El lago que lleva el nombre del árbol de Amate

DSC_0194

Ana Lucía Ramazzini

Recorrer la playa del Lago de Amatitlán es salir al paso de personas e historias. Es detenerse por un momento, concentrarse en el movimiento de pasos lentos y ligeros, perderse entre los sabores y colores del mazapán, la colación, los bocadillos y la pepitoria, escuchar al aceite friendo las mojarras y mezclándose con las carcajadas y la música que celebran los encuentros de amigas y amigos.

La vida en la playa se vive entre ventas, comedores, caballitos, juegos mecánicos y un teleférico por el que pasan los años. La división sexual del trabajo es evidente: las mujeres encargadas de hacer y vender la comida y los hombres en el Lago, manejando las lanchas y alguno que otro pescando. Aunque el caldo hecho con guapotes, mojarras, pepescas, cangrejos, jutes, caracoles sea tradicionalmente elaborado por hombres.

La prisa de la playa envuelve, pero aun así hay tiempo para respirar profundo, cerrar los ojos y sentir la brisa. El Lago llama a acercarse a su orilla. Apostadas en los muelles improvisados están las lanchas y los lanchones multicolor, nombradas una a una con diversos nombres. El que más se repite es Flor de Mayo, en honor a la feria que se celebra en ese mes.

Atreverse a recorrer el Lago es sentirlo vivo, rodeado de cerros y montañas, entre tonalidades violetas, azules, verdes y café. En el Lago el tiempo transcurre más despacio. A pesar de los años y la contaminación, su belleza sigue atrapando. La emoción es grande cuando en el recorrido se logra ver algún Amate, árbol del que se deriva su nombre. Pero adentrarse en sus aguas, especialmente por la desembocadura del río Villalobos, es darse cuenta de la sistemática violación a sus derechos de parte de industrias y beneficios de café que vierten sus desechos en él, así como tomar conciencia de los efectos de las miles de toneladas de basura diarias que son arrastradas por sus afluentes y llegan hasta él. Entre sus aguas se diluyen las promesas de campaña, de gobiernos centrales y locales, por “salvarlo”.

Ir en una de las lanchas o simplemente sentarse en su orilla a verlo, también es recordar desde anécdotas de infancia hasta situaciones trágicas vividas por tantas familias durante el paso del Huracán Mitch, que causó fuertes estragos. Hablar con algunas de las personas ancianas es traer de la memoria las lunadas a la orilla del lago o la tradicional procesión acuática. Es inevitable, además, escucharles narrar historias sobre las fiestas antañonas que se celebraban en los años cuarenta como el Baile de Celeste y Negro, vestigios de una sociedad clasista, que de una u otra forma persiste y que se ve reflejada, junto con el sexismo, en diversas actividades,por ejemplo la elección Señorita Flor de Mayo, donde sólo pueden participar jóvenes del casco urbano, mientras la participación de las jóvenes de las aldeas y caseríos es en el evento Señorita Flor Silvestre.

Amatitlán guarda y refleja en sus aguas historias de resistencias, que aún están pendientes de ser investigadas y estudiadas como aquella que cuentan con orgullo en el pueblo, recordando cuando Amatitlán era departamento, uno de los más prósperos por la cochinilla. En ese tiempo, dicen que Jorge  Ubico era diputado por Amatitlán.  Ante sus acciones, un grupo de amatitlanecas y amatitlanecos se organizaron y redactaron una carta en donde le exigían que realmente representara los intereses de la comunidad en el Congreso.  Él se molestó tanto por la osadía que cuando fue presidente, le quitó el rango a Amatitlán de departamento y lo convirtió en municipio. Historias que van y vienen como el vaivén de sus aguas.

En el Lago convergen un sinnúmero de significados. Para muchas amatitlanecas y amatitlanecos significa vida y trabajo. Significa también identidad: Los sueños por verlo de nuevo cuando se está lejos viven enraizados en muchas personas que han tenido que migrar. Y para quienes han adoptado esta tierra como suya y han venido a vivir en sus alrededores, muchas veces expulsados por los altos costos de vivienda en la ciudad de Guatemala, significa un nuevo hogar, una oportunidad.

Para mí, pensar en Amatitlán es recordar mi niñez al lado de mis primas y primo, teniendo al Lago como testigo de nuestras exploraciones en el río. Es revivir historias contadas, una y mil veces, por mi abuela y abuelo sobre su vida en este pueblo.

Hoy, como la mayoría de los días que bajo por El Filón, la antigua carretera que lleva a Amatitlán, una de las vueltas de este camino hace que me encuentre cara a cara con el Lago. Es uno de los momentos más entrañables. Para quienes tenemos el ombligo y el corazón en Amatitlán, la vida sin el Lago es impensable porque nuestros recuerdos, familias e historias se tejen con él.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 12 enero, 2015 en Guatemala. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: