Archivos diarios: 6 enero, 2015

Cubil Witz: lugar de encuentro para la lucha de los pueblos

IMG_0902

Por Nelton Rivera y José D. Pérez.

Guatemala se vio sacudida por la decisión del gobierno y el Congreso de la Republica de aprobar el Decreto 19-2014 “Ley para la obtención de vegetales” publicada en el Diario de Centroamérica el día 26 de junio del 2014, mientras la población se encontraba sumergida en la dinámica del mundial Brasil 2014.

Poco a poco varios colectivos, organizaciones, agricultores, empresarios, comunidades y pueblos fueron despertando frente al peligro inminente de la transnacional Monsanto con esta ley, “Resulta que la denominada Ley Monsanto, no fue discutida, no se evaluó, no se consultó con los posibles afectados, y encima de todo, se metió en el cuerpo de una ley sobre vegetales un préstamo para carreteras.”[1]

Aunque la atención se centró en la capital especialmente en la dinámica poco transparente de los diputados en el Congreso de la Republica para la derogación de esta ley, en varios departamentos del país pequeños agricultores y campesinos también realizaron multitudinarias movilizaciones.

Sobre la carretera de Cubil Witz, a 37 kilómetros por la ruta de Chisec a Cobán en el departamento de Alta Verapaz las comunidades de los pueblos maya Mam, Q’anjobal y Q’eqchí de Uspantán, Ixcán y Cobán; se manifestaron de forma pacífica, como una medida para exigir la derogación total la Ley Monsanto.

Las comunidades tienen la claridad que todas estas leyes solo benefician a los empresarios nacionales y transnacionales, y que a las comunidades indígenas y campesinas afectará directamente en su seguridad alimentaria, traerá problemas económicos y más pobreza.

La concentración comunitaria en Cubil Witz tiene otras reivindicaciones importantes, el peligro actual por la construcción de la Represa Xalalá en este territorio, la presencia de la empresa británica Energuate, la criminalización de la movilización comunitaria y la solidaridad con otras comunidades afectadas directamente por los megaproyectos en todo el país.

La gente de las diferentes comunidades está motivada para defender su territorio, llevaron música, canciones y exigieron la derogación total de leyes que consideran que atentan contra sus intereses; economía, alimentación, vida y territorio. Como la antesala de la dinámica de movilización comunitaria para el 2015.

Lamentablemente para la mayoría de la población lo que se juega en el congreso, los intereses, el dinero, los poderes pasan inadvertidas. La presión fue una de las acciones que ocurrieron alrededor de la derogatoria de ésta ley, pero también hubo presiones, negociaciones y cabildeos en el hemiciclo que obedecieron a la aprobación de los bonos y a la medición de fuerzas para hechos que ocurrieron en este mismo lugar después, como la aprobación del presupuesto.

Con información y fotografías de José D. Pérez / Prensa Comunitaria.

IMG_0903

IMG_0898

[1] ElPeriodico. La Chafa ley Monsanto. Miguel Ángel Sandoval, 27 de agosto 2014. http://www.elperiodico.com.gt/es/20140827/opinion/951/La-chafa-Ley-Monsanto.htm

14ªAudiencia de la masacre de la Embajada de España

14a Convocatoria Audiencia Juicio MEE

En el marco del juicio que se lleva por la Masacre de la Embajada de España en Guatemala ocurrida el 31 de enero de 1980, de la manera más atenta, les hacemos la cordial invitación para que nos acompañen a la 14ª Audiencia, que se llevará a cabo el día viernes 9 de enero del 2015, a partir de las 8:30 am. en el 15º Nivel, Sala No. 8, de la Torre de Tribunales. Desde ya agradecemos su valioso acompañamiento y espíritu de solidaridad.

A continuación, un breve resumen de la 13ª Audiencia realizada el 30 de diciembre del 2014:

En esta ocasión se presentó a la torre de Tribunales el señor Gilberto Sajché Sosa, quien luego de ser evaluado por médicos del INACIF, no se encontró en condiciones para ratificar su informe como perito, debido a las consecuencias de un derrame cerebral que viene padeciendo. Por lo que el Tribunal de Mayor riesgo “B” desestimó y resolvió que el señor Gilberto Sajché Sosa no estaba en condiciones para rendir y ratificar su informe de reconocimiento médico forense a los cadáveres calcinados en la quema de la Embajada de España en Guatemala. La comparecencia del perito, a pesar de su estado de salud, fue a partir de la insistencia de la defensa del procesado, Pedro García Arredondo.

Durante la audiencia realizada el 30 de diciembre de 2014, el Tribunal de Mayor Riesgo “B”  planteó a las partes procesales la oportunidad de solicitar la incorporación de nuevas pruebas derivadas del proceso judicial desarrollado. En efecto, las partes procesales presentaron sus solicitudes de nuevas pruebas y el Tribunal aceptó las siguientes:

1.- A petición del Ministerio Público, un perito del INACIF estará realizando la interpretación de dos informes de reconocimiento médico forense  que no fueron posibles ser ratificados durante las audiencias realizadas debido a que uno de los peritos ya ha fallecido y el señor Sajché Sosa por su estado de salud, no pudo ratificar el informe de su peritaje.

2.- El tribunal aceptó de parte  de los querellantes adhesivos, el testimonio e informe del diplomático español, Yago Pico de Coaña, quien tuvo bajo su responsabilidad la misión española días después de la quema de la Embajada de España el 31 de enero de 1980 por parte de las fuerzas de seguridad del Estado de Guatemala. Asimismo, el audio grabado insitu, por el testigo Marco Antonio Figueroa Valiente.

3.- Por parte de la defensa, el Tribunal aceptó a 3 testigos, quienes también deberán comparecer el 9 de enero del 2015.

Con todos los testimonios, peritajes y pruebas documentales ya presentados y con los nuevos testigos y pruebas documentales que se estarán presentando el día 9 de enero de 2015, el Tribunal tendrá suficientes elementos probatorios para dictar una sentencia justa y con ello evitar que delitos cometidos durante el conflicto armado interno queden en la impunidad, como la masacre de las 37 personas que murieron calcinadas en la Embajada de España el 31 de enero de 1980 de manos de las fuerzas de seguridad del Estado.

Los querellantes adhesivos y la Fundación Rigoberta Menchú Tum, tenemos nuestra mirada en la justicia, como pilar fundante de una verdadera reconciliación, de la paz y el Estado de Derecho, porque solo ella permitirá sanar las heridas y aliviar el dolor de miles de guatemaltecos y guatemaltecas que vivieron y aún viven las secuelas de los secuestros, la desaparición forzada, la tortura y el terrorismo de Estado que imperó en las recientes décadas más oscuras de nuestra historia.

Sin más, les reiteramos nuestro saludo y cordial invitación.

Juicio por Genocidio: Los pueblos Q´eqchi´y Poqomchi´ nos solidarizamos con el Pueblo Ixil

10912900_824459820943533_338267364_n

Por: Rony Morales – UVOC/Prensa Comunitaria

Reunidos el 5 de enero de este 2015 bajo la Energía del día 8 KAN las naciones Q’eqchi’ y Poqomchi’ toman parte y se solidarizan con las comunidades hermanas que sufren criminalización y persecución que afecta la región norte del país, con la necesidad de unificar esfuerzos y luchar por los mismo objetivos. Los integrantes de ambos pueblos dan a conocer sobre la problemática que pasa en la Comunidad Samococh Chisec, Las comunidades que viven a la orilla del Rio Dolores Cobán, Comunidades Del Valle de Polochic y La Comunidad la Primavera San Cristóbal Verapaz

Sabiendo que hace miles de años las abuelas y abuelos nos dejaron este día para trasportar la luz en espiral utilizarla convirtiéndola en conocimientos, fuerza y el poder de hacer, le pedimos a la Nana Kan que por medio de su intercesión nos apoye, para que el pueblo de Guatemala despierte y reconozca el delito de Genocidio en contra del pueblo IXIL, el cual por no reconocerlo ha creado la pérdida de nuestro sentido comunitario y la pérdida de nuestro ser, sentir y actuar.

