“Yo soy” Kenia según la información que recibamos

11026182_892945024059884_2134027046647883671_n

Por: Daniel Goñi – Argentina

Es Kenia lo que sería un día de más en la vidas de hasta ahora 148 personas, de estudiantes que en ese día una milicia jihadista, el Al Shabaab, decidió atacar a mansalva y arrebatarles la vida. El lugar es en la Universidad de Garissa, la fecha es el 3 de abril de 2015.

La noticia en prensa del continente y sobre todo en las grandes cadenas de noticias está ausente. Algunos testimonios se filtraban por las redes, provenientes apenas de lugares apartados, en los medios de Estados Unidos y Europa, jamás con la resonancia de cadenas en directo e ininterrumpidas como fue con la revista satírica Charlie Hebdo en Francia.

No sólo la reacción mediática fue menor sino también la solidaridad de gobiernos, partidos y movimientos populares con las víctimas de ésta atroz matanza que como lo fue con la muerte de los dibujantes franceses.

A estas alturas no se puede menos que hacer una profunda reflexión sobre el auge del terrorismo islámico que son el resultado directo de la política exterior de Estados Unidos y las potencias coloniales europeas en Oriente Medio.

El fundamentalismo jihadista fue alentado por EEUU como contrapeso de la intervención rusa a Afganistán en tiempos de la guerra fría, y que hoy a pesar de no existir el bloque soviético las necesidades energéticas son cada vez más ambiciosas y determinan el sentido de propiedad sobre la región de Oriente.

Entonces reclutaron, financiaron y armaron a Osama Bin Laden. El grupo Al Shabaab se declara perteneciente a Al Qaida. Bin Laden luego negó a sus mentores en el olvido de sus atentados y sabemos que los kenyatas que hicieron este crimen también recibieron el entrenamiento y la financiación en el mismo lugar y reportaban a la misma centralidad inteligente.

En lo inmediato está la necesidad de dar visibilidad a esta tremenda situación que nos deja el sabor de la disparidad, de la exclusión en un mundo donde la desigualdad no es sólo en las relaciones de producción sino también lo es en la muerte, bajo situaciones y móviles similares, los medios deciden quien vale más y quien menos, quien es “yo soy”

Lo que hoy “si es” es un profundo dolor, más allá de posibilidad de la utilización estratégica de la muerte.

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 12 abril, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: