Archivos Mensuales: abril 2014

Congreso de Estudios Mesoamericanos

El tiempo del Despojo

Poder y territorio

Adolfo Gilly*

En la base de la vida moderna actúa de manera incansablemente repetida un mecanismo que subordina sistemáticamente la lógica del valor de uso, el sentido espontáneo de la vida concreta, del trabajo y el disfrute humanos, de la producción y el consumo de los bienes terrenales, a la lógica abstracta del valor como sustancia ciega e indiferente a toda concreción, y sólo necesitada de validarse con un margen de ganancia en calidad de valor de cambio. Es la realidad implacable de la enajenación, de la sumisión del reino de la voluntad humana a la hegemonía de la voluntad puramente cósica del mundo de las mercancías habitadas por el valor económico capitalista.

Bolívar Echeverría, Valor de uso y utopía, Siglo XXI, México, 1998, p. 63.

 

* Presentado en el Foro El Poder Hoy, Cátedra Alain Touraine, Universidad Iberoamericana, México, Puebla de los Ángeles, 9-11 octubre 2013, en el panel “El Estado, la erosión de la territorialidad del poder y los movimientos sociales”. Este escrito retoma partes y argumentos del ensayo de Adolfo Gilly y Rhina Roux: “El despojo de los cuatro elementos: capitales, tecnologías y mundos de la vida”, publicado en Eduardo Basualdo y Enrique Arceo (comps.), Los condicionantes de la crisis en América Latina, Clacso, Buenos Aires, 2009. Su título es un eco lejano de André Malraux, El tiempo del desprecio (1935). Agradezco a Rhina Roux la autorización correspondiente.

Lea y descargue el documento completo de Adolfo Gilly quien formara parte del Congreso de Estudios Mesoamericanos en Guatemala del 5 al 8 de mayo.

 

 

flyer CEM

 

Descargue las bases sobre el Congreso de Estudios Mesoamericanos 

Descargue el programa el Congreso de Estudios Mesoamericanos 

Anuncios

“Dinámicas del despojo y resistencia en Guatemala” llega a Santa Eulalia

Santa E 2

Por Nelton Rivera –Prensa Comunitaria.

Más de 355 kilómetros son necesarios recorrer desde el kilómetro 0 en la capital de Guatemala para llegar hasta el municipio de Santa Eulalia en Huehuetenango, son como ocho horas de camino.

La carretera Interamericana CA-1 es la que nos lleva hasta este lugar, para ello se pasa entre otros poblados por San Lucas Sacatepéquez, Chimaltenango después empezamos a conducirnos hacia el altiplano para disfrutar de las montañas, esas montañas que son las mejores compañeras de camino. Unas horas después llegamos a la cabecera departamental de Huehuetenango como punto intermedio, finalmente subiremos la Sierra de los Cuchumatanes y luego conducirnos a uno de sus puntos más altos en territorio Q´anjob´al: Santa Eulalia.

Santa Eulalia es conocida por sus habitantes como Jolom Konob’ significa “Cabeza de Pueblo”, así llama el pueblo maya Q’anjob’al a su municipio, uno de los diez que forman parte del territorio norte de Huehuetenango.  El frío y la neblina normalmente son intensos desde el ascenso de la Sierra, luego se sigue la ruta para pasar por Paquix, Todos Santos, a veces es imposible ver centímetro alguno de las piedras de Capt’zin, luego San  Juan Ixcoy y San Pedro Soloma durante 3 horas de camino hasta llegar.

Compartir e intercambiar ideas

La presentación del libro “Dinámicas del despojo y resistencia en Guatemala“  fue realizada el día miércoles 16 de abril,  en el salón de la Escuela Parroquial “Santa Eulalia”, es en esta escuela en donde Daniel Pedro Mateo realizaría parte de sus estudios y es en este lugar en donde el Gobierno Plurinacional Q´anjob´al, Chuj, Akateco, Popti y mestizo decidieron realizar las actividades conmemorativas a un año del asesinato de Daniel “Maya”, como lo llaman con cariño y respeto en toda la región.

“Daniel nos enseñó a luchar y vamos a seguir luchando, 365 días después de la muerte de Daniel nuestras naciones ya trascendieron en su lucha. Hoy ya nos denominamos naciones, como antiguamente se denominaban nuestros pueblos. Daniel fue uno de los impulsores de esta iniciativa de constituirnos como naciones. Daniel siempre soñó que nuestros pueblos tuvieran sus propias autoridades, y hoy nos denominamos como gobierno Plurinacional. Hoy nos vamos a reunir para trascender más…” Rigoberto Juárez.

La voz de Rigoberto no solo se escuchó en el salón, también fue transmitida por la Radio comunitaria Snub Jolom Konob’ “La voz de la cabeza del pueblo”, la radio se encargó de transmitir en vivo la presentación del libro, también estuvieron presentes las autoridades y representantes de las naciones Q’anjob’al, Chuj, Akateko, Poptí y mestizo que forman parte del Gobierno Plurinacional, cada una y uno de ellos tomo la palabra.

En el salón parroquial desde las 8 de la mañana varias marimbas hicieron escuchar sus sones: “Alma Norteña”, “Maderas de mi tierra” y “Pixan Konob”. Para quienes aún no conocen Santa Eulalia tiene una larga tradición de músicos, en su parque central hay un monumento a la marimba, porque Santa Eulalia se considera como la cuna en donde nació está.

El libro “Dinámicas del despojo y la resistencia en Guatemala” se dedicó a Daniel Pedro Mateo y fue entregado como un homenaje a su familia, Reina luchadora social y su compañera de vida recibió el libro, sus hijas Magdalena, Victoria, Patricia Daniela y Ana Lucinda la acompañaron en esta actividad de homenaje a la vida y lucha de su padre.

La actividad central fue un foro en el que tuvimos la oportunidad como equipo de investigación “Colibrí Zurdo” y Prensa Comunitaria para socializar la experiencia del trabajo, en la mesa principal que compartimos junto a las autoridades del gobierno Plurinacional y varios artistas quienes el 7 de abril realizaron una serie de pinturas en homenaje a Daniel “Maya”.

Pudimos conversar brevemente sobre los tres casos contenidos dentro de esta investigación: San Juan Sacatepéquez y las Doce comunidades maya Kaqchikel, El Valle del Polochic y las comunidades maya Q’eqchí y Barillas y las comunidades maya Q’anjob’al y mestizas en defensa del territorio.

Luego llegó el momento de cada representante del gobierno Plurinacional, hombres y mujeres de varias naciones quienes tomaron la palabra y se dirigieron a unas trescientas personas que se encontraban en el salón y varios miles más quienes nos escucharon a través de la Radio comunitaria, la Radio Snub Jolom Konob.

“Ésta es una oportunidad para seguir profundizando sobre la realidad que viven nuestros pueblos, todos aquí estamos convencidos que lo que está pasando ahora no son políticas gubernamentales solamente, estamos enfrentando una nueva colonización, es un nuevo despojo como el que vivimos desde hace más de 500 años. Vimos la necesidad de articularnos de acuerdo a nuestras formas de organización ancestral de acuerdo a nuestra libre determinación, estamos recuperando la hermandad entre nosotros como pueblos.” Francisco Mateo Morales. 

Al finalizar, en la escuela nos esperaba el recado de trigo con pollo, tamalitos de maíz y café, mientras el frío continuó cayendo sobre el municipio, la neblina este día se hizo sentir desde el amanecer hasta anochecer.

Ésta fue la cuarta presentación del libro, iniciamos en San Juan Sacatepéquez, Cobán Alta Verapaz, en la ciudad de Guatemala y en Santa Eulalia, aún nos queda camino por recorrer, la palabra para nosotras y nosotros tiene peso, tiene valor, la palabra hablada, la palabra escrita, todas esas palabras hechas testimonios que decenas de personas nos han confiado para que se haga eco de lo que viven, éste es el eco que tratamos de hacer.