Para los pueblos Q’eqchi’ y Poqomchi’ el reconociendo de este delito, nos ayudará a recuperar nuestras formas ancestrales organizarnos y afianzar los lazos Ancestrales que existen con las demás Naciones del Pueblo Maya.

Ya estamos acostumbrados a que las autoridades traten de retrasar las audiencias, exhibiciones personales y en este caso el juicio por Genocidio, estando reunidos en el parque de Cobán y por los medios alternativos le estamos llevando la secuencia al juicio por genocidio, estamos escuchando como los abogados defensores de el exjefe de gobierno Efrain Rios Montt presentaron una recusación en contra de la jueza Jeanette Valdez del Tribunal Mayor Riego B, poniendo en duda su labor y su imparcialidad lo que causo que otras dos juezas del mismo tribunal aceptaran la recusación.

No olvidamos los crímenes que cometió en su tiempo Ríos Montt y hoy aquí en el parque de Cobán, frente de la estatatúa del Tata Manuel Tot decimos: que la historia no debe ser negada ni olvidada porque un pueblo que olvida está condenado a repetir los mismos errores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guatemala: ¿Desarrollo Rural Integral para qué y para quiénes?

Fuente: oxfam.org

 

Por Ollantay Itzamná

El concepto de Desarrollo Rural Integral (DRI) fue el objetivo central de las diferentes reformas agrarias emprendidas en América Latina, en la segunda mitad del siglo pasado. En los escombros de lo que fueron las cooperativas agrarias del Perú, o en los vestigios de las empresas asociativas campesinas de Honduras, aún resuenan tenuemente la añoranza de DRI.

Curiosamente, en la Guatemala del siglo XXI, este término cobra vigencia a raíz del actual proyecto de Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral, promovida por las ONGs y gobiernos neoliberales post Acuerdos de Paz que buscan el soñado “desarrollo” rural como panacea para indígenas y campesinos sin restituirles sus tierras.

En la segunda mitad de la década de los 90 del pasado siglo (después de los Acuerdos de Paz), los entonces movimientos campesinos intentaron agendar en el debate nacional una nueva Reforma Agraria en Guatemala. Pero, a “sugerencia” de los técnicos de las nacientes ONGs, tuvieron que abandonar esa subversiva idea y conformarse con “impulsar” un anteproyecto de Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral que tímidamente hacía referencia a la reforma y democratización de la tierra.[1]

Para el 2009 ya se contaba con dicho anteproyecto de 42 artículos, el mismo que, luego de la modificación de sus 36 artículos por la Comisión Agraria del Congreso Nacional, recibió un dictamen favorable para ser debatido como proyecto Ley en el Legislativo, el 21 de octubre 2009. Y, el 26 de noviembre del 2012, diputados del partido oficial de turno (PP) la propusieron a debate en el Congreso, bajo el rótulo de Proyecto de Decreto N. 4084. Para entonces, varias organizaciones campesinas ya habían rechazado aquel manoseado proyecto de Ley, ahora, convertido en un caballo electoral para unos, y un motivo de fund raise para otros.

¿Cuál es el objetivo del proyecto de Ley DRI?

Este proyecto busca establecer los principios y el marco regulatorio para el diseño y ejecución de la Política Nacional para el Desarrollo Rural Integral, haciendo de indígenas y campesinos, especialmente los sin tierra, sujetos y actores de la producción nacional para la seguridad y soberanía alimentaria (Arts. 1° y 3°). Pero, en ningún momento hace mención a la redistribución o democratización del uso-tenencia-propiedad de la tierra (reforma agraria).

Las organizaciones campesinas e indígenas, en el Art. 10° del anteproyecto habían establecido: “La política agraria REFORMRÁ y DEMOCRATIZARÁ el régimen de la tenencia, uso y propiedad de la tierra (…)”. Era el único lugar donde aparecían estos conceptos “subversivos”. Pero, los diputados neoliberales hábilmente cambiaron este concepto por: “La política agraria, mediante legislación adecuada promoverá la TRANSFORMACIÓN de la estructura de la tenencia y uso de la tierra”.[2] Guatemala conoce varias transformaciones de la estructura agraria: el feudalismo agrario se transformó en las fincas cafetaleras y algodoneras, éstas, a su vez, en inmorales monocultivos actuales. Democratización significa redistribución, mientras que transformación es sólo mutación.

En Guatemala, más del 60% de las tierras cultivables son acaparadas por monocultivos para la exportación. Campesinos e indígenas sobremueren produciendo y alimentando deficitariamente al mercado interno en miniparcelas alquiladas. ¡Es una deshonestidad intelectual y una inmoralidad sostener que el DRI se puede alcanzar sin democratizar la tenencia-uso-propiedad de la tierra!

En los fallidos proyectos de DRI de la Latinoamérica del pasado siglo, por lo menos había cooperativas productivas campesinas, empresas asociativas, etc. Pero, en el ilusorio proyecto de DRI de la Guatemala del presente siglo no existe ninguna mención a unidades productivas concretas. Sin tierras, sin financiamiento y sin unidades productivas campesinas específicas, es un delirio pensar que indígenas y campesinos tendrán “vida plena” (Art. 7°).

¿Son campesinos e indígenas los verdaderos sujetos en el proyecto de DRI en Guatemala?

No. El Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral está conformado por el Gabinete de Desarrollo Rural (integrado por los diferentes ministros de Estado, y presidido por el Presidente de la República) y el Ministerio de Desarrollo Rural Integral (conformado por el Ministro correspondiente y técnicos de turno). Éstos proponen y ejecutan los diferentes programas del DRI, y aquellos son quienes los aprueban (Capítulos II y III del Título II).

Seis organizaciones campesinas e indígenas, junto a universidades y ONGs, aparecen conformando lo que se llama el Consejo de Participación y Auditoría Social para “socializar información” (Capítulo IV del Título II).

En el anteproyecto de DRI las organizaciones indígenas y campesinas habían establecido que esta instancia gozaría de cierta autonomía, pero los “Padres de la Patria” establecieron que quien preside, incluso este Consejo, es el Viceministro del área, y el Consejo se reúne cuando el Ministerio del DRI lo convoque. En otras palabras, las y los productores rurales (indígenas o no) son los grandes ausentes en los contenidos de este proyecto de DRI.

¿A quiénes beneficiaría el proyecto de DRI?

Este proyecto, así como no hace ninguna mención a la redistribución de la tierra, ni a la constitución de las unidades productivas indígena/campesinas, ni establece montos medibles para su financiamiento, tampoco hace referencia a un sistema que regule el acceso a tierra. En otras palabras, continuará el Señor “Libre” Mercado asignando más tierra a los ricos. Y es más, quienes modificaron dicho proyecto de Ley, incorporaron en reiteradas ocasiones la cláusula sacramental de: “(…) con apego a la Constitución de la República y a las leyes vigentes”. Sentenciando por anticipado cualquier posible atrevimiento de redistribución de la tierra o la liberación de indígenas y campesinos.

El actual Presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, en reiteradas ocasiones pidió, exigió, al Congreso Nacional la aprobación de dicha Ley porque “fue parte de su promesa electoral”.[3] Los partidos políticos neoliberales saben que si aprueban el DRI tienen las próximas elecciones ganadas, pero hasta ahora no se ponen de acuerdo en el Legislativo sobre a quién le toca el próximo gobierno. Los agroindustriales tampoco expresan resistencia cerrada al tan mentado proyecto de Ley DRI, algunos de ellos se frotan las manos porque quizás sea otra oportunidad para venderle al Estado sus fincas hiper envenenadas e inutilizadas por los monocultivos, a exorbitantes precios.

Coincidentemente algunas ONGs y dirigentes de algunas organizaciones campesinas urgidas de fondos de la cooperación internacional, desde mediados del 2014, se constituyeron en la plataforma impulsora para la aprobación del mentado y desconocido (para indígenas/campesinos) proyecto Ley de DRI, pero sin socializar sus contenidos. Incluso organizaron, lo que ellos denominaron, el IV Congreso Nacional de Pueblos, Organizaciones y Comunidades, en agosto del 2014 (excluyendo a organizaciones campesinas consecuentes), con la finalidad de movilizar a productores sin tierras exigiendo la aprobación inmediata de DRI.[4]

En el año que inicia, la campaña para la aprobación del proyecto de Decreto n° 4084 de Desarrollo Rural Integral congregará a políticos neoliberales, a ejecutivos de las ONGs, y a algunos dirigentes campesinos. Así, se intentará distraer, desmovilizar o embaucar a la creciente resistencia indocampesina activada en el interior del país.

Por donde se mire el proyecto de Ley de DRI, no garantiza tierras, ni unidades productivas, ni mercados, ni financiamiento para indígenas y campesinos. En el mejor de los casos, abrirá mayor oportunidad laboral para nuevos funcionarios y consultores en las nuevas entidades ministeriales.

Con los diferentes programas mencionados en dicho proyecto se dinamizará el mestizaje del área rural, como ocurrió con el soñado DRI en el Perú, en el pasado siglo. De este modo, la Guatemala oficial se habrá liberado, ante la comunidad internacional, del molestoso compromiso asumido sobre los derechos colectivos de los pueblos indígenas, porque todos los y las indígenas se asumirán como campesinos.

Circo y puestas en escena

DSC_0980 copy

Por: Pablo Rangel

Para muchas personas que siguen de cerca la repetición del juicio por genocidio contra Efraín Ríos Montt lo que pasó hoy les pareció simplemente un acto circense. La información que los medios de comunicacón daban era que Ríos Montt no se iba a presentar a la audiencia por problemas de salud (hernias en la columna vertebral). Hasta las 9 de la mañana el entendido era que el juicio no iniciaba como había sido previsto sino que iba a postergarse hasta que la salud del acusado mejorara. Para sorpresa de la mayoría de asistentes la jueza tomó una decisión tajante y citó al acusado, manifestando que incurriría en desacato de no presentarse a la Torre de Tribunales.

La escena que muchas personas esperaban era quizá menos dramática que la montada por el personal del sanatorio privado y su familia. En una camilla de hospital, completamente tumbado, cubierto hasta el rostro, reposando la cabeza en un cojín de sillón y mostrando solo la cabellera bajó de la ambulancia el otrora valiente general. Los periodistas se aglutinaron alrededor de la camilla que cual feretro avanzó hasta el elevador. Al entrar a la sala de audiencias. Se le bajó una parte de la sábana que cubría el rostro, con unos lentes oscuros que no dejan pasar luz ni por los lados, protegido de cerca por su hija Zury Ríos.

10912591_10205784986724752_706825428_o copy

La audiencia inició minutos antes de la una de la tarde. Algunos detalles del discurso de la jueza extrañaron al público. Al inicio dijo al acusado “Dios lo bendiga”. Continuó con su alocución tratando de salir al paso a las objeciones que la defensa del acusado había presentado días antes. Se detuvo específicamente en la explicación de su trabajo de investigación de tesis de maestría, el cual había sido señalado por parte de la defensa como muestra de su parcialidad. Valdez explicó exhaustivamente cómo trabajo su investigación, las metodologías que utilizó, los alcances teóricos y jurídicos que su trabajo tuvo y de igual manera, disertó sobre los avances que han existido sobre las diferentes conceptualizaciones del genocidio.

Pareciera que hizo una defensa de tesis, pues explicó la metodología, los alcances, incluso la justificación de su investigación, sin embargo, no habló de algunos datos que obviamente iban a ser usados para cuestionar su imparcialidad, como las aseveraciones acerca de las masacres y la participación del Ejército de Guatemala en ellas. Al finalizar su alocución señaló incluso versículos de la Biblia y mencionó a Jehová.

Después dio la palabra a la representante del Ministerio Público, luego a los querellantes. Después cuando habló el representante de Rios Montt dijo que la jueza, en su tesis de maestría, realizada en el año 2004, investigó específicamente sobre el delito del genocidio y además, escribió cifras de las víctimas que fueron asesinadas en decenas de masacres en diferentes lugares del país. Entre sus datos, el abogado le objetó “usted escribió” que en un alto porcentaje las masacres fueron contra población indígena a manos del Ejército de Guatemala.

Para la defensa esta fue una prueba irrefutable de su sesgo político e ideológico, pues según los abogados de Ríos, haber siquiera mencionado cifras y discutido teóricamente esta situación la convertía en enemiga personal del acusado. Estos datos “claves” (valga el sarcasmo) fueron los encontrados en una página de la tesis que el abogado defensor ni siquiera era capaz de recordar con fidelidad dejando ver la improvisación detrás del argumento.

En una de las pausas después de que el abogado de la defensa hablara la jueza y las otras dos miembros del tribunal decidieron salir a deliberar. Después de una hora aproximadamente, regresaban con una respuesta que no se esperaba, pues la determinación que había mostrado horas antes llevaba a pensar que no se echaría atrás. Sin embargo no fue así, la jueza dijo que había sido vencida dos a uno y no continuaría con el juicio.

Después de haber seguido el conato de juicio, quedan algunas dudas que si se leen con un poco de malicia dejan lugar a pensar que el acto circense fue además una puesta en escena total.

DSC_0982 copy

En primer lugar el argumento esgrimido por la defensa era, de todos los que se han presentado el menos contundente. Los datos señalados no demuestran sesgo pues los únicos dos documentos que relatan con cifras lo que sucedió en el país de 1960 a 1996 lo hacen señalando al Ejército como responsable. Estos son el informe de la Recuperación de la Memoria Histórica -REMHI- “Guatemala Nunca Más”[1](1998) realizado por la Oficina de los Derechos Humanos del Arzobispado, bajo la dirección de Monseñor Gerardi y el Informe de la Comisión del Esclarecimiento Histórico -CEH- “Memoria del Silencio”2 (1999) los cuales a partir de testimonios y otras fuentes relatan lo que sucedió en Guatemala y según estos, la responsabilidad en más de un 90% de las masacres cometidas es del Ejército, un porcentaje menor de las Patrullas de Autodefensa Civil y alrededor de un 7% de la Guerrilla.

En segundo lugar, el acusado trató de mostrar su situación de salud como demasiado grave, lo que deja ver que se trata de manejar la opinión pública para llegar a concluir en una anulación de proceso por razones humanitarias. No hay que olvidar que Augusto Pinochet, Mubarak y otros dictadores han apelado a la misma estrategia, al momento de ser juzgados misteriosamente han empeorado en salud. Obviamene la puesta en escena se hace de acuerdo a los recursos del acusado. En este caso fue en un sanatorio privado con una ambulancia y camilla. En otros, como el de Mejía Victores fue más modesto, en una silla de ruedas y llevando un cilindro de oxígeno a su lado.

Por último, el discurso de la jueza y las constantes apelaciones a una fuerza suprema y bendiciendo al acusado podrían llevar a pensar que quizá había un sesgo pero a favor de Rios Montt, pues pareciera que o la situación de salud impactó a la jueza o el recuerdo de Ríos como ministro de culto de El Verbo la hacía no verlo como un acusado más.

 

[1] http://www.odhag.org.gt/html/Default.htm

2    http://www.edualter.org/material/guatemala/segnovmemoria.htm u/acceso 5/1/2015