La Tumba

 


Hace 34 años un 31 de enero de 1980, un grupo de hombres ymujeres indígenas maya Kiché de Uspantán y Chimel, en su mayoría campesinos y campesinas, junto a estudiantes universitarios y obreros guatemaltecos tomaron la Embajada de España.

La dictadura de la época, respondió incendiando la sede diplomática, esta es la historia del único sobreviviente de esta masacre, treinta y siete personas más fueron masacrados en el interior de la embajada, hasta el día de hoy no se ha hecho justicia y varios de los responsables materiales e intelectuales permanecen en libertad, otros fallecieron de vejez protegidos por la impunidad.

Documental dirigido por Juan Calles… 

La masacre  de la Embajada de España

… no nos ha quedado otra alternativa que permanecer en la Embajada de España como la única manera de hacer llegar nuestras denuncias a todo el pueblo de Guatemala y a los pueblos del mundo”[1]

A las once de la mañana del jueves 31 de enero de 1980, 27 personas la mayoría de ellos  indígenas y representantes de organizaciones populares de Quiché, y algunos estudiantes ingresaron de forma pacifica  en la Embajada de España.”[2]

 “…Toda esta injusticia, toda esta maldad y toda esta cobardía del Ejercito Nacional es lo que venimos a denunciar a la capital, pero también aquí fuimos perseguidos y amenazados por las fuerzas represivas. Los periódicos y las radios no querían publicar nada porque también sus trabajadores han sido amenazados de muerte por el Gobierno …por todos estos hechos no nos ha quedado otra alternativa que permanecer en la Embajada de España como la única manera de hacer llegar nuestras denuncias a todo el pueblo de Guatemala y a los pueblos del mundo. Estamos firmemente decididos a permanecer dentro de la embajada hasta que las peticiones que les hacemos a ustedes sean resueltas favorablemente.”[3]

La petición del diplomático español no fue atendida. Decenas de agentes uniformados y algunos de civil de la Policía Nacional, judiciales y miembros de Inteligencia del Ejercito, fuertemente armados, dieron inicio al asalto de la sede, infringiendo la inviolabilidad que ampara a los agentes diplomáticos y al local de su respectiva misión,[4] al hacerlo ante la clara oposición de su titular.”[5]

¿Quién es Juan Calles?

Juan Calles

 Juan Calles es un aprendiz de todo, esta siempre en proceso de aprendizaje y asombro.

¿Cuál ha sido tu experiencia como artista audiovisual?

Mi experiencia ha sido de espera y paciencia. Busco hacer trabajos 100% independientes lo que ha significado esperar para obtener los recursos para echar a andar los proyectos audiovisuales. La paciencia me ha ayudado a saber en cual es el mejor momento para rodar.

¿Cómo surge “La Tumba“ y qué aporte quisiste hacer con ella, respecto de la memoria y la historia?

Cuando estudié en la USAC existía una especie de leyenda urbana que contaba sobre la existencia de una tumba en el campus. Fue hasta el 2008 mientras documentaba el foro social de las Américas en la USAC que pregunté por que hacían una ceremonia maya en la plaza entre Económicas y Derecho.

Un vendedor me respondió que allí estaba la tumba de Gregorio Yujá y se extendió con lagrimas en los ojos contándome que el estuvo presente en el entierro que hicieron los estudiantes. Pero que en realidad ese no era el lugar correcto; que la tumba estaba en otro lugar. Allí inició la investigación y el desarrollo del documental.

Quise aniquilar la leyenda urbana y contar la verdad y dar a conocer que uno de los héroes de la Embajada de España estaba enterrado en el Campus Central de la Universidad de San Carlos  y cual era el lugar exacto de la tumba de Gregorio Yujá. Que los estudiantes conozcan esta historia y respeten el lugar en donde descansan los restos de Yujá.

Ese documental fue hecho bajo per-versa pero eso ya no existe, ahora somos iconoclasta producciones que es mas bien un colectivo de chavos y chavas que hacen cosas diferentes desde música pasando por la poesía el teatro y el audiovisual


[1] Declaración pública de las comunidades indígenas que tomaron la embajada, con fecha 31 de enero 1980.

[2] Guatemala Memoria del Silencia. Tomo VI Casos Ilustrativos Anexo I. Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico CEH. 1999.

[3] Declaración pública de fecha 31 de enero de 1980 suscrita por las comunidades campesinas  de Chajul, Nebaj, Cotzal y San Miguel Uspantán.

[4] Artículos 22, 27 y 29 del Convenio de Viena, ratificado por Guatemala el primero de octubre de 1963, sobre relaciones diplomáticas, que establece la prohibición de penetrar en sedes diplomáticas sin el consentimiento del jefe de la misión, y la obligación del Estado de proteger tanto el recinto diplomático como a sus agentes.

[5] Guatemala Memoria del Silencia. Tomo VI Casos Ilustrativos Anexo I. Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico CEH. 1999.

Publicado el 3 marzo, 2014 en Guatemala y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. impresionado de saber que la tumba de: gregorio yuja, esta actualmente en la plaza de los mártires de la usac
    recuerdo ese esos días…

    instancia de capacitación en derechos humanos de Guatemala
    i.c.dh.g.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: