Archivos diarios: 11 diciembre, 2013

“Que nuestros sueños sean más grandes que nuestros miedos”

DSC_0731

Cristina Chiquin 

Mujeres, montón de mujeres que con su voz, sus palabras y su trabajo construyen y desmoronan la mordaza del silencio que conlleva la violencia contra las mujeres.

Del 26 al 29 de noviembre diversas mujeres de organizaciones de Guatemala, Perú, Ecuador, México, Honduras, Salvador y Colombia se reunieron en el encuentro latinoamericano de Violencias contra las mujeres organizado por una organización internacional. (1) El objetivo de este encuentro era poder compartir, denunciar y crear estrategias contra la violencia, para esto fue necesario reflexionar desde una lectura sistemática de como esta afecta en la vida de las mujeres, en sus cuerpos y en sus territorios.

De esta manera podemos observar que nuestras luchas son similares pero también las opresiones que vivimos y van variando solo los operadores, es por eso que se logra visualizar la violencia como algo estructural y sistémico. En este encuentro se pudo hablar de la violencia contra la mujer desde el ámbito privado y público, al hacer el análisis encontramos que las mujeres nos enfrentamos a una gama de violencias que muchas veces no se nombran.

Luz Piedad Caceido hablo de las escalas sociales que son las que marcan una pauta de quien recibe o ejerce la violencia.

El sexo, la clase, la raza, la etnia, la edad, la orientación sexual (entre otros) son las marcas a través de las cuales se construye la escala social y se organiza a los sujetos en ella. Mientras más distante se esté del ideal de lo humano hay más riesgos de ser víctimas de la violencia. Las mujeres en tanto opuesto de lo masculino ocupan los escaños inferiores de la escala (2)

Esta violencia se expresa no solo en violencia física si no también psicológica y simbólica e identitaria en donde lo masculino responde a las expectativas que la sociedad le ha  atribuye.

DSC_0739

La discusión giró también en torno a las consecuencias que han dejado los conflictos armados en la vida de las mujeres una problemática que a nivel regional ha estado latente. La violencia sexual como arma de guerra ha sido usada en diferentes países, Caicedo afirma que

Mientras más se publicite la violencia sexual más demostración de poderío se estará haciendo. Mientras más accesos sexuales se logren sobre las mujeres de una comunidad sin que se adviertan como violentos más claro será que los actores armados controlan la vida de esa comunidad. Por eso los pos conflictos sieguen siendo tiempos de victimización sexual para las mujeres. La única arma que no se entrega una vez firmada la paz es la que puede violar a una mujer. (3)

En el caso de Guatemala, Maya Alvarado de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas, comento el caso de esclavitud sexual y violencia sexual,  de 15 mujeres Q’eqchi’ de Zepur Zarco (4), de esta manera también se resalto la importancia de haber logrado en el caso de Genocidio los testimonios  de 10 mujeres Ixiles  que hablaron sobre la  Violencia Sexual sufrida a manos del ejército de Guatemala en los años de 1983 y 1982. El continuum de la violencia se ve reflejado en los feminicidios de los cuales  son las mismas poblaciones que vivieron la guerra las que siguen  siendo víctimas, tal es el caso de las mujeres que migran, o del simple hecho de que las condiciones de vida siguen siendo precarias especialmente para las mujeres.

DSC_0982

“Tenemos un sistema que es Feminicida” remarcaba Diana Damián, quien habló sobre la violencia que viven las mujeres migrantes y como son víctimas de violencia sexual, explotación y trata de personas.

Por otro lado la lucha por la defensa del territorio actualmente genera dinámicas de violencia que son el resultado de las mismas estrategias de terror que utilizaban los estados contra la población organizada durante las guerras o contra la población civil.  Y en esta lucha la violencia contra la mujer se da de una manera sistemática ejercida por los gobiernos y empresas.

Andrea Ixchiu comentaba que la lucha contra la violencia no solo  se da contra el mismo Estado si no dentro de las mismas organizaciones ya que como dijimos la violencia es estructural y sistémica lo que hace que las relaciones cotidianas entre la población organizada se den actitudes que violentan a las mujeres. Por esto es necesario -resaltaba Andrea – generar dinámicas de cuestionamientos de nuestras organizaciones  y de manera permanente una  búsqueda de alianzas que permitan poder contribuir a cambiar las dinámicas de poder que se pueden dar dentro de los movimientos. Dijo que era importante volver a la comunidad, el volver a tener la identidad comunitaria que se ha perdido, y esto como algo fundamental en la lucha por el territorio.

Durante  el encuentro se reflexionó sobre la situación que se vive a nivel regional  y de qué manera se está enfrentando la problemática de la violencia contra las mujeres.

En el caso de los países latinoamericanos encontramos que a nivel regional las trasnacionales que están impulsando megaproyectos tales como minería, hidroeléctricas, la palma africana han generando dinámicas de terror en las comunidades en donde se les persigue por defender el territorio, se les criminaliza o se les asesina.

DSC_0955

El control militar que nunca ha cesado sigue siendo hoy una amenaza constante a las poblaciones este control se traduce en una sociedad que constantemente  controla los cuerpos, la vida y los territorios. El colonialismo que aún se expresa en nuestro accionar también es parte de la violencia, lo que se percibe en el racismos internalizado, contra las otras.

Si bien se reconoce que la violencia nos atraviesa de una manera sistemática y de manera estructural también se visualiza las luchas que se lleva contra esta, el generar análisis constante de donde viene y quien la ejerce nos lleva a poder  revisar el accionar que estamos haciendo.

El poder identificar la violencia contra la mujer no solo desde el ámbito privado amoroso, si no entender que es un problema estructural que tiene que ver como hemos sido estructuradas y estructurados,  y como el sistema  genera dinámicas de poder que nos vulneran y que nos dan privilegios inexistentes pero que muchas veces se hace uso de ellos para generer violencia contra otras. También se resalto el poder recuperar el territorio cuerpo , recuperar el control de la sexualidad de las mujeres es una lucha que ha sido siempre permanente pero que no hay que olvidar

Durante la jornada también se pudo resaltar la lucha que se llevan y lo que se quiere, poder identificar las alianzas, buscar mecanismos de protección para las defensoras de Derechos humanos, identificar y analizar las herramientas que usamos como lo es el litigio estratégico en los casos de violencia específicamente en la sexual, generar estrategias mediáticas  que permitan no re victimizar si no mostrar la lucha y resistencia de las mujeres.

El poder generar nuevas formas de expresión y lucha como lo es el teatro como una herramienta que sirva para las mujeres sobrevivientes de violencia pero también que sirva para la sensibilización.

Fueron muchos los temas y problemáticas abordadas en el encuentro, pero sobre todo fueron tantos testimonios de vida y lucha. Queda el infinito para seguir trabajando.

DSC_0025

Y es que en este caminar también es necesario hacer una pausa, y reír, descansar, cantar, sentir, porque  si bien el sistema ha querido inmovilizar a las mujeres, ha querido callar,  este no lo ha logrado, ya que la rebeldía ha estado permanente una rebeldía que se refleja en el seguir de pie caminando, en el de seguir sonriendo, en el de seguir denunciando.

Fue así como en este encuentro que estuvo lleno de historias, también hubo momentos para el encuentro personal y colectivo que permitió generar solidaridad, hermandad, compañerismo y sobre todo dejo impregnada la fuerza y vida de las mujeres.

DSC_0779

Y es que nuestros sueños siempre deberán ser más grandes que nuestros miedos….Porque no podrán contra esta lucha , contra la sangre que vibra en nuestro corazón.


