Mi postura es el voto nulo

 

Por: Alfonso Porres

En estos días se ha discutido mucho acerca de la postura de algunos columnistas de votar por el menos peor o en contra del que más me fastidia. Algunos opinan que otra opción es darle la oportunidad a los luchadores sociales de toda la vida que van con candidaturas. Ésta ha sido una plática recurrente en estos últimos días con varias personas que saben que mi postura es el voto nulo, y que me recomiendan pensar mejor mi postura y hasta me recomiendan qué debo hacer.

Es interesante hacer una reflexión de la inmediatez del pensamiento o la salida fácil que precisamente se da con estas actitudes sacadas de la manga, porque no puedo clasificarlas de otra manera, y que imagino se dan ante la falta de un horizonte claro en los acontecimientos actuales y desde luego cuando no ha existido o pensado un propuesta social o un proyecto político serio y ético de mediano y largo plazo.

El momento político que estamos viviendo requiere no sólo de echar rollo de opinión o teórico o asistir a foros y visitas de mandatarios distinguidos, sino hacer trabajo de calle, organizando barrios, intentar la compleja tarea de articularnos entre colectivos y gente que proviene de las iglesias, asociaciones de vecinos, sindicatos, equipos de fut, bolos de cantina, de tienda, grupos de boy scout, asociantes de ciclistas, maratonistas, grupos de amigos de animales.

Esta inmediatez de la que hablo está vinculada a la falta de trabajo organizativo, es parte de lo que llamo clientelismo electoral, que no sólo es el hecho de que a uno lo acarreen físicamente, si no acarrearnos mentalmente por la falta de ideas propias y de creatividad. Se corre el riesgo de terminar subiéndose a un proceso que nada tiene que ver con nuestras demandas, que son simples pero profundas: “no más corrupción y que renuncien los malos gobiernos”.

Desde luego no queremos volver a pasar vergüenzas con 3 o 4 cuates de izquierda que se presentan como dignos redentores de nuestras esperanzas, y terminan haciéndole la corte a los partidos mayoritarios. Esto lo confirma la forma en que votaron por la ley Monsanto, la aprobación del presupuesto de este gobierno y otras travesuras que hicieron esos magnánimos representantes de la izquierda, en detrimento de los intereses de la mayoría.

Aunque parezca yo rocola vieja con disco rayado, debo recordar que estas manifestaciones surgieron de la rabia, la indignación, el cansancio y desde las entrañas, que nos dan el sentido común. No podemos avalar un sistema que está cooptado.

Mi postura es seguir articulando: establezcamos acciones consensuadas, tomémonos el tiempo de pensar el proyecto de mediano y largo plazo, revisemos de qué manera ha afectado a nuestras cabezas este asunto “electoral” para no cometer los errores que nos distancian. Trabajemos en favor de un proyecto propio con ideas claras, con posturas sólidas y sobre todo con ética.

Y por favor el próximo que me esté “dando consejos” o “línea” para que medite sobre mi posición, lo invitaré a que meta su cabecita en una letrina y haga gárgaras con su contenido, porque no se puede seguir promoviendo la mierda para quitarnos la indignación.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 18 agosto, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Gustavo Diéguez

    Como propuso Sergio V. hace cuatro, hace ocho, hace doce años:
    “Votemos nulo para no volver a dar el culo” con disculpas a quienes lean esto y además tengan ojos delicados.

    Me gusta

  2. Muy interesante y muy clara posiciòn! Estoy completamente de acuerdo con lo que se expresa. Es importante que toda la poblaciòn humilde, trabajadora, honesta se entere, se informe y no se deje llevar por el discurso, por la figura, por la propaganda. Ya no basta el Decir “Basta YA”, es importante, necesario;la organizaciòn, tal y como lo menciona el compañero en su artìculo. HAY QUE DAR EL SALTO!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: