El telón de fondo del balotaje

mapas

Francisco Rodas Masltez

Se han dado en estas últimas semanas, dos comentarios centrales sobre el destino de los candidatos al balotaje. Sobre Jimmy Morales, pese a las críticas que cuestionan la inexperiencia del candidato o su difuso programa de gobierno, así también las hechas con una dosis agresiva de sarcasmo, se tiene la visión de que puede ganar sin dificultad; en el caso de Sandra Torres, al contrario, parece tener un horizonte cuesta arriba, donde la garantía de salir adelante pende del voto rural, de movilizar a los gobiernos locales afiliados y por apoyar al partido en el balotaje.

Así, los siguientes apuntes hacen una descripción de los escenarios por venir, basado en los resultados, es decir, omitiendo los juicios de valor programático y de perfil del candidato. Son simplemente datos que dan cuenta de los esfuerzos que deben asumir los partidos, sin que nos comprometamos a predecir el abigarrado desenlace del 25 de octubre.

Una previsión necesaria de hacer es que, el TSE suele estimar la proporción de votos por partido tomando como base los votos válidos, o sea, únicamente a quienes votaron por algún candidato. Esto a decir verdad es un reduccionismo de lo que se debería entender por “válido”. Válidos son también quienes anularon su voto o lo dejaron en blanco, ya que son una opinión que materializa el hecho de no estar satisfecho con nadie de la oferta electoral o que rechazan lo inútil del proceso de elecciones.

Desde luego el TSE, por su naturaleza, al organismo no le interesa tanto la abstención como mecanismo de expresión en el sufragio, ni a quienes desestiman a los candidatos, no dejando seña alguna que comprometa su decisión. Por ello hacemos aquí una acepción amplia del término, al incluir como válidos a todo aquel que simplemente fue a votar, lo que el TSE denomina como “votos emitidos”. Con todo y que eso no significa que los que se abstuvieron de ir a votar, el 28.7% de los inscritos, tengan un comportamiento que carece de valor, es decir que valen cero. Quien sabe y sea necesario que el TSE deje de utilizar su proverbial manera de interpretar el voto válido siendo preferible llamarlo “voto efectivo” o algo parecido.

Una victoria a rastras

Según los datos del TSE, el FCN-Nación obtuvo el primer lugar en la 1ª vuelta Presidencial-Vicepresidencial, siguiéndole la UNE en el segundo lugar (1). Aunque algunos medios difundieron la idea que la victoria de Jimmy Morales fue arrasadora, en realidad la diferencia entre uno y el otro candidato es relativamente corta: de sólo 199,788 votos, que equivale a 3.7% de los votos emitidos.

En otros términos, a nivel nacional, el FCN-Nación captó el interés del 21.7% de la población que emitió voto y la UNE el 17.9%. Una conclusión aquí es que ambos candidatos a la presidencia llevaron su caudal a rastras, que implica a su vez ausencia de hegemonía, tomando en cuenta que Jimmy Morales en los 121 municipios donde ganó, el 72.7% de ellos captó menos del 15% de la población inscrita y Sandra Torres, en los 101 municipios donde ganó el 54.7% estuvo también debajo del mismo umbral del 15% (ver mapa). Este sería para ambos, su principal talón de Aquiles y por lo que puede pronosticarse una competencia cerrada.

Los nuevos escenarios

El escenario más alterado en el balotaje está en la franja de indecisos conformada por los votantes que eligieron otro candidato diferente al de la UNE o del FCN-Nación o se abstuvieron. Esta franja coloca en rivalidad 2,662,864 de votos los cuales, dada la poca diferencia entre los dos candidatos, podría fácilmente definir la elección.

Otro factor que puede inclinar la balanza es el potencial de las alcaldías. Los resultados confirman una tendencia bien sabida, que la elección de alcalde convoca más votos que la presidencial. Tanto así que la ventaja de votos de las alcaldías comparadas con la presidencial deja un saldo a favor del primero de 235,323 votantes.

Este factor podría favorecer más a la UNE quien ganó en 61 municipios mientras el FCN-Nación no tuvo protagonismo alguno. En otro orden de ideas, dicho indicador muestra las diferencias en el desarrollo de sus estructuras organizativas. Así, el FCN-Nación alcanza para moldear un candidato a presidente, la UNE al contrario su peldaño de llegada a la presidencia se origina en el gobierno local.

La incidencia del poder local, aunque no es una regla definitiva, podría ser más viable si el número de votos que éstas alcanzaron es mayor que el candidato a la presidencia, de modo que estarían en capacidad de atraer más votos hacia un determinado candidato presidencial, siempre y cuando entre el Alcalde ganador y quienes votaron por él exista una intensa identificación o lealtad.

Siempre en la línea de destacar el posible protagonismo del gobierno local en el balotaje, su complementariedad dependería de la relación política de los alcaldes con los presidenciables ganadores en 1ª vuelta. Al respecto se proponen las siguientes variaciones de estas relaciones que pudieran darse en los municipios (ver mapa):

