Diálogo político en Casa Presidencial

mascrisis

Por: Haroldo Waxenecker

Casa Presidencial, Guatemala, 23 de agosto de 2015

– “Y cómo mira usted la cosa, patrón?”

– “Jodida”, le contestó el dueño de la finca con la voz apagada.

– “Ahí está, ve.”

No le gustó la respuesta, pero era exactamente lo que sentía, y como de costumbre reafirmó la opinión del patrón. Esta vez con cierto reproche, aunque eso no formaba parte del trato habitual. Ya sabía que la situación era difícil, sin embargo, había guardado una pizca de esperanza que el patrón tendría noticias mejores. Se lo reprochaba con sus cortas palabras.

Casi con resignación, el patrón dejo caer otra vez la misma afirmación:

– “Jodida. No te puedo decir que no…”

La complicidad perturbó el diálogo. Años atrás habían hecho un pacto. Cada quien con sus propias palabras. El patrón con un típico tono de autoridad y el otro interpretando el significado de una orden recibida.

– “No les vayas a comentar que has hablado conmigo…”

– “Así como que no, que no hay nada pues porque eso es solo entre nos verdad…”

Fue un pacto de palabra. Simple. Aunque aquel había oído de otros pactos del patrón con sus semejantes. Es un asunto disparejo. Silencio. Alcohol. Dinero. Promesas. Se recordaba bien de algunas frases muy acostumbradas:

– “Y lo que estamos hablando se entierra y aquí se acaba todo…”

– “…vamos a tomar un par de guaritos oíste”

– “Un su par de whiskies y platicamos…”

– “Allí le tiro un su buen cheque…”

El que trabaja trabaja, y se le paga…

– “…y nosotros nos arreglamos con ustedes.”

El dueño de la finca y su señora saben adaptarse y pactaron incluso con sus aparentes adversarios. Confabulación. Consentimiento. Durante décadas han tejido su red con (ex)militares, otros dueños de finca, constructores, políticos, comerciantes, narcos, abogados, y muchos otros que han entendido que “el tema aquí es apoyarse…”. Entiendes o no entiendes. Estás adentro o te quedas afuera. “Lo que queremos es ser lógicos y tenemos que fortalecernos…” – Es una maquinaria que necesita de todas las piezas para funcionar. Es una cuestión de corresponsabilidad y lógica.

Por eso el momento es tan complejo. Tienen que actuar contra su lógica y saben que cualquiera podría salir manchado. La impunidad acostumbrada se escapa de sus manos.

“Ese es mi cuco ahorita…”, murmulla el patrón.

El otro afirma con su cabeza y piensa: ¿Cuántos más estarán repitiendo la misma frase ahora?

Pd. Es un diálogo político imaginario, elaborado con frases extraídas de las escuchas telefónicas que se han conocido públicamente en las última semanas.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 23 agosto, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: