Archivos diarios: 8 octubre, 2015

Huehuetenango: Saúl y Rogelio defensores del agua que luchan por su libertad

DSC_0307

Foto: Norma Sancir.

Por Nelton Rivera.

Fotografías: Norma Sancir.

Saúl Aurelio Méndez y Antonio Rogelio Velásquez son dos defensores del agua y del territorio del municipio de Santa Cruz Barillas del departamento de Huehuetenango que fueron criminalizados y perseguidos por representar a las comunidades mestizas y maya q’anjob’al de su municipio. Las comunidades que representan se resisten a la instalación inconsulta de la empresa Ecoener Hidralia Energía -empresa española- que además pretende construir una serie de hidroeléctricas en la zona.

Ambos están detenidos injustamente desde el mes de agosto del año 2013, y ahora enfrentan un nuevo juicio luego que la Sala Séptima de Apelaciones de Huehuetenango ordenara la repetición del debate. Este nuevo debate dio inicio en septiembre del 2015 ante el Tribunal de Sentencia de Femicidio y otras formas de violencia contra la mujer de la ciudad de Quetzaltenango.

El debate se desarrolla con la declaración de los testigos de cargo y descargo (expediente C-13005-201300104), y ha tenido atrasos porque los testigos del Ministerio Público no se han presentado. En todas las audiencias señaladas, los acusados son trasladados de la cárcel de Huehuetenango hacia Quetzaltenango.

Saúl Méndez está representado legalmente por los abogados Eduardo De León Chacaj y Juan Castro de la Asociación de Abogados Mayas, así como por el abogado Héctor Reyes del Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH). En la audiencia del día 6 de octubre de 2015. Estuvo presente la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Guatemala y grupos artísticos en solidaridad con dos de los 10 presos políticos de la Nación Q’anjob’al, Chuj, Akateka, Popti y Mestiza de Huehuetenango.

Los primeros presos políticos de Huehuetenango

Saúl y Rogelio se convirtieron en presos políticos del Estado en el año 2012, cuando fueran detenidos de forma arbitraria por paramilitares en Barillas el día 2 de mayo cuando se dirigían a la estación de la Policía Nacional Civil PNC para averiguar sobre el asesinato del comunitario Andrés Pedro Miguel ocurrido el 1 de mayo a manos de los jefes de seguridad de la empresa Ecoener Hidralia Energía – Hidro Santa Cruz.

El 5 de noviembre del 2012, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos de las Naciones Unidas consideró en la Opinión 46/2012 emitida por este órgano confirmo que las detenciones hechas en Barillas el 2 de mayo fueron arbitrarias.[1]

En enero del 2013, luego de una fuerte batalla legal y política ambos junto a Diego Juan Sebastián, Andrés León Andrés Juan, Joel Gaspar Mateo, Ventura Juan, Pedro Vicente Núñez Bautista, Amado Pedro Miguel, Marcos Mateo Miguel, Esteban Bernabé y Pascual de Pascual Pedro lograron obtener su libertad nuevamente, ese mismo año regresaron a Barillas recibidos por miles de personas. Las amenazas de nuevos procesos en su contra empujados por la empresa Hidro Santa Cruz o su matriz en España Ecoener Hidralia Energía no se detuvieron.[2]

El 14 de noviembre 2014, Saúl y Rogelio fueron condenados 33 años y cuatro meses de prisión por el tribunal de Femicidio en el departamento de Huehuetenango, los abogados de la defensa de Saúl y Rogelio interpusieron un recurso de Apelación Especial del proceso penal No. 13005-2013-00104 para que una Sala de Apelaciones de Huehuetenango revisara los vicios en el proceso; estos son de forma y de fondo y de esa cuenta la sentencia condenatoria emitida por el tribunal en Huehuetenango fue anulada.5 El 29 de abril 2015 la Sala Séptima de Apelaciones de Huehuetenango realizo una vista pública resolviendo anular la sentencia del tribunal de Huehuetenango y ordenando un nuevo proceso en Quetzaltenango.