1. Consejería en Proyectos. PCS.

2. Apuntes para una reflexión sobre la violencia contra las mujeres, Luz Piedad Caceido

3. Apuntes para una reflexión sobre la violencia contra las mujeres, Luz Piedad Caceido

 4. Durante el conflicto armado interno la zona fue resguardada por el ejército a petición de los propietarios, y fue así como las tropas se asentaron en las fincas, formando un circuito de destacamentos que funcionaban como centros de tortura y exterminio. En la zona, el destacamento de Sepur Zarco funcionó como centro de recreación y descanso de la tropa. Por esa razón, entre  1982  y 1986/Alianza Rompiendo el Silencio.

Anuncios

Norte de Huehuetenango: Relato de la caminata hacia el río Ib´al

Por: Ib´al

Desde las 3 de la mañana del día 9 de diciembre, los pueblos Q´anjob´al, Chuj, Akateko y mestizo nos empezamos a movilizar. Por veredas, caminos tradicionales, carreteras, unos a pie, otros en vehículos de diferentes tipos. Los pueblos estamos cansados pero tenemos muchas fuerzas colectivas que nos hacen movernos, organizarnos y sabemos que es una manera de expresarnos de manera pacífica. Lo hemos intentado todo, ahora queremos hacer resistencia pacífica como en otros lugares del país.

09 dic 2013 dos

La gente se movilizó en vehículos desde sus comunidades.

Nos concentramos pacíficamente en las orillas del río Ib´al que divide el municipio de Santa Eulalia y Barillas, entrada de la empresa Cinco M que quiere construir un proyecto Hidroeléctrico en este lugar. Esto queda a unas tres horas y media a pie donde la empresa tiene sus equipos de maquinaria actualmente. La gente se concentró del lado de Barillas.

En la lejanía se ve la finca desde la carretera.

Para llegar al lugar hay que desviarse de la carretera nacional en la comunidad El Quetzal, del municipio de Barillas en Huehuetenango. Para eso hay que cruzar las comunidades de Wotxolin, Waanch´en, Puente Alto y San Agustín todas quedan a una hora en vehículo para llegar al lugar de entrada de la empresa.

09 dic 2013 tres copy

Un perro llamado “Libre“ también asistió junto a la gente a las orillas del río.

Desde las 9 de la mañana las orillas del río Ib´al se empezaron a llenar de hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos, ancianas y algunos perros de los pueblos, toda la gente estaba ahí para la construcción del muro en la entrada de la empresa.

09 dic 2013

La construcción de carreteras por la empresa ha provocado derrumbes y alteración del rió Ix Nam Aej que a veces se seca por los trabajos que hacen desviando el río. Éste se encuentra dentro de la finca, cuando uno camina por ahí puede fácilmente ver y con mucha tristeza cómo han destruido los bosques, desde hace varios años han talado de manera inmoderada. La madera ha sido sacada en camionadas por esta misma empresa, la gente ha sido testiga de cómo se acaba con su medio de vida, para que unos cuantos se enriquezcan.

09 dic 2013seis

Pinos que quedan a la orilla del río, poco a poco han ido destruyéndo los bosques.

El pasado no se ha ido

En el lugar donde se encuentra la maquinaria de la empresa actualmente se llama San Luis, en este lugar fue masacrada la comunidad entera en los años ochenta por el ejército de Guatemala según los vecinos y sobrevivientes.

Cabe mencionar que en la comunidad Puente Alto que se encuentra en las orillas del río Ib´al hubo una masacre, en donde el ejército asesinó a más de 300 personas, esto fue del lado este de la finca. Al lado sur se encuentra la comunidad Quiquil donde fueron masacradas 56 personas el mismo año en que ocurrió la de Puente Alto, en 1982. Las declaraciones hechas desde el Jefe del Estado Mayor nos da la idea que se quiere utilizar o se está utilizando el mismo plan desde la guerra interna  durante el gobierno del hoy condenado por genocidio Efraín Ríos Montt, acusando a la población que se organiza de terrorista, esto es bastante preocupante.

09 dic 2013 uno

¿Porqué venimos aquí?

Nos organizamos, nos movimos y venimos a las orillas del río, para mostrar nuevamente nuestras posturas, no queremos megaproyectos en nuestros territorios, queremos que se retiren las empresas, no responden al modelo de vida que queremos tener, no nos dejarán más que problemas que ya estamos teniendo porque vienen hasta aquí solo a enriquecerse. Queremos que nos dejen vivir en paz.

09 dic 2013 en la tarde

El cielo despejado con la luna iluminando el regreso de la gente a sus comunidades.

Ya iba cayéndo la tarde cuando la gente se fue de regreso a sus comunidades, antes de irse entre toda la gente construyó dos muros a la orilla del río, vale la pena decir que éste lugar no es camino. Todo se hizo de forma pacífica, esta acción es solo para que no pase más maquinaria y se siga con los trabajos de construcción de la hidroeléctrica.

09 dic 2013 muro copy

09 dic 2013 muro uno

Mandela en los extremos de América Latina

mandela

Foto: bayareaintifada.wordpress.com

 

Por Jesus González Pazos *

Suficientemente se han repetido y reiterado en estos días los cánticos y alabanzas a nivel mundial a la vida y obra de Nelson Mandela. No se pretende entonces en este escrito hacer una nueva semblanza de este, posiblemente, último gran líder popular. Al contrario, quisiéramos centrarnos en algunas consecuencias de su larga vida pero, especialmente, en los ecos e imágenes que su muerte ha provocado en el continente latinoamericano. Hacer un pequeño recorrido también por la importancia de sus ideas y el reflejo, con los avances y ausencias todavía visibles, de su lucha contra el racismo  y la segregación en esa parte del mundo.

Se han oído y se han leído desde las más sinceras alabanzas, generalmente aquellas más cercanas al sentir de los pueblos, hasta las declaraciones más hipócritas, generalmente aquellas en boca de los autonombrados líderes de la comunidad internacional. Todo el mundo, en alocada carrera, se ha visto impelido a la declaración de condolencias y de reconocimiento ante la muerte de esta humana figura. Muerte, hay que subrayar, natural y propia del proceso de la vida. Declaraciones, por contra y en muchos casos artificiosas, propias de aquellos quienes hasta hace unos pocos años ignoraban su lucha, tratan hoy todavía de invisibilizar algunos rasgos definitorios de su pensamiento político, o simplemente lo calificaban como terrorista.

Sin duda, la lucha contra el racismo, contra el apartheid, de Nelson Mandela traspasó las mismas fronteras de Sudáfrica para extenderse por todos los continentes. Hoy, esta lucha se sigue librando en tierra africana, pero también continúa presente y en sus aspectos más duros, en América Latina. Allá donde el racismo colonial se inició hace más de 500 años, hoy sigue presente pese a las aparentes independencias de hace casi dos siglos. Y esto, conjugado con el hecho de que precisamente en este continente, hoy se producen grandes avances en esa lucha por la dignidad humana que pareciera no tiene fin.

Serán dos de las múltiples declaraciones realizadas en estos agitados días las que puedan ilustrar en gran y mejor medida esto que afirmamos.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, en una evidente demostración de hipocresía política, ha afirmado que “Mandela es un símbolo de la lucha contra la segregación racial”. De una parte es necesario recordar que, desgraciadamente, Guatemala todavía hoy se podría calificar como uno de los estados-nación más racistas del mundo contra la mayoría de la población del país, de origen maya y xinca. En este país se libró durante 36 años la que algunos denominaron la última guerra maya, ya que esta población indígena fue el objetivo principal del genocidio practicado por el ejército guatemalteco. Todavía será en este año 2013 cuando se ha conseguido juzgar al ex-dictador Efraín Ríos Montt por las masacres cometidas bajo su dirección en los años 1982 y 1983. Y precisamente, en esos momentos el actual presidente guatemalteco era oficial del ejército en una de las zonas más golpeadas por la política de tierra arrasada. Sin embargo y a pesar de todas las evidencias, de todos los testimonios de los y las supervivientes, las maniobras fácticas consiguieron anular la celebración de dicho juicio y la condena emitida por genocidio. Por eso, a pesar del juicio y a pesar de los Acuerdos de Paz (1996) y su incumplimiento reiterado respecto al reconocimiento de derechos de estas poblaciones, hoy se sigue practicando el desprecio y marginación evidente contra los pueblos maya y xinca. Los poderes fácticos, así como los oligárquicos y políticos de Guatemala, hoy entregan el país al expolio de las transnacionales, violando continuamente los instrumentos internacionales de derechos humanos individuales y colectivos (Convenio 169 de la OIT y Declaración de Naciones Unidas de Derechos de los Pueblos Indígenas). Todo ello, en una clara muestra de segregación y racismo contra la mayoría de la población. Por lo tanto, las similitudes con el apartheid son más que teóricas y, por lo tanto también, las declaraciones laudatorias del presidente guatemalteco hacia Madiba no son sino un ejercicio más de cinismo político e insulto a la inteligencia.

La segunda declaración que queremos aludir para mostrar los extremos del continente respecto a la lucha emblematizada por Mandela, es la realizada por el presidente del estado plurinacional de Bolivia, Evo Morales Aima. Éste ha señalado, de forma escueta pero diáfana, que el ex-presidente sudafricano “simboliza la humanidad y la solidaridad”. Bolivia es uno de los países americanos con mayor porcentaje de población indígena, históricamente arrinconada y explotada, tanto por los 300 años de dominación española, como por los que se han dado en llamar casi 200 años de colonialismo interno. La independencia a principios del siglo XIX no supuso sino un simple cambio en las élites dominantes, pasando de las españolas a aquellas que no eran sino sus descendientes americanizados. Sin embargo, las estructuras políticas, económicas, sociales e incluso culturales se mantuvieron aferradas al racismo y discriminación extrema de las grandes mayorías indígenas. Y esto no ha empezado a cambiar sino hasta el año 2006 con la llegada al estado del actual presidente y de los movimientos sociales campesinos, de mujeres e indígenas. Es en este nuevo estado, no ya estado-nación sino estado plurinacional, donde se da la oportunidad por primera vez de hacer realidad en el continente americano el paradigma que encarnó Mandela, el paradigma de la igualdad política entre pueblos y donde sus mayorías (indígenas) puedan ejercer el poder, rompiendo con el colonialismo, el patriarcado y el racismo. Es evidente que toda esta situación, larga en siglos y en memoria, no puede revertirse en unos pocos años; es evidente, que se cometen errores y es evidente que se está aprendiendo a caminar, pero también es claro y diáfano que la lucha de Mandela, como símbolo de humanidad y solidaridad está más cerca del momento actual en Bolivia que del tiempo oscuro que todavía se da en Guatemala.

Así, el continente latinoamericano contiene, valga de redundancia, elementos centrales donde el mensaje teórico y práctico del pensamiento político de Nelson Mandela tiene todavía un largo camino por andar. Y por eso mantenemos que la muerte de este gran líder africano alumbra y abre también alamedas amplias por donde caminará el hombre y la mujer (los pueblos) libres. Al fin y al cabo, recordando  de alguna forma palabras de otro líder americano (Che Guevara), Mandela declaró en junio de 2008 que “donde quiera que haya pobreza y enfermedad, donde quiera que los seres humanos estén siendo oprimidos, hay trabajo que hacer. Después de 90 años de vida, es tiempo de que nuevas manos emprendan la tarea. Ahora está en vuestras manos”. Y en América Latina hay ya, afortunadamente, muchas manos dispuestas a continuar esta tarea.

 * Jesus González Pazos. Miembro de Mugarik Gabe y de la CODPI (Coordinación por los Derechos de los Pueblos Indígenas).