Cada visita nos permite retroalimentar, comprender y fortalecer nuestros vínculos con las raíces de los pueblos y de las personas, con su historia y realidad, llevamos con nosotros las preocupaciones, rabias, esperanzas y sus sonrisas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La extinción de los elementos naturales y los pueblos indígenas del mundo

A propósito del último

Congreso Mesoamericano de Áreas Protegidas

Por Isabel Solís maya Kiché

San José, Costa Rica, 21 de marzo de 2014

“Estamos viendo a los parques como fábricas de desarrollo”

Ministro de Ambiente de Panamá[1]

“Inspirados por parques sin gentes, ahora gente para los parques”       

 Ministro de Ambiente de Honduras[2]

 “Estamos equivocados, tenemos que dejar el pensamiento colonial”

Ministro de Ambiente de Nicaragua[3]

 “No hay expansión de frontera agrícola, lo que hay es el uso de fertilizantes”

Ministro de Ambiente de Costa Rica[4]

El día 21 de marzo culminó en la ciudad de San José, Costa Rica, el IV Congreso Mesoamericano sobre Áreas Protegidas. Dicho congreso lo promovió la organización ambiental global más grande y antigua del mundo, la IUCN. Según la IUCN, estos congresos se crearon como espacio de información, análisis y toma de decisiones políticas sobre el tema de la conservación, las áreas y los parques protegidos. Desde 1948 –año en que se fundó la IUCN– hasta la fecha, el paradigma dominante en materia de conservación ha sido el de Estados Unidos, que básicamente consiste en parques sin personas, y que ha venido a causar múltiples males a las poblaciones originarias y pueblos indígenas del mundo, sobre todo trayendo despojo, criminalización, persecución y represión.

Durante el congreso se escucharon múltiples voces, pero faltaron las de la gente  que ha tenido que sufrir e incluso sacrificar su vida por la creación de los famosos parques. Un ejemplo de esto es el caso de las comunidades de Chisec, Alta Verapaz, que hace aproximadamente 8 años sufrían amenazas de desalojo porque sus tierras están declaradas parque natural y patrimonio del estado. Así el caso de Livingston, Izabal, donde las comunidades recuerdan la vida de los pesqueros que fueron asesinados por el señor Mario Dary, quien en ese entonces dirigía el CECON (Centro de Estudios para la Conservación, perteneciente a la Universidad de San Carlos de Guatemala, USAC). Posteriormente, las comunidades de Livingston fueron desalojadas en nombre del parque y de las áreas protegidas.

Y el más reciente, el desalojo que sufrió la comunidad Monte Verde ubicada en el Sarstoon, también en Livingston, declarada área protegida en el 2005. En esta última, CONAP (Consejo Nacional de Áreas Protegidas), FUNDAECO (Fundación para el Ecodesarrollo) y la organización “Amantes de la tierra”, acusaron injustamente a la comunidad que estaban cortando mangle, por lo que iniciaron un proceso judicial que llevó a la cárcel a tres líderes, para después desalojar a la comunidad. Un  mes después del desalojo, en la misma área protegida se instaló la Compañía Petrolera del Atlántico, para la extracción de hidrocarburos. Y así como éstos, podemos seguir mencionando muchos ejemplos en otras regiones del país.

Algo similar ha pasado con otros hermanos y hermanas de Mesoamérica. ¿Por qué ha pasado esto? Precisamente porque las áreas verdes –ricas en biodiversidad pero también en riquezas minerales– se encuentran ubicadas en territorios indígenas, pero las ONGs ambientalistas globales y los Estados supuestamente nacionales, han creado leyes desde una perspectiva economicista cuyo afán es el lucro y el garantizar recursos para un sistema incesante de acumulación, al mismo tiempo que han invisibilizado a las comunidades que han cuidado los bosques y selvas por miles de años, y que se empeñan en criminalizar las economías naturales de las poblaciones indígenas. Recordemos que, desde el punto de vista de los pueblos indígenas, la declaratoria de áreas protegidas no es sino otro mecanismo más para despojarlos de las tierras junto con su riqueza.

Durante el congreso, los ministros de ambiente de los países de Mesoamérica, en su mayoría reconocieron lo equivocados que han estado en la aplicación del modelo de áreas protegidas, siguiendo el modelo norteamericano, reconociendo claramente el daño que los estados le han hecho a los elementos naturales por medio de las declaratorias de áreas protegidas en territorios indígenas –como ha sido el caso guatemalteco–, así como la deuda que tienen con las comunidades y pueblos indígenas, llegando al extremo de poner en riesgo la vida humana y de la naturaleza.

No quedaron atrás las ONGs, quienes se encargaron de implementar las leyes de áreas protegidas desconociendo la existencia de las comunidades, y entraron a hacerse los dueños y señores de las áreas verdes, y en algunos casos le llamaron co-manejo, pero fue sólo un discurso, porque cada acción que hicieron fue acompañada de un profundo racismo, donde las comunidades solamente pasan a ser figuras para la foto, pero no sujetos que toman decisiones, y en el mejor de los casos, se les titula  una partecita de la tierra pero sin tener chance de usufructar los montes y las selvas que han ocupado y administrado tradicionalmente por miles de años, derechos que reconoce la constitución política de la Republica y el convenio 169 de la OIT.

Lo novedoso de este congreso fue reconocer a través del discurso público, el aporte de las comunidades y de los pueblos indígenas,  sustentado por estudios realizados por diversos investigadores que muestran claramente cómo la biodiversidad que existe coincide con que son territorios de pueblos indígenas. Además hay que reconocer el esfuerzo que han hecho organizaciones y ONGs indígenas que han buscado un espacio dentro de la IUCN para llevar los planteamientos concretos y propuestas de las áreas protegidas. Sin embargo, el reconocimiento de que las áreas protegidas están en territorios indígenas no significa que se ha cambiado la visión mercantilista con la que han trabajado desde siempre, sino que se analiza como ésta se pueda aprovechar de la mejor manera evitando conflictos.  El único país que se notó cierto cambio de visión a través de su ministro de ambiente es el de Nicaragua, en cuyo discurso retomó conceptos de pueblos indígenas.

Este congreso fue para prepararse frente al Congreso Mundial de Áreas Protegidas que se celebrará en noviembre del presente año, en Sidney, Australia. ¡Ojala que el tema de áreas Protegidas no siga el rumbo del extractivismo! Darse cuenta ahora, implica cambiar de modelo sobre la base del reconocimiento de los pueblos indígenas y su derecho a territorio. Sólo así podría reducirse el exterminio de la naturaleza y contribuir enormemente a no aumentar el calentamiento global.

¡Respeto a la madre tierra! ¡Respeto a los territorios de los Pueblos Indígenas! ¡No al exterminio de la naturaleza! ¡No a las empresas extractivas! ¿Otra conservación es posible?

 [1] Discurso del Ministro de Ambiente de Panamá,  mesa redonda 20 de marzo  2014, San José Costa Rica

[2]Discurso del Ministro de Ambiente de Honduras,  mesa redonda  20 de marzo  2014, San José Costa Rica

[3]Discurso del Ministro de Ambiente de Nicaragua,  mesa redonda 20 de marzo  2014, San José Costa Rica

[4]Discurso del Ministro de Ambiente de Costa Rica,  mesa redonda 20 de marzo 2014, San José Costa Rica

LA IZQUIERDA EXISTE: ACOSTUMBRENSE.

1508103_631421866943050_4126123079251575526_n

(OJO. Esta pendiente exponer con detenimiento los elementos programaticos basicos o minimos)

Por Miguel Ángel Sandoval

Me gusto un mensajito en Facebook, puesto por un amigo de las redes sociales. Creo que con buen juicio señala un tema al que muchos le sacan el cuerpo, por razones que no alcanzo a entender, en donde ciertos temores de los viejos juegan su rol. La vieja idea y el falso debate del fin de las ideologías no tienen ya más sentido. Las ideologías existen, y la principal separación es aquella que dice que las derechas y las izquierdas no tienen mayor cosa en común. Hace apenas unos meses, en un video callejero hecho en Brasil, dos muchachos decían de manera pedagógica, “hasta el precio del frijol es político” y hay propuestas de derecha y de izquierda. Nada más claro que eso.


Además, viene o mejor, ya estamos en un tiempo de las izquierdas. Ya dio inicio en El Salvador y en Costa Rica, para hablar solo de la región centroamericana.


Por supuesto que se trata de izquierdas diversas que tienen en común la idea de mejorar las condiciones de vida de las mayorías excluidas, de los pobres con respeto a las reglas del juego existentes. Pero ojo, no todas las reglas y comportamientos. Pues todo el paquete neoliberal y los ajustes del Estado que inician con el recorte de los gastos sociales debe terminar. Se debe fortalecer el Estado y dar paso a solidas políticas públicas de contenido social. Es la manera más firme, acaso la única, para disminuir las desigualdades.


La otra vía es la de una revolución hecha y derecha pero, por ahora, no hay las condiciones que se requieren. Que probablemente haya que trabajar para crearlas, pues no me quedan muchas dudas al respecto, pero por ahora, es la política de lo posible, es el tiempo de lo posible, sin renunciar a lo que por ahora parece imposible.


Por eso me pareció exacta la idea de que la izquierda existe y que hay que acostumbrarse ella, a su existencia, a su desarrollo y sobre todo, a su apuesta de futuro, que por supuesto contempla un gobierno dirigido por ésta.


Claro que se trata de una izquierda moderna, democrática, sin esquemas, con idea clara de qué es lo posible hoy en nuestro país y que sea, lo que se denomina posible, un referente contrario a la predica neoliberal de la derecha. En pocas palabras, si los neoliberales exigen disminuir el estado y las políticas públicas de contenido social, la izquierda debe apostar y luchar por el fortalecimiento del estado y de las políticas públicas de alcance social. Esa sola diferencia es ya bastante en países como los nuestros. En esa dirección van los esfuerzos que propongo a quienes quieran impulsar de esa manera y con esos objetivos la unidad de las izquierdas sociales y políticas…

ADVERTENCIAS SOBRE LA DERECHA Y LA IZQUIERDA EN EL LENGUAJE (*)

10264650_10152387297528856_985558864_n

Foto Sergio Valdés Pedroni.

Hay algo que uno ha aprendido con el tiempo, pero que se puede aprender de otras maneras: cuando se niega la existencia de la izquierda y la derecha, la batuta la tiene la derecha. Se ha dicho –lo afirma el académico brasileño Denis de Morales– que el neoliberalismo fue derrotado políticamente en buena parte de la región hace una década, pero que en lo cultural nunca retrocedió, sino que apenas debió hacerles lugar a otros discursos a los que, no obstante, desde entonces intenta arrinconar nuevamente en la impugnación o la supresión.

Los conglomerados de medios (los medios “empresariales” de comunicación social, que se entiende) son en la actualidad el soporte de los grandes bastiones de la cultura neoliberal. (Hay que notar) cómo la derecha, (que siempre se encamina a la hegemonía cultural), usurpa palabras y consignas que provienen de las luchas en su contra, y cómo genera una “ocupación del lenguaje”. (En relación con) la usurpación de la terminología del oponente, los investigadores afirman que “nadie es dueño del lenguaje, pero las expresiones se adscriben legítimamente a tradiciones, relatos o identidades políticas determinadas”.

La derecha usurpa la terminología de la izquierda, la contrarresta a su favor y la capitaliza con su poder de comunicación hegemónica. “Cambio” es una palabra que ningún dirigente de derecha se priva de usar. Las frases cortas funcionan como esquemas mentales y permiten su uso en la vida cotidiana, ya apropiadas por parte del consumidor de discurso. (Muchas veces la derecha dice) “no es una cuestión de izquierdas o derechas, sino de sentido común”. (Pero en el fondo, en muchos casos, las cuestiones) siguen siendo de izquierda o de derecha, (aunque a veces la sociedad experimente) esa curiosa performance discursiva en la que el zorro se pone la caperuza y grita “cuidado con el zorro”.

(*) Fragmentos de Okupas del lenguaje, de Sandra Russo (Página 12, Argentina, abril 20 de 2014). Los paréntesis son de Sergio Valdés Pedroni.