Los acusados Saúl y Rogelio, líderes comunitarios fueron detenidos nuevamente por una acusación falsa, el 27 de agosto de 2013 ambos llegaron a la Torre de Tribunales en la ciudad de Guatemala para una nueva audiencia, en ésta audiencia debía de cerrase el proceso 92-2012 en contra de ellos y ahí mismo fueron detenidos por agentes del DEIC y trasladados a Huehuetenango.[3]

Acusación por un linchamiento en 2010

Los ahora acuasados, son señalados como los responsables de linchamiento de dos personas acusadas de delinquir en el municipio de Barillas en 2010, la gente había identificado a estas dos personas (Guadalupe Francisco, de 46 años, y Mateo Diego Simón, 41)[4] como los responsables de varios delitos y robos en la región, ante el descontento masivo de la gente y la falta de aplicación de la justicia en el municipio fueron linchados en el año 2010. Este proceso se reactivó casualmente en 2013 pero ahora en contra de Saúl y Rogelio, por ser ellos parte de las autoridades comunitarias en ese momento, lo extraño de éste proceso fue que el Ministerio Público no responsabilizó de manera individualizada a quienes sí participaron en éste linchamiento señalando únicamente a los dos líderes comunitarios de Barillas.

[1] Naciones Unidas. Miguel de la Lama. Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos de las Naciones Unidas. https://acoguate.files.wordpress.com/2013/03/gtda-opinion-no-46-2012-guatemala.pdf

[2] Quimy De León. Barillas: una historia de persecución política por defender el agua. Prensa Comunitaria. 15 de enero 2013. https://comunitariapress.wordpress.com/2014/01/15/barillas-una-historia-de-persecucion-politica-por-defender-el-agua/

[3] Periodismo Humano. Detenidos dos defensores del agua contra empresa española Hidralia en Barillas, Guatemala. 29 de agosto 2013. http://periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/detenidos-dos-defensores-del-agua-contra-empresa-espanola-hidralia-en-barillas-guatemala.html

[4] Prensa Libre. Condenan a 33 años de cárcel a dos hombres por linchamiento de pareja. Mike Castillo. 14 de noviembre 2014. http://www.prensalibre.com/huehuetenango/Condena-anos-carcel-dos-hombres-linchamiento-pareja_0_1248475340.html

 

 

 

Anuncios

Totonicapán: doña Joséfa una de las voces que exigen justicia

doña Josefa

“Tan siquiera mí esposo estuviera en la cárcel, lo voya ir a ver, o lo voy a sacar de la carcel, tan siquiera tuviera deuda y le voy a ir a pagar su deuda… Hay momentos cuando tengo yo mucha necesidad, tan siquiera pudiera hablar con mi esposo así por teléfono, cuándo hay cosas que necesito solucionar.

O tan siquiera estuviera mi esposo en los Estados Unidos y poderle hablar por teléfono y ahora ya no se puede, que voy a hacer.

Lo que hago yo es que me voy al centro voy a comprar flores y me voy a pasar ahi a la tumba de él, voy a orar y me quedo unos 15 o 20 minutos y despues me regreso”.

Palabras de Doña Josefa, mujer maya Kiché de Totonicapán esposa de Jesús Caxaj, uno de los masacrados el 4 de octubre del 2012 en la cumbre de Alaska.

 

Barillas: Carta de una niña Q’anjob’al a su abuelo preso político

Escáner_20151008 (8)

Papá Chico:

Lo quiero mucho usted es un ejemplo a seguir, es valiente y fuerte, lo adoro gracias por todo lo que ha hecho por mí. Dios va hacer justicia, va a ver usted que va a salir de ese lugar.

Lo quiero con el corazón.

Att. Fer.”

Su abuelo fue detenido injustamente por defender el agua de Barillas, uno de los municipios de Huehuetenango. Tras 8 meses de prisión política don Chico Palás continúa estando privado de su libertad en el Preventivo de la Zona 18 por acusaciones falsas de la empresa española Ecoener Hidralia Energía / Hidro Santa Cruz.

‪#‎LibertadPresosPoliticos‬