Santa Eulalia: población en riesgo por empresa hidroeléctrica

16299_604681646316345_6102831575907252915_n

Por Nelton Rivera, comunicadores comunitarios y Lorenzo Mateo, Radio Snub Jolom Konob’.

Este miércoles 27 de agosto nuevamente se perdió la tranquilidad de las comunidades cercanas al río Ib´al, especialmente entre los municipios de Santa Eulalia y Barillas en Huehuetenango. La alarma corrió nuevamente cuando la población en la comunidad  de San Agustín se dio cuenta de la llegada de dos picop que se dirigían rumbo a la Finca San Luis donde se pretende instalar el proyecto hidroeléctrico Hidro San Luis propiedad de la empresa Cinco M Sociedad Anónima. Esta hidroeléctrica se interconectaría con la línea de las subestaciones de San Juan Ixcoy y Barillas.[1]

A las diez de la mañana llegaron quince personas afirmó un comunitario, siete de éstas fuertemente armadas. La presencia de un grupo armado causó alarma ya que el ambiente de violencia y represión que vive el país y comunidades completas mantiene atemorizada a la población.

“Hace meses las comunidades le dijeron al empresario que no se quiere que trabajen en la hidroeléctrica en esa finca…” 

El grupo de hombres cruzó el río a pie, con ellos llevaban carga. Cuando los vehículos regresaron solo con 8 de ellos que eran trabajadores y de la región,  la gente les detuvo para preguntarles por qué su presencia en el lugar: ¿Por qué estaban ahí? ¿Por qué de las armas? ¿A dónde iban? y ¿que estaban haciendo? Fueron varias de las preguntas hechas por la población.

Los otros 7 hombres quedaron más arriba. Con los que bajaron se dialogó, fueron las autoridades comunitarias quienes intervinieron para lograr de forma pacífica el retiro del personal de la hidroeléctrica y firmaron un acta. Y así lo hicieron los trabajadores, a excepción del grupo armado, quienes en dos ocasiones dispararon contra la población, afortunadamente nadie quedó herido. Los disparos se escuchaban en todas las direcciones.

Hidro San Luis detrás de otra agresión

Según testigos uno de los conductores dijo no saber a donde iba, que a el solo lo contrataron como fletero en Barillas. El otro conductor transportaba a las 15 personas dijo saber que iban hacia este lugar.

La alerta de las comunidades corrió rápidamente y comunidades cercanas se movilizaron para apoyar a la población frente a la presencia de un grupo armado en el territorio.

Uno de los pilotos dio el número telefónico de uno de los coordinadores del grupo de nombre Raymundo Gaspar Raymundo. Las autoridades comunitarias lograron conversar con el vía telefónica, varios minutos después los 8 trabajadores se retiraron del sector sanos y salvos.

Desde la una de la tarde las autoridades comunitarias habían logrado resolver parte del problema, primero convencer a los trabajadores para que regresaran al rio Ib’al y se retiraran pacíficamente del lugar y segundo que la población por el impacto de los disparos con armas de fuego mantuviera la calma.

Un segundo momento de tensión

Las 7 personas armadas se encontraban dentro del monte, continuaron disparando contra la población, poco les importó que los demás trabajadores decidieran retirarse del lugar, a las dos de la tarde se presume se refugiaron cerca de una de las comunidades que se conoce como Ocho Pilares.

Otros comunitarios llegaron al río para apoyar a la población y la salida de los trabajadores, mientras tanto cientos de comunitarios se movilizaron a las cuatro de la tarde hacia el río para garantizar la seguridad de la población, por los disparos que realizaba el grupo armado de la empresa. Finalmente las comunidades pacíficamente realizaron un acta para garantizar el retiro de los ocho trabajadores y los dos conductores que llegaron al territorio, la mayoría del personal de Hidro San Luis proceden de la comunidad Yulconop de Barillas.

“Ellos firmaron un acta donde se comprometen a no volver a la Finca San Luis, además argumentaron que ellos fueron engañados, no sabían que iban para la hidroeléctrica.”

Un personaje que aparece

Víctor López Pascual Concejal de la Municipalidad de Santa Eulalia, aparece constantemente ante medios de comunicación corporativos en la ciudad de Guatemala, de un momento a otro fácilmente se encuentra en Santa Eulalia y al otro momento está dando conferencias de prensa, participa en programas de radio, televisión o asiste a la Procuraduría de los Derechos Humanos para acusar a su propio pueblo.

Se asume “representante” de trece comunidades, apoya abiertamente a la empresa Hidro San Luis y públicamente desconoce el liderazgo comunitario del Gobierno Plurinacional.[2]

Lo curioso del caso es que este señor Víctor López según fuentes comunitarias, mientras sucedía esta agresión en las comunidades, se encontraba acompañado de otra persona más, el señor Javier Mateo. Ambos fuertemente armados, López portaba dos armas de fuego y el otro también estaba armado. Estos dos realizaron amenazas en contra la población. “si ustedes son del movimiento social aquí  se quedan muertos” fue una de las frases que lanzó Víctor López contra varios vecinos al cruzarse en su camino en una de las comunidades este miércoles.

Uno de los trabajadores de la empresa confirmó a la gente que a los ocho trabajadores los contrató el empresario Iván Ovalle Altuve, y que los otros siete que formaban el grupo armado habían contratados por Víctor López.

La versión de los medios corporativos

Nos llama la atención como Prensa Libre acusa y criminaliza a líderes comunitarios,  en su cuenta de Twitter anuncio a las 4 de la tarde: “Retienen a cuatro personas en comunidad San Agustín…”[3]

Luego PL amplia la información en su versión digital responsabilizando directamente al Gobierno Plurinacional de la Nación Q’anjob’al, Chuj, Akateka, Poptí y Mestiza: “… a las 10 horas las cuatro personas fueron retenidas por gente de un grupo autodenominado Gobierno Plurinacional, quienes los emboscaron.”[4]

No es la primera vez que quien elabora la nota en PL lo hace sin reconocer su autoría, “…otros trabajadores de la finca estaban huyendo por las montañas.”[5], obvia mencionar que esas mismas personas que se encuentran en el área de la finca forman parte del grupo armado contratado por la empresa y disparaban por doquier.

Frente a esta desinformación uno de los comunitarios entrevistados manifestó: “queremos rechazar y desmentir la versión que los medios de comunicación están dando sobre lo ocurrido en San Agustín, la población no está actuando con violencia, todo lo está haciendo pacíficamente, los trabajadores se retiraron sin ningún daño, de igual manera sus vehículos.”[6]

[1] Comisión Nacional de Energía Eléctrica CNEE. Cédula de Notificación. 15 de abril 2013.

[2] Prensa Libre. Desconocen a dirigente de Santa Eulalia. Guatemala 21 de junio 2014.

[3] Prensa Libre (@prensa_libre) (Retienen a cuatro personas en comunidad San Agustín), entre Santa Eulalia y Barillas, Huehuetenango. 27 de agosto 2014, 16:25 pm. Tweet.

[4] Prensa Libre. Liberan a personas retenidas entre Santa Eulalia y Barillas. 27 de agosto 2014.

[5] Ibídem.

[6] Entrevista realizada a comunitario. Santa Eulalia. 27 de agosto 2014.

Anuncios

Acerca de comunitariapress

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas. Nuestras herramientas son la palabra, el sonido y la imagen, con ellas difundimos nuestras ideas y a la vez aportamos en la denuncia, la difusión, las posturas de la población organizada frente a la agresión capitalista y patriarcal y el modelo que se trata de imponer en nuestro país. Prensa Comunitaria es un grupo interdisciplinario que trabaja la investigación, documentación, archivo, análisis y comunicación alternativa, cuenta con corresponsales, colaboradores y colaboradoras en distintas regiones del país. Acompañamos y documentamos luchas y resistencias de los pueblos, comunidades y colectivos en defensa de la tierra, territorio, memoria histórica, derechos humanos, feminismo, cultura y pueblos originarios.

Publicado el 27 agosto, 2014 en Guatemala y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. julio rolando santiz gutierrez

    adelante compañeros con la resistencia pacifica, para que respeten su territorio y sus decisiones, así como el convenio 169.o.i.t, estos grupos armados tienen que ser investigados y penalizados, para que los dejen vivir en paz

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: