LA HUELGA DE DOLORES

4-chabela-copy

Desfile Bufo de la Huelga de Dolores. 1978. Mauro Calanchina.

El movimiento estudiantil universitario desde 1898 parió una tradición llamada Huelga de Todos los Dolores del Pueblo de Guatemala, conocida también como Desfile Bufo. Ésta se realiza cada viernes de dolores y es la culminación de una serie de actividades artísticas y culturales recreadas y coincidentes con la cuaresma. Y hoy 1 de agosto en el contexto del la crisis política del gobierno y el sistema político el estudiantado san carlista decidió hacer una Huelga extraordinaria. Desde el 25 de abril del 2015 la población pide la renuncia de los políticos corruptos y del presidente Otto Pérez Molina. A continuación dejamos un fragmento del libro del doctor José Barnoya llamado “Historia de la Huelga de Dolores” para conocer un poco sobre el orígen de esta tradición estudiantil.

“Nadie mejor que el Dr. Barnoya nieto de la Huelga de Dolores para relatarnos sus orígenes y su historia. Tanto la riqueza de su experiencia como huelguero que para el Dr. Barnoya constituye una tradición familiar, como su visión al recopilar los documentos e información.”[1]

Por: Joaquín Barnoya

“¿Que cómo nació el holgorio de Dolores? Pues, a lo mejor los estudiantes universitarios la entresacaron de las fiestas de carnaval, de repente tomaron como modelo el testamento de Judas que se lee en los pueblos todos los Sábados de Gloria, o bien era pura gana de tomarse unos días de descanso previos a la Semana Santa. Lo cierto es que la Huelga Estudiantil de Dolores vino al mundo el mero viernes de Dolores.

¿Que cuándo nació la algarada estudiantil? Pues, cuando nació la dictadura del doctor Manuel Estrada Cabrera el año de gracia de 1898. Estrada Cabrera se entronizó en el poder nada menos que veintidós años, pero al mismo tiempo suprimió una incubadora presidencial.

La huelga se llamó desde ese entonces de Dolores, pues era celebrada por los estudiantes de Medicina el Viernes de Dolores previo a la Semana Santa. Los estudiantes de Derecho por el contrario, escogían un día cualquiera de la Cuaresma para celebrarla. Como dice Federico Hernández De León: “La decantada Huelga no era sino unas vacaciones que promediaban el curso y esa declaratoria debía hacerse con bullangas y regocijos, mediante la emisión de tres documentos principales: Una proclama, un decreto y una lista de penas para los estudiantes que quebrantaran los principios fundamentales de la Huelga.

En la proclama se hacía derroche de ingenio, de sana alegría, eligiendo como víctimas propiciatorias a los elementos destacados del gobierno y a determinados maestros”. Todo esto se hacía dentro de las mismas escuelas de Derecho y Medicina, amenizado desde luego con marimba, cohetes y uno que otro traguito; exornando el frontispicio de las facultades, con cartelones satíricos con motivos políticos o universitarios.

Fue en ese mismo año de 1898 que nacieron dos cáusticos periódicos: el “Vos dirés” de los estudiantes de Derecho, y el “No nos tientes” – único que ha sobrevivido – de los de Medicina. El origen del nombre de “Vos dirés” se ignora; pero el de “No nos tientes”, fue idea de los estudiantes de Medicina de aquel entonces: J. Guillermo Salazar, Carlos Martínez, Luis F. Obregón, Francisco Asturias y Luis Gaitán, quienes al principio pensaron en darle el nombre de “Cancro” (Cáncer) y después traduciendo el aforismo “Noli me tángere”, diéronle nombre de “No nos tientes” al periódico de más circulación, más leído y que a veces se paga a precios exorbitantes que sólo pueden pagar los chancles y los gobiernistas, no cumpliendo por eso su objetivo de llegar a las manos de los más gafos.

Ese 1º de abril de 1898 circuló de mano en mano el primer número del “No nos tientes”, órgano de los huelguistas de la Escuela de Medicina y Farmacia, del Instituto Dental y de la Escuela de Comadronas, siendo el redactor responsable: don Siempre Listo. Saldrá cada año por la cuaresma o antes si hubiera necesidad. Circulación: Un millón de ejemplares. Se reparte gratis a seis centavos y un cuarto.”

El editorial del primer “No nos tientes” recogía parte del ideario de este holgorio:

“Hay momentos trágicos en la vida política de los pueblos. Momentos cuya sola presencia en la marcha evolutiva de los mismos, hacen enrojecer la historia de vergüenza y temblar de espanto el espíritu de los hombres libres…períodos álgidos que, venidos en hora aciaga y por una fuerza inexplicable del destino, ponen el peligro de muerte las instituciones de un pueblo autónomo, dando de zarpazos sobre el pecho formidable de la libertad, indefensa a veces para escapar al filo destructor de un puñal fraticida y a la mano sangrienta de una ambición sin límites. Épocas tristes, desoladora y crueles maldecidas por el derecho ultrajado y la libertad violada…

Guatemala nuestra cara y dulce patria, presa se halla en al garra de un déspota miserable, inmensamente cobarde y ferozmente cruel. ¡Pobre pueblo en toda la extensión de su cielo siempre hermoso, ya no queda sino un vago resplandor de aurora iluminando la catástrofe!.

Mazmorras lúgubres aquí, asesinatos públicos allá, latrocinios por todas partes, hombres en forma de culebras arrastrándose por el inmenso lodazal; rameras levantadas a la categoría de vírgenes; bandidos encargados de la seguridad pública y de la honra nacional; palos y chicotes; premiado el vicio con medallas de oro y castigado el bien.

He allí, el pueblo, el cuadro sombrío de nuestra amada patria ¿cómo libertarla? ¿qué hacer para volverla libre? Meditad…meditemos…”

[1] Barnoya, José. Prólogo en “Historia de la Huelga de Dolores”. Editorial Universitaria. Universidad de San Carlos de Guatemala. 29 de mayo de 1987.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 1 agosto, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. carlos rodriguez jaramillo

    Excelente !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: