colegios verdad?

–Sí, bueno, el colegio es de mi mamá, pero yo soy la directora de bachillerato, hay como unos 100 jóvenes entre 4to y 5to.

—Yo tengo guardería y jardín infantil, pero tengo como 15 maestras de pre primaria conmigo, otras llegan a hacer prácticas, puedo hablar con las directoras de sus colegios.

-¡Qué bendición! A ustedes Jehová padre me las puso enfrente.

–¿Por qué?

-Es que nuestra campaña tiene muy poco dinero, porque como ustedes saben, siempre el camino más angosto es el del Padre. Y necesitaría que ustedes convenzan a sus alumnos, maestras y directoras de la candidatura de Jimmy.  El licenciado va a darle mucha fuerza a la educación y va a favorecer el arte.  Y lo mejor verdad, va a apoyar porque la educación no solo sea del mundo sino también para que los valores cristianos se fortalezcan y salgamos de esta crisis de valores que estamos ahora como país.  Pero bueno, les dejo estos folders con información de lo que estamos pensando hacer y de qué colegios e iglesias ya nos están dando su apoyo, porque estamos seguros que el hermano licenciado Jimmy Morales será el próximo presidente de Guatemala.

–Gracias, ¿cuándo nos podemos comunicar con usted?

-Yo las llamo el miércoles, solo anoten acá sus números de teléfono.

—Y ¿usted qué es de Jimmy?

-Yo soy colaborador de él, es una gran persona, bueno, yo tengo un colegio de estudios por madurez los fines de semana, trabaje muchos años en el América Latina y en el Hall, y ahora pues se han derramado bendiciones sobre mí y mi familia.

–¿Y ese carro que carga lo vende?

-Sí, lo ando vendiendo, ¿le interesa?

–Solo por ver.

-Vamos pues se lo voy a enseñar.

 Se pararon y salieron. Desde las ventanas pude ver quienes eran.  El hombre tenía una camisa blanca de manga larga, unos lentes rectangulares, con esos vidrios que se oscurecen con el sol, con el pelo bastante corto, pantalón de paletones, mocasinas brillantes, de complexión delgada y de estatura lo más 1 metro 60.  Las señoras ambas se veían mas o menos de 50 o 55 años, con las raíces del pelo grises y el resto castaño.  Con unas carteras grandes y vestidas de colores fluorescentes, a una se le zafaba el zapato, que era como un flip flop de tacón,  con imitaciones de piedras preciosas de plástico en las orillas.  Dio un mal paso y parecía que iba a caer, pero se detuvo del cuello al señor.  El hombre del susto hasta botó una agenda o biblia que llevaba bajo el brazo.  El libro rebotó en el suelo, pero como tenía zipper no se le salió nada.  La otra mujer quiso recogerlo pero no pudo doblar las rodillas,  así que un policía que veía la escena se acercó a darle el paquete.  El señor se volteó para recibir su adenda o biblia, pero lo hizo con la señora prendida de su cuello y él abrazándola de la cintura.  Y así, continuaron caminando hasta llegar al carro.  Se subieron y se fueron.  El carro era un pick up toyota Hilux doble cabina, modelo 98, pintado de un color gris mate, parecido al verde mate que usan los vehículos militares,  las placas empezaban con una O.

No pude resistir y escribí en el Facebook que había visto a unas personas diciendo que Jimmy Morales sería presidente.  En 10 minutos recibí al menos 10 comentarios de amigos que se rieron diciendo que era lo más gracioso que habían escuchado, yo también lo pensé así.

 Y ¿Qué pasó?  Hoy 24 de octubre de 2015, a un día de la segunda vuelta electoral, en la que Jimmy Morales competirá contra Sandra Torres por la presidencia del país, recuerdo esta conversación.  Quizá era una advertencia o era una luz para comprender algo que nos hemos negado a ver. Quizá la realidad nos está explicando por las malas, que la racionalidad no se transmite por telepatía, se aprende en la relación humana, asimismo, que el sistema educativo, despreciado en buena medida, hasta hoy sigue siendo el único capaz de ayudarnos a construir ciudadanía.  Por ahí habría que empezar.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 26 octubre, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: