Pan y miel para alegrarnos la vida

Por: Quimy De León

El olor del pan recién horneado es una de los recuerdos más hermosos de mi niñez en Xela que guardan mis sentidos. Este es un recuerdo dulce hecho de harina amasada con leche, huevos, mantequilla, levadura y royal. Previo a la semana santa mi familia se preparaba para “hacer el pan” compraban los ingredientes y buscaban el horno en donde se cocinarían esas delicias que disfrutaríamos durante más de una semana. Bueno, tengo que decir que no todo se compraba, no todo era intercambio monetario pues también hacíamos “salporitas” que eran galletas hechas de maíz salpor que mi abuelo cosechaba en sus terrenos. El maíz salpor era maíz más tierno y blanco en relación con el resto que se cultivaba para hacer las tortillas.

El día que se horneaba el pan pasábamos todo un día adornando, moldeando y horneando hasta la madrugada. Esto ocurría en casa de un vecino que era quien prestaba este servicio, ahí acudía todo el vecindario para hacer lo mismo. Recuerdo hacer largas colas por la noche en medio de pláticas y música del radio de transistores que acompañaba la larga espera. Por fin con un poco de cansancio y sueño nos íbamos a la casa con el pan que guardábamos en baúles verdes de madera.

Mi abuela preparaba las canastas que los días de la semana santa se disponía regalar a sus comadres y amigas, yo como siempre shute la acompañaba de casa en casa íbamos a dejar el pan y la miel preparada por ella. La miel era de ayotes y chilacayotes o de duraznos y cerezas también de la cosecha del abuelo. En cada casa eramos recibidas con los mismos regalos, algunas personas hacían miel de papaya, garbanzos y coyoles, también regresabamos con frascos de cebollas o chiles curtidos propios de esta temporada.

Todos los días a las cuatro de la tarde era fijo la hora de la refacción disfrutábamos el café con leche, miel y pan que acompañaban las conversaciones familiares, risas y anécdotas.

Al final de la Semana Santa los panes que iban quedando se preparaban como “torrejas” envueltos en huevo bañadas en miel de panela. Esta tradición se realiza en todo el país, endulza la vida, la familia y la cotidianidad que a veces está ocupada de sinsabores.

 

Aquí un foto reportaje de la Radio Snuq´Jolom Konob´ sobre la elaboración del pan en el municipio de Santa Eulalia:

 

10922277_458599650957375_6411024360226001540_o copy

11088495_458599674290706_1994168086746465693_o copy

10549252_458599654290708_8434193195427837693_o copy

11053541_458599670957373_5280364981204384508_o copy

1961700_458897497594257_6933857354243198864_o copy

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 5 abril, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: