Archivos diarios: 14 noviembre, 2014

Barillas: finaliza el juicio injusto contra dos defensores del agua

Fotografía Quimy De León

Fotografía Quimy De León

Por: Quimy De León

Este día 14 de noviembre de 2014, se está llevando a cabo desde las 8 30 de la mañana la audiencia para dictar sentencia a Rogelio Velásquez y Saúl acusados de asesinato y feminicidio en el juzgado de Primera Instancia Penal de Huehuetenango.

Hasta el día de hoy durante el proceso penal y la fase de juicio el Ministerio Público mediante su investigación, no ha podido demostrar ni individualizar que ellos dos participaron de los hechos y delitos que se les acusa. No se pudo establecer de que manera participaron en un linchamiento donde hubo alrededor de 500 personas. Tampoco pudieron demostrar si ellos en este caso estuvieron ahí, si fueron autores o si indujeron a que ocurriera este linchamiento.

Sus abogados defensores plantearon y pidieron al juez que no se puede dictar una sentencia que los condene, sino por el contrario se les absuelva y que den en libertad ya que además en la investigación y acusación hecha por el mismo Ministerio Público existe grandes contradicciones y errores y por lo tanto poca objetividad en éste ente. En el mismo juicio se planteó que había tantas personas que no se pudo establecer la identidad de las personas que participaron en el hecho.

Si el Ministerio Público no ha podido probar durante todo el juicio que ellos participaron y realizaron los hechos en donde se les acusa de haber cometido algún delito, entonces debieran quedar en libertad.

A la espera

En el año 2012 el municipio de Barillas trascendió públicamente, sus comunidades mayoritariamente indígenas habían logrado contener de manera pacífica y democrática la construcción de una serie de hidroeléctricas en su territorio, el proyecto Qambalam I de la empresa española Hidralia a través de su empresa Hidro Santa Cruz desato una de las más grandes estrategias de criminalización en contra de aquellas personas que se oponen al proyecto.

Dos años después, cuatro procesos en tribunales enfrentaron varios comunitarios de Barillas, tres de estos en tribunales en Guatemala, otro en Huehuetenango, un comunitario asesinado el 1 de mayo 2012, 26 ordenes de captura que siguen aún vigentes, más de 10 líderes  fueron encarcelados arbitrariamente en 2012, dos de ellos Saúl y Rogelio fueron re perseguidos y encarcelados nuevamente en 2013, detrás estarían los intereses de la empresa española.

En Huehuetenango un juez está definiendo el futuro de si a los dos defensores del agua; Saúl y Rogelio les otorgar su libertad o si les condena a pesar de que el Ministerio Público no pudo demostrar con pruebas que ellos participaron de los delitos de los que se les acusa.

La  detención todo un operativo

La detención fue realizada cuando ingresaban a Torre de tribunales de la Corte Suprema de Justicia CSJ, por agentes Agentes de la Unidad de Capturas de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC), vestidos de particular, sin identificación ni chaleco, cuando iban en compañía de su abogado Carlos Surqué Chinchilla. Llevaban una orden de aprehensión firmada por Luis Fernando Pérez Zamora Juez de Primera Instancia Penal de Santa Eulalia, Huehuetenango, de fecha 30 de mayo de 2013. Aparentemente de nuevo les acusan de hechos ocurridos en el año 2011.

Fueron trasladados a la dirección general de la Policía en el barrio Gerona y ahí fotografiados, estas fotografías fueron publicadas por los medios de comunicación de inmediato, lo cual viola el artículo 13 constitucional pues ellos no han fueron previamente indagados por juzgado competente. Después fueron trasladados al Juzgado de Primera Instancia Penal Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Turno, sótano uno, Torre de Tribunales en Guatemala.

Horas más tarde se ordenó su traslado a la cárcel de Huehuetenango ahí fueron recluidos y guardan prisión, de su detención en 2013 a octubre 2014 alcanzaron más de 410 días presos.

Fotografía Quimy De León

Fotografía Quimy De León

Casualidades o causalidades

Los dos líderes comunitarios detenidos, son quienes se han pronunciado y manifestado legítimamente en contra de las arbitrariedades y agresiones realizadas por la empresa Ecoener Hidralia Energía/Hidro Santa Cruz S.A. y el Estado previo a su detención y lo que vivieron ellos y sus familias cuando estuvieron detenidos arbitrariamente, fueron ellos y sus esposas quienes no aceptaron las presiones, chantajes y amenazas de la empresa que les ofrecían a cambio de su libertad.

En Barillas, las comunidades organizadas, fundamentalmente las mujeres sostienen un plantón pacífico “Nuevo Amanecer” en el lugar denominado Poza Verde, a escasos metros del lugar en donde pretende instalarse la empresa española, dos años de resistencia pacífica cumplieron en abril.

Más información del caso de los presos políticos de Barillas en: Santa Cruz Barillas sigue de pie

Pareciera ser que estas detenciones son un intento por profundizar la criminalización de la protesta social y de defensores de derechos humanos y deslegitimar sus luchas. Pareciera que este hecho es un mal síntoma que evidencia el mal más grande, la imposición por la fuerza de una empresa que no es aceptada por la población.

Anuncios