  • Muy favorable. Establecida cuando tanto el ganador de la alcaldía y de la presidencial son del mismo partido. Ella incluso puede ser mucho mejor si la alcaldía superó en votos al candidato presidencial, debido que habrían mejores expectativas de aumentar la cuota de votos. Mientras si los resultados fueran inversos, la contribución de las alcaldías sería más modesta, aunque no por ello despreciable. Esta situación para la UNE se dio en 44 municipios, de los cuales en 21 de ellos superaron en votos a la presidenciable registrando una contribución de 10,341 votos. Esta cantidad apenas representa 0.2% de los votos emitidos para alcaldías, lo que podría llevar a pensar que las representaciones locales tendrían poca incidencia para impulsar sus candidatos presidenciales en sus municipios, pero también debe tomarse en cuenta que, la gran mayoría de ellos tienen en el padrón electoral, una población inscrita reducida: 101 municipios tienen menos de 10,000 ciudadanos inscritos y otros 77 entre 10,000 a 15,000. Para el FCN-Nación no existe un solo caso en esta situación de ganar ambos cargos. 
  • Medianamente favorable. Se verifica cuando uno de los partidos que van al balotaje gana en el municipio sólo uno de los cargos, sea alcaldía sea presidencial. En este ambiente los presidenciables debieron desarrollar toda su capacidad persuasiva, en un medio delicadamente ambiguo. Para el FCN-Nación, la totalidad de los municipios se ganaron circunstancias el candidato presidencial fue quien marcó el triunfo. Esto es algo inédito donde un candidato presidencial gana sin contar con un eventual apoyo de organizaciones locales. En cuanto a la UNE, que obtuvo bajo esas condiciones 74 municipios, en 57 de ellos la victoria fue marcada por la candidata a la presidencia, mientras para el cargo de alcalde se ocuparon 17 municipios. 

En el anterior tipo de relación, si como se sabe, la 2ª vuelta queda supeditada a toda una suerte de alianzas y trasiego de influencias, la ventaja estaría, hasta donde es posible afirmarlo, a favor de aquellos candidatos presidenciales que perdiendo en el municipio obtuvieron una victoria en la alcaldía, sobre todo aquellas alcaldías cuyo caudal de votos supera al ganador presidencial independientemente del partido al que éste pertenezca. En el caso del FCN-Nación no hay precedentes. Para la UNE esta situación se reportó en 17 municipios de los cuales 10 alcaldías superaron el caudal de votos del presidenciable, de modo que son espacios donde puede ampliarse el número de votos. En los otros 7 municipios donde las alcaldías se ganaron pero sin superar el voto presidencial, es cuestión de defender la plaza ocupada. 

  • Críticos. Esta situación se dio cuando los dos cargos valuados (Alcalde y Presidente) se ganaron de manera opuesta por los partidos que van al balotaje siendo un contexto tenso en la que nadie está dispuesto a ceder el espacio conquistado. Los resultados de este arreglo fue que, en los 14 municipios donde se presentó tal situación el FCN-Nación mantuvo el dominio de la presidencia y la UNE las alcaldías. Un matiz es que todas estas alcaldías el saldo fue de sólo 5,610 votantes, siendo un monto de baja incidencia a la hora de que todos ellos fueran teóricamente captados por la UNE. 
  • Muy críticos. Que ocurre cuando los candidatos al balotaje no lograron ganar en ningún cargo en el municipio. Estos espacios, fuera de que eventualmente surjan alianzas, pueden considerase como los más hostiles para aumentar el caudal de votos. Tales casos se presentaron en 112 municipios, con un monto nada despreciable que pone en juego 114,409 votos.

Aparte de lo anterior, otro aspecto que debe tomarse en cuenta es la pesadilla que representa el departamento de Guatemala (Región Metropolitana) como definidor en los procesos electorales, al poseer el 23% del total de los ciudadanos inscritos, y que equivale a la suma de los tres departamentos con más ciudadanos inscritos (Huehuetenango, San Marcos y Alta Verapaz añadiéndole Retalhuleu). En la 1ª vuelta la Región aportó 22.4% de los votos emitidos, superior a la suma de los tres departamentos que le siguen, ya mencionados antes, que fue del 20.8%.

En dicha región, salvo el municipio de Chuarrancho, el FCN-Nación ganó las presidenciales en los otros 16 municipios, conquistado por un tercio de los votos emitidos (38.9%). En cuanto a cargos a alcaldías el FCN-Nación no obtuvo ninguno. En la misma región la UNE ganó únicamente dos alcaldías. Con esta distribución, el panorama en el mejor de los casos es que, el FCN-Nación afirme su posición en esta Región y eventualmente la UNE pueda recaudar un cierto número de votos de los indecisos, aunque este es un proceder que comparte con el otro partido. Sin duda, la Región Metropolitana es hasta ahora, el principal bastión de Jimmy Morales.

Debe llamarse la atención sobre el resto de partidos que no pasaron al balotaje. En su conjunto ganaron las presidenciales en 115 municipios, alrededor de un tercio del total de municipios del país, que suman un número de votos equivalente al 51.2% de los emitidos (¡2,759,737 ciudadanos!). Por otra parte, estos 29 partidos políticos y comités cívicos ocuparán 276 alcaldías, es decir, el ¡71.1 por ciento! de los gobiernos locales, siendo ganadas a través del voto de ¡1,616,743 ciudadanos! Tal estructura edil tendrá un perfil menos concentrador, aunque no sabemos durante cuánto tiempo.

Los escenarios explicados anteriormente no pretenden elaborar un pronóstico sobre la intención de voto, no obstante puede servir para captar la configuración territorial y de las teóricas capacidades de convocatoria empujadas por la figura presidencial, la actual estructura de partidos y de los gobierno locales.

Como conclusión general, factores como la estrecha diferencia de votos entre ambos partidos en la 1ª vuelta; unas victorias presidenciales de laxa representatividad; con puntos débiles y fuertes expresados en la centralidad de la figura presidencial en una caso, o por el pivote en que hipotéticamente puede convertirse el gobierno local en otro caso; además el panorama dúctil de una región clave como definidor del proceso electoral y el océano de dudas abierto por los partidos que no llegaron al balotaje, hacen divisar una competencia reñida y que si de nuevo se repite la merma en la participación, la legitimidad del poder que surja se verá otra vez en apuros.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 24 octubre, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: